Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

Aranceles mexicanos impactarán elecciones en EU

La guerra comercial será aprovechada por Demócratas para ganar senadurías y representantes

Por: El Informador

Las manzanas importadas de Washington serán de los productos más afectados por los aranceles mexicanos. EL INFORMADOR/Archivo

Las manzanas importadas de Washington serán de los productos más afectados por los aranceles mexicanos. EL INFORMADOR/Archivo

México respondió a los aranceles impuestos por Donald Trump, al gravar mercancías que se producen en estados clave para el Partido Republicano, lo que afectará a legisladores que pretenden reelegirse. Las elecciones intermedias de Estados Unidos (EU) se celebrarán el 6 de noviembre. Se renovarán 435 curules de la Cámara de Representantes y 35 de los 100 lugares en el Senado.

El Partido Republicano de Donald Trump tiene la mayoría en la cámara de Senadores y de Representantes. Sin embargo, seis de cada 10 estadounidenses desaprueban la gestión de Trump y con las recientes derrotas republicanas en las elecciones legislativas especiales en Alabama y en el Distrito 18  de Pensilvania, así como victorias por márgenes mínimos en estados donde ganaban con facilidad como Arizona, Utah, Georgia, Carolina del Sur, Montana y Kansas, ponen en peligro el control presidencial en el Congreso.

Arturo Santa Cruz, director del Centro de Estudios sobre América del Norte de la Universidad de Guadajara, coincidió en que los aranceles de México van con dedicatoria especial a estados republicanos. “Esta intención de influir tiene que ver con un contexto más amplio del Tratado del Libre Comercio, esto es para ganar puntos en las negociaciones al defender nuestros intereses”.

En algunos distritos, los candidatos demócratas ya capitalizan en sus campañas la guerra arancelaria iniciada por el presidente, culpando a sus rivales republicanos de permitir prácticas proteccionistas que afectan a los productores.

Por ejemplo, las manzanas recibirán un impuesto de 20%. La mayoría del fruto es producido en Washington, donde las ventas a México ascienden a unos 250 millones de dólares anuales, 10% del valor del mercado. Ahí se pretende reelegir Cathy McMorris, la mujer republicana de más alto rango en el Congreso y buscan retener el lugar que dejará Dave Reichter, también republicano, que anunció su retiro.

Para el whisky bourbón, producido en Tennessee, se aplicarán aranceles de 25%. En ese estado los republicanos pretenden conservar el asiento de Bob Corker, quien no buscará la reelección.

Mientras que el impuesto de 20% a la carne de cerdo lastimará especialmente a Iowa y Colorado. La demócrata Abby Finkenauer tiene oportunidad de ganar el Distrito 1 de Iowa al republicano Rod Blum. Mientras que en Colorado, está en peligro la victoria republicana en el Distrito 6.

En California, se verán afectados los productores de queso, con 20% de gravamen. Esto podría tener un impacto negativo en los comicios de noviembre para el republicano Jeff Denham, que busca reelegirse en el Distrito 10.

Otros estados clave para los republicanos que también serán golpeados por los aranceles son Indiana (acero) de donde es el vicepresidente Mike Pence; Kentucky (whisky), del presidente del senado Mitch McConnell -donde no hay elecciones para el Senado este año-; Wisconsin (arándanos); Utah (cerdo); Mississippi (acero); Michigan y Pennsilvania (manzana).

Productos estratégicos
El 6 de junio, la Secretaría de Economía (SE) publicó en el Diario Oficial de la Federación la lista definitiva de productos estadounidenses gravados como respuesta a los aranceles impuestos al aluminio y el acero mexicano. Destacan quesos, arándanos, manzanas, carne de cerdo, whisky, uvas y acero. Según cálculos de la SE, los aranceles dejarán a México 650 millones de dólares anuales en recaudación.

Será limitado el efecto 

Al considerar que la industria podría absorber los incrementos a los precios, economistas pronosticaron un efecto limitado de la guerra arancelaria en los precios al consumidor. Señalaron que, si bien habrá incrementos, no viene un escenario apocalíptico para la economía mexicana.

Alejandro Rodríguez Magaña, secretario académico de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana, señaló que hay alternativas para no subir los precios como alcanzar una eficiencia en costos de otra índole y sustituir al producto importado.

“México ya anunció que podría estar buscando otros lados para sustituir esas importaciones de Estados Unidos como puede ser el caso de Europa que tiene dentro de sus ventajas competitivas producir este tipo de productos con un bajo costo a lo que podría ofrecer Estados Unidos”.

Ignacio Román Morales, académico de la Escuela de Negocios del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, explicó que el impacto de los aranceles en la inflación se podría diluir entre los miles de componentes que tienen los índices nacionales de precios al consumidor y al productor.

“Lo que habría que preguntarse es cuál es el porcentaje de consumo que tienen los mexicanos de estos productos. Si con el incremento que hemos tenido de las gasolinas nos están manejando una inflación decreciente, con mucha mayor razón el impacto tendría que ser marginal en el caso de los productos de acero”.

Ambos expertos consideraron que la situación es una importante oportunidad para fortalecer el mercado interno y suplir varios de los productos de importación por productos mexicanos. Para ello deben existir políticas públicas que impulsen a la industria mexicana y no dejarlo todo a la merced del libre mercado.

TELÓN DE FONDO

Sin TLCAN, el gran perdedor será EU

Cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) también tendría efectos negativos para la economía de Estados Unidos (EU). Pérdida de empleo, de poder adquisitivo, de competitividad y aumento de la inflación son sólo algunos de los efectos que enfrentaría el vecino del Norte.

Un estudio elaborado por Trade Partnership Worldwide estima que costaría 50 mil millones de dólares (MMDD) anualmente a EU salirse. Esta cifra es superior al presupuesto anual del Departamento de Seguridad Nacional, que equivale a 42.4 mil MDD.

El análisis toma en cuenta dos escenarios. En ambos el costo de importar o exportar en EU aumentaría, mientras que el intercambio comercial entre Canadá y México permanece libre de impuestos.

El gran ganador si desaparece el acuerdo comercial sería China. A corto y mediano plazo, la cancelación del TLCAN provocaría un crecimiento entre 0.07% y 0.16% en su producto interno bruto (PIB) adicional a la tasa anual de 6.8 por ciento.

Además, en los primeros cinco años se impulsaría la creación de entre 1.7 y dos millones de empleos en aquel país. Cantidad cercana a los que perdería Estados Unidos en el mismo periodo.

Temas

Lee También

Comentarios