Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Julio 2018

De paseo por el paisaje patrimonial

Los resultados del Premio Anual de Conservación y Restauración de Fincas de Valor Patrimonial serán dados a conocer este viernes; conoce algunos de los inmuebles concursantes

Por: El Informador

00:05:07

Hace 15 años —en su primera edición— comenzaron declarando desierto el concurso; este 2018 hay 45 fincas participando… ¿De qué hablamos? Del Premio Anual de Conservación y Restauración de Fincas de Valor Patrimonial, el cual dará a conocer a los ganadores de su 15ª edición este viernes 2 de marzo.

Este evento es organizado por el Ayuntamiento de Guadalajara, a través de su Dirección de Obras Públicas, y busca conservar la identidad tapatía a través de su arquitectura patrimonial.

En entrevista, Úrsula Barreda, jefa de departamento de la Dirección de Proyectos del Espacio Público, ofrece detalles de galardón, al tiempo que da a este medio un tour por algunas de las edificaciones en concurso: “En este certamen premiamos las labores de conservación, el hecho de mantener una finca: la pintura de su fachada en buen estado, la banqueta arreglada… También tenemos muchos candidatos que rehabilitan las fincas y las convierten en espacios nuevamente habitables”.

¿Quiénes participan?

Todo el perímetro de protección de zonas patrimoniales en Guadalajara: “desde Belisario Domínguez, en el oriente, hasta en el poniente por la Glorieta de la Minerva; y desde La Normal hasta Washington. Éstos son los básicos, pero también tenemos el perímetro de protección de Jardines del Bosque, Chapalita, Oblatos, San Andrés, y otros barrios tradicionales como Huentitán, Mezquitán…”, explica la experta.  

¿Cómo se eligen a los ganadores?

La mecánica para seleccionar a los premiados es a través de “un equipo técnico de expertos en la materia, éste delibera al ver a todos los candidatos y hace una propuesta a los regidores de la comisión del Centro Histórico; ellos revisan y suben la aprobación al cabildo, quienes toman la decisión final”, indica Úrsula. Agrega que “se valora un poco de todo; por ejemplo, que las fincas estén impecables o si fueron restauradas, que se recuperen las dimensiones originales de sus instalaciones, como las ventanas”.

• Dos fincas de la Escuela Tapatía  

En la calle General San Martín de la Colonia Americana se encuentran dos casas “representativas de la escuela tapatía, las dos son del arquitecto Pedro Castellanos”, indica Úrsula. Una es la Casa Martínez Negrete de 1935 —en la foto— y la otra, carente de nombre, pertenece a una asociación religiosa.

Ambas han participado desde la edición pasada, en la que “quedaron con Mención Destacada. Están clasificadas dentro de la catalogación del patrimonio como artísticas relevantes; éstas son del año 1900 en adelante”.  

Algunas de las características de la escuela tapatía es que “tienen un regionalismo, destaca la carpintería de las puertas y ventanas; manejan el corte de la arquitectura de las colonias, donde hay un área de servidumbre, esto es más por datación que por la propia arquitectura; pero si se conoce la obra de Castellanos, se denotan sus características mencionadas fácilmente; incluso, el azulejo alrededor de la puerta principal”.  

• Fincas habitacionales

Si bien un gran número de fincas patrimoniales son actualmente oficinas, existen aún las habitacionales, como la que se encuentra en avenida La Paz, la cual “se conserva como finca habitacional desde su construcción, es uno de los mayores méritos de ésta. También es de Castellanos, probablemente de otra época a las anteriores pues no posee características regionalistas”.

En ésta, “podemos ver el manejo de las tejas  verdes, un clásico ejercicio que usaban en la arquitectura; al igual que las ventanas con formas de diferentes tipos geométricos y con arco, en lugar de cuadradas”.  

• Segunda finca habitacional

En la avenida Francisco Javier Gamboa se encuentra otra finca habitacional, clasificada como “artística ambiental, así están clasificadas la mayoría”, es posterior a 1900 y el arquitecto no destaca ni tiene características significativas a las construcciones de la época, “es de las que había muchas, pero, aun así, al unirlas entre ellas y con las artísticas relevantes, nos da un paisaje patrimonial, por lo que, aunque se vean modestas y pequeñas, para la arquitectura de la ciudad es importante”.  

• Finca de las Colonias Higiénicas  

En la avenida Vallarta se encuentra un claro ejemplo de casas habitaciones en su origen, pero que actualmente no fungen como tal: Casa Tritschler. “En este caso es una empresa socialmente responsable y se destaca por el cuidado, mantenimiento y conservación. Ésta tiene un corte más clásico, no es de la escuela tapatía; destaca por ser parte de las colonias higiénicas, que estuvieron de moda; la finca fue construía en medio del predio y alrededor con espacio abierto, para que circulara el aire… Es de principios del siglo pasado, como en los 20”.

SABER MÁS
Premios

Para esta edición, “los premios económicos son: 70 mil 300 pesos, el primer lugar; 40 mil 300 pesos, el segundo; y el tercero, 30 mil 300 pesos”, comenta Úrsula. Además, cada uno es acreedor a un descuento del 100% del predial durante cinco años. Igualmente, a otros participantes que no quedaron en los tres primeros lugares se les otorga descuentos desde el 60% en el predial. 

Temas

Lee También

Comentarios