Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 17 de Septiembre 2019

Arte desde el reciclaje

Una convocatoria busca transformar los empaques y envolturas de comida instantánea en algo creativo

Por: Jorge Pérez

Arte desde el reciclaje

Arte desde el reciclaje

Desde 2014, la empresa de comida instantánea Maruchan lanza anualmente su convocatoria para convertir las envolturas y empaques de sus productos en arte. 

Con el nombre de Maruchan Sopart, esta iniciativa busca despertar en la gente la creatividad, con una treintena de premios y la posibilidad de exponer las obras en un museo en la ciudad de México.

Miguel Ángel Ruiz, director de mercadotecnia de la empresa conocida por sus sopas, platicó vía telefónica de este proyecto: “La idea surge en el 2014, con el primer evento Maruchan Sopart. Surge con la intención de apoyar y promover el talento artístico de la gente, principalmente de los jóvenes.

Además de que Maruchan pudiese contribuir con algo de responsabilidad social en este tema. Y por otro lado, aunque sea en menor escala, contribuir al tema del reciclaje: todas las obras se tienen que hacer con el empaque de las sopas”.

Ya con cinco ediciones en su haber, la respuesta de la gente ha sido positiva en estos cinco años: “Hemos recibido cerca de dos mil obras que han participado en el concurso. También hemos descubierto que hay un gran talento, personas con una gran capacidad para transformar algo que se convertiría en basura y hacerlo toda una obra de arte. Nos hamos acercado a los ganadores a jurados que son profesionales en la escultura, que han participado y ayudado a la gente a ser mejores, les dan consejos para que vean que su obra no queda olvidada. Ellos tienen la oportunidad de estar en exhibición en lugares tan importantes como el Museo de Arte Popular en la Ciudad de México”.

En cuanto a la calidad de las obras, Miguel Ángel comentó: “Nos da mucho gusto que la gente tiene grandes ideas. Los ‘sopartistas’, como los llamamos, tiene una gran creatividad para transformar los elementos. Les dan vida, juegan con texturas, con colores, con las formas… Solo podemos premiar a treinta: cada año ha crecido la calidad. No se ha desbordado en cantidades, pero la calidad sí es superior”.

La convocatoria está abierta para el público en general, sin límite de edad y sin necesidad de ser profesionales en el arte. De la respuesta del público, el representante de la empresa agregó: “Donde se ha concentrado más la respuesta es entre 20 y 30 años. Pero ha habido ganadores de 52 años, por ejemplo, con una obra excelente. Ha habido menores de edad, también. Hay un poco de todo, hasta ahora. 

La idea del certamen es se incluyente, no excluir a nadie. Muchas veces la gente tiene el talento y no sabe cómo comunicarlo”.

La gente puede registrarse en el sitio www.sopart.maruchan.com.mx: La convocatoria está abierta desde julio y cerrará a finales de septiembre. “Tienen que subir fotografías en línea, con esas fotos el jurado selecciona cien finalistas. A ellos se les pide que envíen físicamente la obra. Ya con las piezas físicamente presentes el jurado elige a las 30 obras ganadoras”. Los ganadores reciben un estímulo económico, una estatuilla de reconocimiento y la posibilidad de tener en exhibición la obra en el Museo de Arte Popular: “Que para muchos se vuelve lo más importante”.

Estímulo a la creatividad

Todos los 30 seleccionados reciben un premio económico. El primer se lleva un monto de 50 mil pesos; del segundo al quinto lugar 25 mil pesos; del sexto al décimo 10 mil pesos, mientras que los restantes ganan 5 mil pesos. El Museo de Arte Popular, que alberga las exposiciones de Sopart, se ubica en la Ciudad de México, con actividades que divulgan todo tipo de arte popular mexicano desde 2006.

Temáticamente, la convocatoria está abierta a cualquier propuesta, pues los requisitos son los materiales. El tamaño también lo eligen los artistas, ya que se pueden unir empaques. 

“Hemos decidido obras grandes en cuanto a dimensión: una obra que medía más de dos metros, incluso para transportarla es más complejo. Hay obras del tamaño de un vaso de sopa. Es muy interesante cómo alguien puede moldear algo en un vaso”.

En las ediciones que han tenido ya hay participantes recurrentes: “Consideramos que ha sido gente muy creativa, muy artística, que se conectó con el certamen y han encontrado que su obra tenga difusión”. El año pasado la obra ganadora fue “Lo que no puedes ver”, de Pedro Eduardo Vega Gutiérrez, originario de Oaxaca. 

Miguel Ángel comentó dicha pieza, que retrata a una persona en situación de calle. “Es una obra con paciencia y creatividad, cómo hizo el cabello, la cara, toda la vestimenta del indigente. Esto lo llevó a ser el primer lugar para el jurado”. 

En la misma página web mencionada se pueden consultar los ganadores por año, para que los artistas que quieran participar por primera vez se den una idea de lo que se puede hacer con los materiales propuestos y la intervención artística.

Tapatío

Temas

Lee También

Comentarios