Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 11 de Diciembre 2017

Choque de pesos pesados en Minnesota

Carneros y Vikingos se pelean los primeros puestos de la Conferencia Nacional
Supliendo a Sam Bradford y Teddy Bridgewater en los controles, Case Keenum ha llevado a los Vikings a los más alto de la División Norte de la Conferencia Nacional gracias a una racha de cinco triunfos. AFP

Supliendo a Sam Bradford y Teddy Bridgewater en los controles, Case Keenum ha llevado a los Vikings a los más alto de la División Norte de la Conferencia Nacional gracias a una racha de cinco triunfos. AFP

Cada año, desde 1990, al menos cuatro equipos que no jugaron en los Playoffs de la campaña anterior han asistido a la postemporada de la siguiente. El duelo en la casa de los Vikings, sede del próximo Super Bowl, presenta a dos candidatos para esa distinción.

Los Vikings (7-2) atraviesan una racha de cinco triunfos que los han posicionado con una ventaja de dos juegos en la cima del Norte de la NFC. El resurgimiento del quarterback Case Keenum, quien viene de imponer una marca personal con cuatro touchdowns en la victoria sobre Washington de la semana pasada, y la quinta mejor defensiva de la NFL son dos de los factores en la transformación de Minnesota.

Pero si se habla de transformaciones, no hay ninguna más destacada que la de Los Ángeles (7-2). De la mano del coach debutante Sean McVay y del quarterback de segundo año Jared Goff, se han convertido en la ofensiva más productiva de la NFL, apenas un año después de que esa unidad fuera la última en puntos anotados de la Liga. Esta campaña les tomó poco más de ocho juegos superar su total de puntos de todo 2016 (224).

Este choque entre dos de los cuatro equipos con mejor registro de la NFC podría tener serias implicaciones en el panorama de Playoffs, y también es la prueba más dura para ambos en mucho tiempo.

Durante su racha de cinco triunfos, Minnesota ha vencido a equipos que se combinan para un récord de 16-29, mientras que los Rams han derrotado a conjuntos con un récord combinado de 14-22 durante su marcha de cuatro victorias en fila.

Aves rapaces en noche de lunes

El duelo de mañana por la noche representa una repetición del juego de la Ronda Divisional de la postemporada pasada (Falcons 36-20 Seahawks) y a los representantes de la Conferencia Nacional en tres de los últimos cuatro Super Bowls.

Sin embargo, actualmente ni Falcons (5-4) ni Seahawks (6-3) están en la cima de sus respectivas Divisiones y mucho menos rindiendo al nivel esperado.

Después de ser la ofensiva más anotadora de 2016, Atlanta se ubica actualmente en el 15to puesto y el panorama podría empeorar ahora que su running back Devonta Freeman sufrió una conmoción y está en duda para el juego.

En Seattle las cosas no son muy diferentes. Su intimidante defensiva perdió el jueves de la Semana 10 al estelar cornerback Richard Sherman por un desgarre en el tendón de Aquiles. Además de que sus dos safeties, Kam Chancellor y Earl Thomas —los demás miembros de “The Legion of Boom”— también aquejan lesiones. Eso podría abrir una ventana de oportunidades para que el MVP reinante, Matt Ryan, eche a andar nuevamente al inconsistente ataque de Atlanta.

EL ESCENARIO
La casa del Super Bowl LII

El U.S. Bank Stadium, casa de los Vikings de Minnesota, será el escenario del Super Bowl LII, que se jugará el 4 de febrero del año próximo.

Esta es la segunda temporada de existencia del escenario vikingo, que tuvo un costo de construcción de mil 061 millones de dólares; el inmueble fue edificado en 31 meses.

JM

Temas

Lee También

Comentarios