Lunes, 27 de Enero 2020
Tecnología | La función de la comida es nutrir al cuerpo para dotarlo de energía y vitalidad

Se refugian en la comida por amor

Hay personas que la utilizan como un refugio para llenar espacios, a falta de amor y felicidad

Por: SUN

CIUDAD DE MEXICO.- La función de la comida es nutrir al cuerpo para dotarlo de energía y vitalidad. Sin embargo, hay personas que la utilizan como un refugio para llenar espacios, a falta de amor y felicidad.

“Comer es una metáfora de la forma en que vivimos y también de la manera que amamos. Y en los comedores compulsivos se convierte en una vía de comunicación para saber qué eventos o problemas están negando.

“Actualmente, las cifras de personas que comen por impulso son muy elevadas en México, por eso y también porque yo padecí de este trastorno en mi juventud, dedicaré un taller, con ayuda de reconocidos especialistas, para ayudar a combatir este problema”, menciona Tere Bermea, conductora y escritora.

Llenando vacíos

Cada persona desarrolla una forma particular de enfrentarse al miedo, la ansiedad, el estrés, el dolor o la culpabilidad. Algunas recurren a la bebida, las drogas, el exceso de trabajo y la comida.

Mientras se come la persona se siente bien, sin embargo, estos intentos por eliminar o reducir los dolores emocionales son temporalmente relajantes y placenteros. Por eso muchos tardan en darse cuenta que tienen una enfermedad.

“Los comedores compulsivos son hombres y mujeres de todas las edades y clases sociales que presentan situaciones de abuso físico, sexual, heridas no sanadas, violencia, maltrato, discriminación e indiferencia que reflejan por medio de atracones de comida”, comenta Bermea.

Al suministrarle al cuerpo más alimento del normal, éste aumentará de volumen, lo que para el enfermo representa un escudo con el que se protegerá de sus dificultades y traumas.

“Esa supuesta barrera de salvación no mitigará los problemas y solamente causará enfermedades como obesidad, hipertensión y diabetes. Además de que aislará a la persona socialmente, perderá su vida sexual y su autoestima se irá a los suelos”, asegura la conductora.

Para evitar todo esto, lo primero es que la persona se de cuenta que tiene una enfermedad, posteriormente que acuda con un especialista para que lo ayude y que tenga claro que la comida es para disfrutarse y no para refugiarse.

Aceptación


El proceso de sanación pasa por varios niveles, el primero es el relacionado con la conducta. Aquí el comedor compulsivo detectará la cantidad de alimentos que ingiere al día para que comience a darse cuenta que no es normal.

Después viene el manejo de los sentimientos, respondiendo a las preguntas: ¿por qué como de esa manera?, ¿me siento realmente satisfecho?, ¿para qué me sirve la comida?

Por último, se debe cambiar la conducta y los pensamientos negativos para encontrar ese amor que se reclama en los alimentos en sí mismo.

Temas

Lee También