Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

Deportes

El anfitrión no aparece en la Serie del Caribe

México sufre su tercer revés consecutivo en el Clásico Caribeño celebrado en suelo jalisciense; Venezuela ahora fue el verdugo de la novena de Benjamín Gil

Por: El Informador

Sin suerte. Ryan Kussmaul fue uno de los relevistas de México que falló ayer ante Venezuela. EL INFORMADOR/F. Atilano

Sin suerte. Ryan Kussmaul fue uno de los relevistas de México que falló ayer ante Venezuela. EL INFORMADOR/F. Atilano

A la fiesta sólo le ha fallado el anfitrión. La Serie del Caribe Jalisco 2018 tiene todo: ambiente, respuesta de la afición, calor humano y una buena organización.

Pero México no ha llegado a Guadalajara. La versión caribeña de los Tomateros da pena. Ni rastro de aquellos que se batieron en 14 juegos con Jalisco y los Mayos, que barrieron con el favorito Mexicali; simplemente los sinaloenses no aparecen.

Si el sábado fue el bateo oportuno lo que dio al traste con el equipo nacional, ahora fue el relevo lo que falló para que Tomateros cayera 6-4 con los Caribes de Anzoátegui de Venezuela.

Aunque Benjamín Gil aseguró que dependen de derrotas de Puerto Rico y República Dominicana, la realidad es que México requiere de un favor cubano esta noche, es decir, que venzan a los dominicanos para que mañana Culiacán pueda aspirar a avanzar a Semifinales con una victoria ante la novena dominicana.

Luego de la exhibición de 20 imparables y 15 carreras de un día antes frente República Dominicana, los Caribes parecieron no llenarse de candela  y Rafael Ortega, el primer bateador de la noche, mandó la pelota al estacionamiento con un tablazo en solitario por todo el jardín derecho para darla la ventaja a los Caribes.

Tras el desaguisado Rolando Valdez recompuso y sacó limpias el resto de esa primera entrada y las dos siguientes, incluido un ponche de 24 kilates con casa llena para salvar el tercer episodio. En la baja de la segunda México empató cuando el receptor de los Charros, Gabriel Gutiérrez, mandó a tierra prometida a Jesse Castillo con un imparable.

En el cuarto rollo los venezolanos recuperaron la ventaja con hit de Domoromo para mandar a Astudillo a home, pero en la parte baja de esa entrada Tomateros empató cuando Joey Meneses abrió el turno nacional con doblete y enseguida Jesse Castillo lo mandó a la registradora con sencillo productor.

En la quinta entrada entró a relevar a Valdez el zurdo Miguel Peña, que sacó con doble matanza ese episodio, pero en la sexta alta fue castigado con un bombazo de Astudillo por todo el jardín izquierdo que puso el duelo 3-2 en favor de los Caribes.

Ahora los Tomateros no respondieron con la carrera del empate, mientras que los Caribes volvieron a timbrar en la séptima con hit productor de Niuman Romero para poner la pizarra 4-2 en favor de los sudamericanos. Ryan Kussmaul, en la novena, entró titubeante al relevo y propició un par de carreras definitivas, pues México hizo dos en la novena baja con otro cuadrangular de Chris Roberson entrando de emergente con Menese s a bordo para el 6-4.

Una cruel doble matanza con hombres en las esquinas a roletazo de Walter Ibarra terminó con el peligro y al parecer, con las esperanzas de la escuadra local.

A lo que vinieron

El Super Bowl no le hizo mella a la Serie del Caribe. Una entrada de más de 15 mil aficionados en el Estadio Charros hizo añicos las especulaciones en torno a una mala entrada debido al interés del público local por el Súper Domingo.

“Me gustan los dos juegos, pero de quedarme en mi casa a ver por televisión el americano a venir acá a un evento que quién sabe cuándo vuelva, pues no está difícil la decisión”, aseguró Miguel Ángel, quien por si las dudas llegó con su jersey de los Patriots.

Lo mismo ocurría con la invasión norteña que hay en el estadio de la Colonia Tepeyac. Josué, de Mexicali, habló por sus paisanos y los visitantes de Culiacán, Navojoa, Hermosillo, Los Mochis o Ciudad Obregón: “Ni modo que vine acá a quedarme en el hotel a ver un juego en la tele. ¡A lo que venimos, hermano!

Desolado. La soledad de la pantalla gigante del Fan Fest dejó en claro que el Super Bowl no acaparó la atención. EL INFORMADOR/F. Atilano

Serie Del Caribe

Temas

Lee También

Comentarios