Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Noviembre 2019

Se cierra la mirada creadora de Gilberto Aceves Navarro

Fue uno de los integrantes de la “Generación de La Ruptura” y en su legado artístico queda plasmada la energía de su trazo

Por: El Informador

En 1952, Gilberto Aceves Navarro (foto) trabajó con el artista David Alfaro Siqueiros para pintar los murales de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en Ciudad Universitaria. NOTIMEX

En 1952, Gilberto Aceves Navarro (foto) trabajó con el artista David Alfaro Siqueiros para pintar los murales de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en Ciudad Universitaria. NOTIMEX

ESPECIAL

ESPECIAL

ESPECIAL

ESPECIAL

ESPECIAL

ESPECIAL

El pintor, muralista y grabador mexicano Gilberto Aceves falleció a los 88 años de edad dejando un legado “clave” en el arte de México durante la segunda mitad del siglo XX, compartió el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL). Por su parte, la Secretaría de Cultura “lamenta el deceso del pintor, muralista, escultor y grabador mexicano Gilberto Aceves Navarro. Su labor como docente influyó en muchas generaciones de destacados artistas mexicanos”.

Aceves Navarro nació en Ciudad de México en 1931. Estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda del INBAL en 1950, bajo la dirección de Enrique Assad, Ignacio Aguirre y Carlos Orozco Romero. En 1952 trabajó como asistente de David Alfaro Siqueiros en los murales del edificio de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Desempeñó una importante labor como docente en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, ahora Facultad de Artes y Diseño de la UNAM, en la que impartió clases de 1971 hasta el 2012. Del mismo modo, desde 1998 brindaba clases de dibujo de manera independiente en su estudio en la Colonia Roma, céntrico barrio de la capital mexicana.

LEER TAMBIÉN: El pintor mexicano Gilberto Aceves fallece a los 88 años

Larga trayectoria

El pintor mexicano participó en más de 300 exposiciones en México y en el extranjero, según comparte el INBAL. En 2003, Gilberto Aceves se integró a la Academia de las Artes, mismo año en que se hizo acreedor al Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes. En 2011, recibió la Medalla Bellas Artes, máximo reconocimiento que otorga el INBAL a destacados creadores en México. Y en 2014, recibió la medalla de la UNAM, la mayor universidad de Latinoamérica, por sus 40 años de servicios académicos.

Entre sus obras más reconocidas destacan “Poema floral”, mural al óleo pintado en 1968 para el Pabellón de México, en la Hemisfair de San Antonio, Texas. También la obra “Yo canto a Vietnam”, realizada en 1970 para el Pabellón de México, en la Feria Mundial de Osaka, Japón; “Canto triste por Biafra”, políptico al óleo de cinco piezas del Museo de Arte Moderno, del INBAL, pintado en 1979.

“Su obra es parte de importantes colecciones públicas en el país, entre ellas las del Museo de Arte Moderno, en el que recientemente se exhibieron tres obras como parte de la exposición ‘Colección Abierta. Galaxias’; en el Museo Nacional de la Estampa y Museo de Arte Carrillo Gil, todos recintos del INBAL”, indicó el comunicado.

Aceves realizó en 2009 una gran exposición retrospectiva en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

El artista que prendió fuego a su obra

En 1968 Gilberto Aceves, con otros artistas, fundaron el Salón Independiente (SI) como una protesta en respuesta a la convocatoria para la Exposición Solar, la cual había sido organizada por el INBA para mostrar lo mejor del arte contemporáneo en el país, como parte de las actividades culturales en el marco de las XIX Olimpiadas, y que incluía lo que partidarios del SI denominaban intereses nacionalistas y exclusivos para artistas santificados por las escuelas de arte y las instituciones oficiales en México.

Este gesto fue considerado un parteaguas en la historia del arte en México, por lo cual los artistas que en él participaron fueron considerados integrantes del movimiento de “La Ruptura” o “Generación de La Ruptura”, junto con Carlos Mérida, Rufino Tamayo, Günther Gerzo y Mathias Goeritz, entre otros; a través de sus exposiciones la agrupación llegó a considerar que podrían llegar a “revolucionar los sistemas oficiales que trabajaban para sofocar las libertades creativas”, por lo cual “pidieron abiertamente al INBA que reconsiderara su enfoque nacionalista, jerárquico y anticuado de la exposición”, comparte la especialista en arte moderno y contemporáneo, Arden Decker.

Aunque Aceves no se consideró parte de este u otro movimiento en particular y, en cambio, afirmó que su camino siempre fue el de la rebeldía, es inevitable recordar el gesto profundamente simbólico que llevaría a cabo durante la exposición de 1970 en el marco del Salón Independiente, influido por su crítica a la censura en los medios de comunicación y a la creciente cultura de consumo.

En aquel momento, debido a las limitaciones financieras, pero también gracias a las donaciones de materiales que recibieron, la exposición fue creada en el momento, con cartón y papel periódico, y en su inauguración, Gilberto Aceves prendió fuego a su propia obra en protesta por la censura imperante.

Homenaje en Bellas Artes

En reconocimiento a su trayectoria, la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura informaron que lo despedirán en el Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana con un homenaje hoy martes de 12:00 a 15:00 horas, a petición de uno de los hijos del artista plástico, quien está viajando desde Estados Unidos.

LEER TAMBIÉN: La COFIEJ otorga 18 millones de pesos a 10 filmes


 

Temas

Lee También

Comentarios