Miércoles, 17 de Abril 2024

Clásicos tapatíos que no se olvidan

A lo largo de la historia, tanto Chivas como Atlas han protagonizado partidos vibrantes dentro del Clásico Tapatío 

Por: Andrea García

Atlas y Chivas se verán las caras el próximo sábado en el Estadio Jalisco. IMAGO7

Atlas y Chivas se verán las caras el próximo sábado en el Estadio Jalisco. IMAGO7

Iniciando la semana previa al clásico, hacemos un recuento de algunos partidos que han sobresalido en la historia de esta gran y vieja rivalidad.

La primera vez que Atlas y Chivas se enfrentaron de manera oficial fue en el año 1943, marcando el inicio de la rivalidad más añeja del futbol. Partido en el que los rojiblancos propinaron una goliza de 7-3 a los zorros, siendo el marcador, hasta la actualidad, más abultado en la historia de los Clásicos Tapatíos. 

Sin embargo, para algunos el comienzo de esta rivalidad se remonta al año 1916, un mes después de ser fundados los zorros. Otros, mencionan que fue por la época de 1917, donde la Academia humillaría al Rebaño por 18 goles a cero, pero no se tiene un registro certero que respalde esta leyenda urbana de la ciudad.

Lo que queda claro es que, al ser el clásico más viejo de la liga mexicana, a lo largo del tiempo ambas escuadras han regalado a sus respectivas aficiones partidos inolvidables que hoy en día siguen siendo recordados, por ello aquí se hace un recuento de algunos partidos más memorables en la época moderna. 

El inicio de un campeonato soñado

Ambos equipos han tenido la oportunidad de echar al otro fuera de la fase de eliminatorias de la Liga MX; primero fue Chivas en 2017 para conseguir su ansiada 12 estrella de la mano de Matías Almeyda. Los rojiblancos se midieron ante los zorros en cuartos de final; en el partido de ida que se jugó en el Estadio Jalisco, los dirigidos por el “Profe” Cruz ganaron por la mínima con penal de Matías Alustiza. 

Para el duelo de vuelta, el encargado de darle el empate en el global fue Orbelín Pineda, con esto el Guadalajara pasó a semifinales porque estaba mejor posicionado en la tabla general en el tercer lugar. Siendo en la misma campaña que Chivas salió campeón.

Por su parte, Atlas encaminado en lograr algo histórico en sus años de existencia, cerraba la fase regular del Clausura 2022 de excelente manera, e igualmente en la tercera posición, lo que provocó que su rival en cuartos de final fueran las Chivas. 

El recorrido en liguilla para obtener su bicampeonato comenzó en el Estadio Akron con una victoria a favor de los rojinegros que fue patrocinada por un doblete de Jeremy Márquez, quedando 1-2 el resultado; ya para sepultar al rebaño en esa temporada, el partido de vuelta quedó 1-1, siendo favorecedor para los chicos de Cocca con un marcador global de 3-2.

La chilena de de Pinho

Corría el año del 2004 y se jugaba la jornada 7, misma en la que Chivas y Atlas se jugaban otra edición más de esta rivalidad tan marcado. El planteamiento de los rojinegros resultó apabullante pues desde los primeros 10 minutos, la furia iba ganando con gol de Christian Valdez.

Sin embargo, eso no fue lo más impresionando de aquel duelo, puesto que Robert de Pinho quien traía de su cliente a Oswaldo Sánchez en ese entonces, anotó un golazo de chilena que es reconocido como uno de los mejores goles en la historia de los clásicos tapatíos.El partido concluyó con triunfo de la academia con 3 goles a favor por uno de Chivas

En esa misma temporada volvieron a verse las caras en cuartos de final y Atlas de nueva cuenta ganó ante el rebaño, logrando pasar a semifinales donde fueron eliminados por los Pumas. 

Invasión rojinegra a la cancha

En un capítulo más de clásicos tapatíos en liguilla, los rojinegros comandados por Tomás Boy recibieron a las Chivas en el Jalisco para definir la llave que clasificaría a uno de los dos a semifinales tras no poderse hacer daño en el partido de ida. 

Aquella tarde, los liderados por José Manuel “Chepo” de la Torre salieron inspirados, sobre todo Marco Fabián quien era el verdugo de los zorros y ese día no fue la excepción. Mandándose a hacer un hat-trick con auténticos golazos, antes de que se acabara la primera mitad, el rebaño ya lo ganaba 1-3. 

En la parte complementaria, vino Omar Bravo para sellar una goliza que será recordada por lo que trajo después de esa anotación. Para evitar que el marcador fuera más abultado, la barra denominada “la fiel” saltó a la cancha y el partido se tuvo que suspender por unos momentos hasta que se calmaran las aficiones, especialmente la rojinegra. Luego de alrededor 20 minutos, se reanudó el partido, terminando 1-4.

io

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones