Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Benjamín Salinas mejora la "señal" de TV Azteca

En su gestión, el apalancamiento de la televisora se ha reducido para quedar en 6.6 veces al 2T17
Las acciones de TV Azteca en la BMV se han revaluado 24% desde la llegada de Benjamín a la dirección general. EL INFORMADOR/Archivo

Las acciones de TV Azteca en la BMV se han revaluado 24% desde la llegada de Benjamín a la dirección general. EL INFORMADOR/Archivo

Benjamín Salinas Sada acaba de cumplir dos años al frente de TV Azteca, periodo en que ha tenido que lidiar no sólo con una mayor competencia en la TV abierta, sino también con el auge de las nuevas plataformas que ofrecen contenidos por streaming.

Además, en ese periodo el joven abogado por la Escuela Libre de Derecho enfrentó el desafío de reestructurar la empresa en distintos niveles con el objetivo de hacerla más rentable y mejorar su salud financiera, cosas que ya consiguió.

En el primer semestre de 2016 y 2017 el flujo operativo (EBITDA) de la compañía promedió un crecimiento de 58%, mientras que en los mismos periodos de dos años antes había tenido una caída de 23%.

Para los analistas, esto refleja los beneficios de la reestructura operativa que emprendió el ejecutivo desde que tomó las riendas de la televisora, particularmente del adelgazamiento de los costos y gastos de operación.

Cuando el hijo de Ricardo Salinas Pliego asumió la dirección general de TV Azteca eliminó el pago de exclusividades a su ‘talento’, disminuyó el número telenovelas a sólo una teleserie llamada Rosario Tijeras y comenzó a rentar foros a terceros, además de generar más ingresos.

También fortaleció el contenido –con programas misceláneos–, como MasterChef y se lanzó a coproducir contenido con el fin de reducir costos. Benjamín Álvarez, analista de CI Banco, explicó que estas iniciativas se deben a que el principal reto de Salinas Sada al frente de TV Azteca está en hacer más rentable el negocio, por lo que ha acelerado el pago de la deuda para impactar de manera positiva a las finanzas del grupo.

Según datos de la empresa, su nivel de apalancamiento (medido por la razón deuda neta a EBITDA) pasó de 10.4 veces a junio de 2015 –tres meses antes de que el directivo asumiera la dirección general del grupo– a 6.6 veces al cierre del segundo trimestre de 2017 –último dato disponible.

De acuerdo con Álvarez, Salinas Sada también ha trabajado en mejorar el perfil de vencimientos y reducir la deuda en dólares del grupo.

Temas

Lee También

Comentarios