Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Noviembre 2019
Tecnología | Es uno de los casos más conocidos de presunta biopiratería.

Revocan patente de hombre que registró en EU un frijol latinoamericano

La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO) revocó hoy la patente de un frijol latinoamericano que había otorgado a un estadounidense

Por: EFE

WASHINGTON.-La decisión supone una victoria para el Centro Internacional de Agricultura Tropical ( CIAT), la organización sin ánimo de lucro con sede en Cali (Colombia) que posee la mayor reserva de frijoles en el mundo, con 35.000 variedades.

En base a ese tesoro biológico, Geoffrey Hawtin, su director general, sabía que la habichuela que patentó el estadounidense Larry Proctor no era nada nuevo.

"Los agricultores han desarrollado estas semillas durante cientos de años", dijo Hawtin en una entrevista telefónica. Negar la patente al hombre de Colorado "es una cuestión de justicia", añadió.

El propio Proctor reconoció que en los 90 compró en un mercado de México frijoles amarillos, conocidos como azufrado o mayocoba, una variedad que también se cultiva en América Central.

Los llevó a Estados Unidos y tras plantarlos en Colorado algunos años afirmó que había desarrollado un frijol nuevo, que bautizó como "enola", el nombre de su mujer.

En 1999 obtuvo una patente por 20 años y desde entonces ha intentado hacer valer sus derechos.

Demandó a Tutuli Produce, una empresa importadora de frijoles, para exigirle que le pagaran una tasa por traer a Estados Unidos una habichuela que los mexicanos y centroamericanos han comido durante siglos, según el CIAT.

Proctor mantiene que su frijol tiene un color exclusivo, pero la organización con sede en Colombia proporcionó a la Oficina de Patentes de Estados Unidos seis habichuelas que eran idénticas a la suya, en base a su color y material genético.

Hawtin dijo que aparentemente el caso no ha provocado pérdidas a los campesinos centroamericanos y mexicanos. No obstante, el CIAT había intentado desde 2001 que las autoridades estadounidenses revocaran la patente "por una cuestión de principios y una cuestión moral".

"Hay muchos individuos e instituciones que buscan cosas para patentar, incluidos materiales de los países en desarrollo", dijo Hawtin.

Proctor puede apelar la decisión emitida hoy en los tribunales federales de Estados Unidos.

EFE 30-04-08 MBLD

Temas

Lee También

Comentarios