Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 27 de Mayo 2018

Deportes

Pasó de todo en la Serie del Caribe

Expertos comentan cuáles fueron los factores que influyeron en el fracaso de Tomateros de Culiacán en el torneo

Por: El Informador

Vergüenza. Aficionados protestaron por el pésimo desempeño de la novena mexicana usando bolsas para ocultar sus rostros. EL INFORMADOR/F. Atilano

Vergüenza. Aficionados protestaron por el pésimo desempeño de la novena mexicana usando bolsas para ocultar sus rostros. EL INFORMADOR/F. Atilano

Desde la elección de jugadores hasta la falta de acuerdos entre Benjamín Gil, la Liga Mexicana del Pacífico y sus equipos. Estos fueron algunos de los factores que fraguaron el fracaso de los Tomateros de Culiacán en la Serie del Caribe Jalisco 2018 de acuerdo a la perspectiva de los expertos consultados en torno a esta decepción beisbolera.

FACTORESJerónimo Camberos, comentarista y narrador de RadioramaSalvador Cosío, columnista de EL INFORMADORMarco Burgos, analista del Rincón BeisboleroEduardo Almada, comentarista de Megacable
¿Cómo califica la selección de peloteros?Definitivamente es una muy mala calificación porque regresamos a la historia de los ochenta y de los noventa, cuando México era el patito feo. Ya se había dado el gran paso hacia adelante y ahora retrocedemos de nuevo y perdemos todos.México se armó imperando caprichos, filias, fobias e intereses especiales. Quedó un conjunto desequilibrado, incluyendo varios jugadores sin ser los adecuados y excluyendo a muchos peloteros cuya ausencia pesó, como el caso de Sergio Romo, extrañamente vetado por el dirigente de la Liga y el mánager Benjamín Gil.Complicada. No se llamó a peloteros que tenían mucho sentido para reforzar a Tomateros o sus carencias, como Esteban Haro; el derecho tuvo el tercer promedio de bateo en contra más bajo durante el rol regular y jugó la Final con Navojoa, o el propio Alejandro González; se convocó a peloteros como Roberson o Valle, ya muy cansados.Obviamente, de basarlo en el resultado: ¡pésima! Sin embargo, lo peor es que sucedió en México, lo cual causa más dolor. Lo más importante es recordar lo que se ha hecho en años recientes, y que, sin lugar a dudas, se continuará haciendo al aprender de este tipo de resultados.
¿Cuál fue el talón de Aquiles de Tomateros?Durante la temporada de la Liga, los Tomateros fueron un equipo agresivo, que corría muy bien las bases y que no jugaba con el librito; pero también fueron un equipo al que le sacaron muchos juegos en las últimas entradas. Tomateros no se reforzó en esas áreas donde había fallas.Siendo un equipo armado con desequilibrio en todas sus líneas, hubo errores defensivos en el cuadro, faltó eficacia en los jardines, escaseó el bateo oportuno, falló el pitcheo, no respondieron los abridores y varios relevistas. Hubo severos errores en el manejo del roster y mala estrategia global del mánager y sus auxiliares.Los Tomateros fueron campeones gracias a su pitcheo, tanto abridor como de relevo, y en esta ocasión los inicialistas fallaron en ir más allá de cuatro entradas; el bullpen no funcionó y Culiacán padeció de su principal problema: fabricar carreras. En la temporada, la agresividad de Gil funcionó, pero acá no tenía con qué para repetirlo.Antes de iniciar la Serie del Caribe, destacamos que la ausencia de cualquier catcher de los Tomateros era gigantesca. La familiaridad entre la batería de cualquier juego es algo que por más de 140 años se ha considerado de lo más sagrado, sobre todo con un receptor como lo es Alí Solís, quizá número uno defensivo en México.
¿Qué responsabilidad tiene la LMP en este fracaso?Bajo esa lectura, no comprendes cómo no está Tyler Alexander entre los abridores, ponderando un problema con Rico Noel; o cómo no está en la tercera base un Agustín Murillo o en la segunda un “Manny” Rodríguez. En la Liga dejaron hacer y deshacer al mánager.La responsabilidad de armar un roster altamente competitivo recae en Omar Canizales, presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, que si bien respeta la tradición de dejar como base al campeón (Tomateros), está obligado a procurar el equilibrio en todas las líneas citando a los mejores peloteros.La LMP tiene responsabilidad en todo el escándalo que se armó alrededor de Benjamín Gil y los festejos post título guinda, sumado a la polémica con Sergio Romo en redes sociales (aún nadie aclara quién le prometió al derecho que vendría); pero sobre todo en la gestión del armado del equipo y la claridad con la que se realizó.Marginal completamente. Como tampoco puede recibir todo el crédito de cuatro coronas, tampoco hoy le podemos achacar una gran culpa. En parte se impuso la probabilidad. Jalisco 2018 es más un bache que otra cosa. Que fulano o sutano lo habría hecho mejor, es más cuestión de gustos que de disponibilidad, favoritos y/o lógica.

¿Cuál debe ser la lección de este fracaso?

 

Precisamento eso, hay que regular que cuando termine la temporada el mánager no sea plenipotenciario para que no cometa estos pecados de soberbia. Que haya un comité que permita ser autónomo en este tipo de decisiones y que elija a los mejores peloteros de la temporada.Siendo la peor actuación de un equipo mexicano en el evento, jugando en México, debe haber sensibilidad y humildad para que, después de reconocer el fracaso, deslindar responsabilidades. Hay que analizar y obtener un nuevo esquema de selección para, evitando filias y fobias, conjuntar el equipo ideal procurando tener a los mejores peloteros cubriendo todos los aspectos del juego.Cada previo a la Serie del Caribe es la misma polémica por la selección del roster, pero la enemistad que generó Gil con la afición, particularmente con la de Navojoa y Jalisco, provocó un ambiente tenso, sumado a que el Comité Organizador no hizo nada por suavizarla. Una vez terminada la temporada, los ocho equipos deben unirse.

Entender y confirmar que nuestro país va por buen camino, a pesar del contratiempo. Aunque esta vez pudiera no haber afectado, o un mínimo, urge una comunión entre los dos principales circuitos mexicanos: LMB y LMP. No pueden trabajar en discordia, celo, soberbia ni envidia. La lucha comercial y mediática es otro boleto.

Temas

Lee También

Comentarios