Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Agosto 2018

Se lastimaron... ¡Aunque usted no lo crea!

Algunas de las lesiones más graves en la carrera de varios deportistas de élite no se dieron en la cancha, sino en situaciones inverosímiles

Por: El Informador

Jurgen Damm, de Tigres, estará dos semanas en recuperación luego de sufrir un accidente con fuegos artificiales. ESPECIAL

Jurgen Damm, de Tigres, estará dos semanas en recuperación luego de sufrir un accidente con fuegos artificiales. ESPECIAL

Jurgen Damm y Lucas Viatri deberían estar pensando en arrancar de la mejor manera el año futbolístico.

Sin embargo, ni el atacante de Tigres ni el delantero argentino del Peñarol de Uruguay tienen en mente el futbol. A cambio, piensan en recuperarse de sendos accidentes con artificios de pirotecnia.

Los accidentes no respetan jerarquías ni profesiones. Seguro hoy Tigres y Peñarol se preguntan qué tenían que estar haciendo sus jugadores conviviendo con la pólvora.

Es bien sabido que la pólvora, hacer algo que se desconoce, o bien, correr riesgos innecesarios, puede ocasionar un accidente.

Los deportistas de repente se olvidan de lo valioso que es su cuerpo como herramienta de trabajo y corren riesgos innecesarios. Otros, simplemente parecen víctimas de malas bromas del destino.

Han existido innumerables casos de deportistas que han sufrido accidentes absurdos que han puesto pausa a sus carreras; se ha perdido de Copas del Mundo, partidos importantes, Finales, han visto cómo las temporadas transcurren sin que ellos puedan tener actividad.

Deportistas de renombre a nivel internacional se han visto involucrados en accidentes, que a la distancia pueden parecer graciosos o que rayan en lo absurdo, pero que no dejan de ser anécdotas negras en las carreras de estos atletas.

• Cañizares y un perfume caro
Cuando el arquero del Valencia se disponía a ser el titular de la Selección de España para la Copa del Mundo de Corea-Japón 2002, sufrió un penoso accidente mientras se terminaba de bañar. Al cancerbero se le cayó la loción en un pie, sufriendo una fractura del dedo gordo, por lo cual se perdió el Mundial, el cual tuvo que ver televisión.

• Lucas Viatri emuló a Damm
Al igual que Jurgen Damm, el argentino, quien militara con Jaguares y actualmente es parte del Peñarol de Uruguay, fue víctima de su afición a los juegos pirotécnicos en el inicio de este año. Viatri convalece luego de que un artefacto le estallara en las manos. Las lesiones más importantes fueron en la cara, donde no se ha determinado la gravedad de las lesiones en los ojos.

• Inolvidable concierto de Clapton
Figura de los Suns de Phoenix y los Rockets de Houston, fanático de la música y la buena vida. Eso no evitó que sufriera accidentes absurdos. En la temporada 1994-95, Charles Barkley se perdió un partido por acudir a un concierto de Eric Clapton donde los productos químicos de las luces le hicieron mal en los ojos, algo ridículo.

• El disparo de Burress
En 2008, el jugador de los Giants de Nueva York y una de las estrellas de la NFL, enfrentó a cargos de posesión ilegal de armas por un incidente cuando intentaba entrar a un antro con una pistola. Allí, el jugador se disparó por accidente en su pie derecho cuando intentaba manipular el arma para descargarla. Estuvo 20 meses en prisión.

• Poderosos estornudos
Uno de los mejores beisbolistas, comprobó el poder que tiene un estornudo. En el 2004 Sammy Sosa sufrió una lesión en la espalda cuando jugaba para los Cachorros de Chicago, luego de que justo antes de un juego ante San Diego, estornudara en dos ocasiones, lo que le causó fuertes dolores en la espalda, provocando que no jugara varios encuentros.

• Vergne, víctima del “Dany”
En 2006, Daniel Osorno, jugador del Atlas, recordado por su afición a la pólvora, en una ocasión vio la posibilidad de “hacerse el chistoso” en el vestidor del Club de Chapalita, lanzó un buscapié que cayó justo en el talón del brasileño Danilo Vergne, quien sufrió una quemadura y no pudo jugar ese fin de semana.

• Palermo, muy pesado
La euforia de anotar un gol fue contraproducente para el argentino Martín Palermo, quien en 2001, jugando para el Villarreal de España, se lesionó de gravedad en el partido de Copa del Rey que su equipo disputó ante Levante, pues se le cayó un muro al que se había subido sin precaución para celebrar. Sufrió fractura de tibia y peroné.

• Vicio caro de Jordan
La máxima leyenda del basquetbol profesional de la NBA no se salvó de un accidente que lo pondría en boca de todos. En 1999, Michael Jordan se laceró un tendón de su dedo índice derecho al cortar un puro, ya que era aficionado a fumar habanos. Ahora ya retirado ha declarado que los sigue fumando... pero ya no se corta.

• Otra víctima de la pirotecnia
Jason Pierre-Paul, jugador de los Gigantes de Nueva York de la NFL, sufrió la amputación del dedo índice de su mano derecha luego de sufrir un accidente mientras intentaba encender fuegos pirotécnicos durante la celebración del 4 de julio en Florida en 2015. El caso no fue investigado, ya que no ocurrió nada a terceras personas. Jason continúa su carrera en los Giants.

• No sabe bailar en tacones
En 2011, una de las mejores tenistas que ha dado el deporte blanco sufrió un accidente en la boda de un primo, lo que evitó que disputara el abierto de Roland Garros en París en aquel año. La tenista Kim Clijsters se lesionó de gravedad en un tobillo al estar bailando, y por lo mismo, estuvo fuera de toda actividad durante seis semanas.

• Banega, atacado por su auto
Al delantero argentino Ever Banega la suerte no le sonrió. Mientras le ponía gasolina a su auto después de realizar un entrenamiento, olvidó ponerle freno de mano a su Audi R8, el cual se le fue encima y le fracturó tibia y peroné. Banega tuvo que ser operado, le pusieron clavos y estuvo fuera de toda actividad durante seis meses cuando militaba en el Valencia español.

 

Temas

Lee También

Comentarios