Martes, 07 de Abril 2020
Tecnología | Implementarán novedosas técnicas la labranza del suelo

Impulsan cultivos resistentes al cambio climático

Se trata de nuevas tecnologías que científicos del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo han desallorado para el cultivo de estos cereales

Por: EFE

Estas nuevas técnicas proporcionarán precios más bajos al público. AP  /

Estas nuevas técnicas proporcionarán precios más bajos al público. AP /

CIUDAD DE MÉXICO (27/NOV/2010).- Científicos de diversos países promueven en México el desarrollo de nuevas técnicas de cultivo de sembrado e irrigación de maíz, arroz y trigo en condiciones más adversas para que las plantas puedan crecer durante sequías y heladas prolongadas, informó el responsable del proyecto.

El responsable del programa de conservación y agricultura del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), el belga Bram Govaerts, explicó que estas técnicas buscan reducir o eliminar la labranza del suelo o el arado para mantenerlo cubierto con residuos orgánicos y rotar y diversificar los cultivos.

Añadió que estas nuevas técnicas generarán beneficios para los agricultores y el medio ambiente, y se traducirán en reducción de costes de producción, rentabilidad de los cultivos, regeneración del suelo, menos emisiones de CO2, ahorro de agua y mitigación de los efectos de cambio climático.

El Centro impulsa desde hace tres años y medio estas nuevas técnicas entre los agricultores del municipio de Texcoco, perteneciente al central Estado de México, así como en otras localidades de los estados de Sinaloa, Sonora, Guanajuato, Chiapas y Tamaulipas.

A nivel mundial, este organismo promueve las nuevas formas de cultivo en ambientes propensos a las sequías, en particular en los países de África subsahariana.

Govaerts afirmó que la intención de este programa es promover "un rápido incremento en la producción de alimentos y de los ingresos rurales mientras se protege a los recursos naturales y se resiste al cambio climático".

"En las próximas décadas el cambio climático ejercerá aún mayor presión sobre estos sistemas, a través del aumento en las temperaturas, cambios en los patrones de lluvia, sequías más frecuentes y severas inundaciones y por eso la urgencia de implementar nuevas técnicas", destacó.

Durante un recorrido por los campos donde actualmente se desarrollan estas nuevas técnicas, el investigador expuso que en los países en vías de desarrollo los sistemas convencionales de la agricultura están provocando deterioro constante de calidad del suelo, "lo que frena el crecimiento de la productividad".

Marcelino Delgado, un pequeño agricultor del municipio de Texcoco y uno de los pioneros de este proyecto en México, afirmó que estas técnicas "han funcionado muy bien pues además nos han reportado beneficios de un 50 por ciento".

El CIMMYT trabaja en el programa sin ningún fin lucrativo y sólo es el responsable de generar y distribuir los conocimientos "de manera eficaz y efectiva", explicó Govaerts.

A la fecha se han invertido 400.000 dólares para proyectos de investigación destinados a mejorar los sistemas de agricultura de conservación, que incluye la instalación de cinco módulos de atención, denominados Hubs, en todo el país.

"Si no se toman medidas enérgicas para fomentar una transición hacia un enfoque más sustentable en la agricultura, el resultado será una crisis alimentaria crónica, con aumento de pobreza rural y malestar social", aseguró el especialista.

CIMMYT es una organización civil internacional dedicada a ayudar a la seguridad alimentaria, proveer el maíz y el trigo a precios asequibles para los pobres, y la cual actualmente posee la mayor reserva de semillas de trigo y maíz del mundo.

En 2008 envió 47 mil variedades de semillas de trigo y 10 mil de maíz al archipiélago ártico de Svalvard (Noruega), donde se guardan en una reserva para preservar el patrimonio agrícola de la humanidad en caso de desastre natural o provocado por el hombre.

Temas

Lee También