Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 16 de Diciembre 2018

Brota de nuevo El Venero

Olga Valencia, Javier Serrano están a pocos meses de abrir su nuevo teatro independiente
 

Por: El Informador

El recinto continúa con sus trabajos de acondicionamiento. ESPECIAL

El recinto continúa con sus trabajos de acondicionamiento. ESPECIAL

Ana Romo dice que en cuanto abres la puerta de esta casa en la calle Reforma se siente la energía de un teatro hecho y derecho. Sus tres compañeros lo celebran: hay mucho por hacer, pero el optimismo está por los cielos. Y dentro de dos meses, si todo sale bien, los integrantes de la asociación civil El Venero abrirán un nuevo teatro independiente para la ciudad, a un lado de la Preparatoria Jalisco, listo para revivir la tradición del célebre foro del mismo nombre en los años 90.

El Venero nuevo estará en Reforma 508, casi en la esquina con González Ortega. Dentro de la finca todo está en obras todavía, pero Olga Valencia, Javier Serrano, Nataly Villegas y Ana Romo calculan que en marzo comenzarán a recibir actividades formales.

Han trabajado juntos durante un año en reconstruir esa vieja finca de dos plantas. Poco a poco, la antigua casa del Centro va teniendo cara de teatro, un foro independiente que funcionará con el equipamiento teatral más completo posible. Javier Serrano se emociona al enumerar lo que falta porque ya saben cuándo van a instalarlo: la cabina estará a unos metros del escenario, el paso de gato permitirá trabajar con iluminación profesional para el espacio, ya se acerca el momento de reparar la instalación eléctrica de la finca: “Esto es nuestro proceso de montaje más importante”.

El regreso a un espacio propio

Los cuatro reseñan que la decisión fue tomada en 2015, luego de que Valencia y Serrano impulsaron con estudiantes y egresados de la licenciatura en teatro de la UdeG el montaje “Hércules vs los escarabajos peloteros”. El impulso clave fue el fondo Industrias Creativas de la Secretaría de Cultura.
“Yo me quedé muy malacostumbrada a tener mi espacio”, dice Valencia, “para montar las cosas como Dios manda, para tomarte los tiempos que se requieren para hacer las cosas bien. Cuando dependes de otro espacio, sobre todo uno institucional, donde los trabajadores se tienen que ir a descansar y te cobran horas extras, es espantoso, porque trabajas contrarreloj”. 

El Venero podría resolver ésa y varias otras complicaciones al grupo, y los dos docentes comparten el entusiasmo de las jóvenes colaboradoras que presumen que hay expectativa. “Nos gustaría impulsar un circuito de centros culturales independientes, que gente de la ciudad y el país venga aquí”. Como sea, el grupo tiene claro que el espacio estará consagrado tanto al trabajo propio como a colaborar con otros teatreros de la ciudad, y algo central: “Lo más importante es darle al público espectáculos de calidad”, resume Olga Valencia. “Vamos a poner ese criterio por delante: tratar bien al público, para que regrese al teatro”.

La casa de Gregorio Dávila

Para el teatro de Guadalajara, decir El Venero es evocar una de las épocas más activas del teatro independiente, antes de la apertura de foros hoy tan activos como Periplo o El Embarcadero.

El famoso foro de Olga Valencia y Javier Serrano, con el mismo nombre de su asociación civil, funcionó de noviembre de 1992 a marzo de 2001. Fue sede de exposiciones, talleres, recitales y teatro de muchas clases.

Esto último fue una de las claves de la finca de Gregorio Dávila 76 para que se ganara un sitio en la escena local, opina, a la distancia, Javier Serrano: “Había permanencia, la gente ya sabía que iba a encontrar algo que ver”.

Temas

Lee También

Comentarios