Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 18 de Septiembre 2019

Caesar Ferreira, ciudadano del mundo

Este viajero colombiano está a pocos pasos de obtener un par de Récord Guinness al ser la persona más joven en visitar todos los países del planeta, así como ser el primer latino en lograrlo

Por: Enrique Esparza

Ciudad del Cabo. Caesar Ferreira en la cima que da esta impresionante vista sudafricana. CORTESÍA / C. Ferreira

Ciudad del Cabo. Caesar Ferreira en la cima que da esta impresionante vista sudafricana. CORTESÍA / C. Ferreira

El colombiano de 27 años, Caesar Ferreira, está buscando dos Récord Guinness, el primero es el de ser la persona más joven en visitar todos los países del mundo y luego, en ser el primer latino en realizar tal hazaña. Según cuenta en entrevista, de las 194 naciones que tiene el planeta ha estado ya en 193, solo le falta Corea del Norte y en las próximas semanas emprenderá ese viaje.

Este proyecto de vida de Caesar tiene siete años aproximadamente, sin embargo, desde siempre ha sido un viajero. “Mi familia tiene una empresa de confecciones y básicamente desde pequeñito estuve viajando, así que desde bebé me la pasaba en el avión. Los años muy de infancia estuve en Colombia, a los 12 años me fui a estudiar a Estados Unidos, luego me fui a Europa y también estuve en Argentina viviendo un tiempo, ya he estado (radicando) en más de 12 países, también he estado viviendo en Alemania, pero ya luego me fui a trabajar a Vietnam y a China; desde chiquito me criaron con el chip de viajar”. Ahora es ciudadano del mundo, no radica en ningún lado en realidad.

La idea de lograr un récord de documentar todo lo que ha viajado le vino en una charla con un amigo. Investigó en los Récord Guinness y le dijeron que la persona más joven hasta ahora en visitar el mundo es un danés de 28 años, “y no hay ningún latino registrado que haya estado en todos los países del mundo, entonces, yo sería el primero. Ellos (los de la institución) me mandaron un formato donde tengo que numerar todos los países, adjuntar fotografías y videos, ya tengo 10 pasaportes usados, pero estos no son la única evidencia que ellos piden, porque hay muchos países que para ingresar no te sellan, además tengo que reportar en cuál hotel me quedé y la aerolínea, también tengo que poner la referencia de dos personas que haya conocido en cada nación”.

Un enamorado. Aquí, en la provincia de Sichuan, China. CORTESÍA / C. Ferreira

Todos estos datos que le piden a Caesar, es porque la institución tiene un plazo de seis meses para realizar sus investigaciones y que no queden dudas de que él está cumpliendo con lo establecido para lograr el récord. “Me falta (visitar) Corea del Norte, me voy en septiembre, ya busqué el patrocinador, es una de las pocas agencias en el mundo que ofrecen tours a este país y son sólo por cuatro días y apenas termine mi viaje, mandaría todo (la información a Récord Guinness) y yo creo que a finales de este año o principios (del 2020) me estarían dando los dos Récord Guinness)”.

Ser viajero del mundo tiene sus beneficios y a partir de esta experiencia, Caesar ahora tiene un programa de televisión que se estrenará próximamente, se llamará “El mundo por Caesar Ferreira”. “He estado grabando episodios en varias partes del mundo y ahora estoy en la parte creativa de la edición. Y voy a lanzar también un libro con tips de cómo emprender por medio de las redes sociales, cómo viajar económico, además de historias y anécdotas que me han pasado de mis viajes por el mundo, por ejemplo, que he estado secuestrado en Kenia, que me he enfermado del estómago y que me han prohibido el ingreso a ciertos países, me ha pasado de todo”, dice.

A raíz de estas travesías, también Caesar se ha convertido en influencer y embajador de varias marcas, comparte que al menos desde hace tres años, sus viajes por los cinco continentes han sido patrocinados. De hecho, también es el mejor amigo colombiano de Paris Hilton, con quien aún mantiene contacto, la ha visto al menos tres veces.

“Mi labor y lo que yo quiero resaltar es la imagen de los latinos ante el mundo, porque se nos ha dañado la percepción que otras personas tienen de nosotros a nivel internacional, quiero demostrar que somos personas que viajamos, que tenemos cultura y que podemos hacer historia, que lo que nos proponemos lo podemos cumplir. Somos gente luchadora y gente alegre”.

Hong Kong. El colombiano en su travesía por Asia. CORTESÍA / C. Ferreira

Los contrastes de vida

Viajar es una experiencia inolvidable, pero también es una experiencia llena de claroscuros. Hay países a los que regresa una y otra vez Caesar, como Inglaterra, por ejemplo, o lugares que lo han maravillado, pero también está la parte abrumadora, donde la pobreza y las ideologías de ciertas culturas lo han puesto a reflexionar sobre lo afortunado que es al vivir en libertad plena. “Hay países a los que fui una vez y ya no volvería, como Etiopia, India, Egipto o Somalia, es interesante ver las realidades de las personas, pero tienes que estar preparado mentalmente para ir”, relata que en estas naciones no sólo se asoma la pobreza, también la discriminación y violencia sexual para con las mujeres.

Con esta exposición que ahora tiene Caesar, también quiere contribuir de manera social, abanderando causas importantes, “algo que he aprendido con lo que estoy haciendo es servir de ejemplo social, utilizar esta influencia que tengo en los medios, para contribuir en algo positivo”. Estuvo apoyando una campaña contra el secuestro, mandando mensajes positivos a los familiares de los secuestrados y los secuestradores, también colabora con una fundación que apoya a niños que pasaron o están luchando en contra del cáncer.

El mundo se hace más pequeño

Caesar se ha dado cuenta con sus viajes que el mundo no es tan grande como se piensa, al principio le costaba mucho trabajo despedirse de las personas que conocía en los distintos países porque pensaba que no los volvería a ver, sin embargo, el estrechar lazos ha hecho que esos amigos que hizo, se los encuentre de nuevo, entonces el mundo se vuelve más cercano y no tan abismal como en un inicio.

“Ya no siento al mundo tan grande. He aprendido a saber que por más diferentes que son las culturas y que la gente piensa diferente por la religión y sus creencias, todos somos iguales por el hecho de ser seres humanos. Entonces, hay ciertas necesidades básicas que todos tenemos, reacciones que todos compartimos de la misma manera y es como muy gracioso que todos las vivimos de la misma forma, así que no importa lo lejanos, o las culturas tan radicales que sean, son muchas las enseñanzas las que he aprendido”.

El lenguaje en ese sentido no ha sido una barrera para Caesar, sabe cinco idiomas: español, inglés, japonés, chino y un poco de alemán. “Pero hay ciertos lugares a los que yo llego donde no hablan ninguno de estos idiomas y lo que yo hago por lo menos es el lenguaje de señas porque ahí uno se hace entender, porque las mismas necesidades que yo tengo, las tiene la otra persona”. Caesar no descarta que después de cumplir su récord, proponerse otros o bajarle el ritmo a sus viajes para tener más tiempo para él, su pareja y su familia, pero de lo que sí está seguro es que no dejará de viajar.

Sigue el rumbo de este ciudadano del mundo a través de su Instagram @caesarferreira.

Tapatío

Temas

Lee También

Comentarios