Viernes, 29 de Mayo 2020

Viaje a la imaginación

La editorial SM presenta la iniciativa Tardes de Cuentacuentos, para entretener a los niños a través de la literatura

Por: El Informador

Relatos. Por medio de los cuentos, los niños desarrollan su creatividad. PIXABAY

Relatos. Por medio de los cuentos, los niños desarrollan su creatividad. PIXABAY

La editorial SM ofrece Tardes de Cuentacuentos, una iniciativa para que los niños pasen un buen rato entre historias. A través de sus canales en línea (Facebook: SM México) transmiten diariamente sesiones donde cuentacuentos relatan las peripecias retratadas en los libros. En este inicio de Tardes de Cuentacuentos tienen pensada una agenda de cuatro semanas, conforme a los tiempos que han marcado las autoridades respecto a la cuarentena.

La directora Literatura Infantil y Juvenil de SM México, Ana Echeverría, platicó sobre este proyecto: “En SM siempre hemos estado comprometidos, no solo en esta contingencia. La empresa va de la mano con la Fundación SM. Eso nos hace muy sensibles a estar cuidando todo el tiempo de nuestra comunidad”. En Fundación SM decidieron ofrecer este esparcimiento para los pequeños lectores:

“En esta contingencia pensamos en nuestros niños. Si bien en principio pareciera que son vacaciones forzosas, llega el momento en que se necesitan más cosas para mantener la mente ocupada, no solo la televisión”. Así, ofrecen algunas de sus historias “contadas por nuestros autores o por alguno de nuestros cuentacuentos que durante todo el año van a las escuelas”.

Promoción lectora 

Además de entretener a los chicos durante la cuarentena, las transmisiones tienen también el objetivo de promocionar la lectura. De esta forma sirven “para darles curiosidad por la lectura; que después quieran leer el libro en físico o digital”. Para Ana, la lectura es importante en la educación de los jóvenes, puesto que “nuestros libros, como cualquier historia, les suman a sus experiencias: allí pueden reconocer sus situaciones, cosas que han vivido o que tal vez vivirán después y que les ayudarán a resolverlas”.

Sobre los textos que han estado compartiendo, Echeverría comentó que han tenido buena respuesta en cuanto al número de espectadores en vivo, además de las reproducciones tras finalizar la transmisión en los días siguientes: “En esta primera etapa nos quisimos enfocar mucho en los pequeños: los mayores son más resilientes, saben cómo ocupar sus tiempos”. La selección de textos que se adaptan al formato de cuentacuentos pone al descubierto la vocación literaria de la editorial: “Lo que estamos tratando de hacer es reflejar la diversidad que tenemos en nuestro catálogo, con más de 400 títulos”. 

A propósito de la literatura para adolescentes, la editora recordó la colección de Gran Angular, con lecturas para jóvenes. Aunque la literatura infantil y juvenil “no solo es para niños y jóvenes, es para todas las edades. Cuando escuchamos todas estas historias nos podemos identificar de mil maneras, sin importar la edad”.

La iniciación a la lectura no tiene que esperar hasta la edad escolar, pues hay libros destinados a los bebés: “Es muy bueno empezar con la lectura desde que los niños son muy pequeños: desde hace dos años hemos empezado una colección para niños de 0 a 3 años. Es importante que empiecen a tener contacto con el libro, con los colores y las imágenes, que puedan tocarlos. Tiene un poco de todo: Cosas que se abren, que cuentan historias”.

Para la biblioteca en casa

Ana Echeverría recomienda algunos libros para comenzar una colección en casa, entre ellos los dos libros premiados en 2019:

  • “El pollo Pepe” de Nick Denchfield y Ant Parker
  • “Un abrazo de oso” de Nicholas Oldland
  •  “La viejita chiquitita chiquitita” de Vicente Leñero
  • “Toto” de M.B.Brozón
  •  “Clandestino” (premio El Barco de Vapor) de Andrés Acosta
  • “El mundo después” (premio Gran Angular) de Laetitia Thollot
  • Conviértete en escritor de minificciones

Temas

Lee También