Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Febrero 2019

Suplementos

Suplementos | Rápido y bien hecho, el volvo s60 polestar no es el clásico y frío escandinavo

Un vikingo refinado

Rápido, bien hecho y muy divertido, el volvo s60 polestar no es el clásico y frío escandinavo

Por: EL INFORMADOR

Eficiente. Su motor ofrece un manejo dinámico gracias a los 362 caballos de potencia. EL INFORMADOR / C. Cerda

Eficiente. Su motor ofrece un manejo dinámico gracias a los 362 caballos de potencia. EL INFORMADOR / C. Cerda

GUADALAJARA, JALISCO (15/JUL/2017).- Pensemos un poco en Suecia, uno de los países nórdicos, región donde tienen origen los vikingos, raza de excelentes navegantes, comerciantes y feroces guerreros. Ese país es también donde tiene su origen Volvo, la marca fabricante del modelo S60 que, en su versión Polestar, nos presenta un vikingo, un fuerte, feroz y salvaje guerrero que ha sido educado para mostrar esas habilidades, cuando sea necesario.

El Volvo S60 Polestar cuenta con todos los refinamientos de la marca sueca, pero ofrece la brutalidad de 362 caballos de fuerza transmitidos a las cuatro ruedas por una eficiente y rapidísima transmisión de ocho velocidades.

El tren motor es el alma guerrera de esta maravilla sueca. Comenzando por la máquina, con 4 cilindros y 2 litros de desplazamiento, sobrealimentado por un turbocompresor y un supercargador al mismo tiempo, que si bien no es el primer motor en el mercado con esta configuración, sí es quien le ha sacado mejor provecho a estas tecnologías, dado que el propulsor entrega 362 caballos de fuerza y 347 libras-pie de torque.

La transmisión cuenta con modo manual y se acopla perfectamente al motor, sea dejando al S60 Polestar hacer los cambios o divirtiéndonos con el modo manual y las paletas tras el volante. Los cambios son rapidísimos y correctamente escalonados, de forma que se le extrae toda la fuerza y potencia en cualquiera de sus modos de manejo: normal, Sport y un oculto modo “Sport Plus” que para activarlo, hay que hacer movimientos propios de un videojuego, lo cual nos parece divertido.

Este Polestar toma toda su potencia y la pone en el asfalto a través de sus cuatro ruedas de medidas 245/35ZR20, lo cual hace que el arranque sea brutal, pero sin hacernos perder el control. Aun cuando quisimos sacar de balance el auto y jugar un poco con el extremo trasero, nos costó trabajo, lo cual habla muy bien del sistema de tracción integral y del control electrónico de estabilidad, que ayuda mucho al mismo tiempo que deja libertades para la diversión.

Los frenos Brembo, detienen el auto con precisión y eficacia sin sufrir de fatiga durante periodos largos de manejo entusiasta. Y la suspensión hace maravillas con el comportamiento dinámico de este S60, que logra hacernos sentir que estamos conduciendo otro tipo de auto, un muy buen deportivo, lo que finalmente es este coche. El punto en contra es el sacrificio de la comodidad en la marcha, dada la rigidez de la suspensión.

Lujo y conducción casi autonónoma

En el interior encontramos espacio suficiente para cuatro adultos, un quinto cupante no encontrará espacio ni comodidad. Los asientos están forrados en una combinación de piel y textil (Nubuck) con costuras azules. Los terminados y materiales de todo el habitáculo agradan al tacto tanto como a la vista. También el sistema de información y entretenimiento es bueno. Sobresale la calidad del sistema de sonido firmado por Harman Kardon y la pantalla de información en el tablero de instrumentos que se configura al gusto del conductor.

Pero es en los sistemas de asistencia a la conducción donde Volvo sobresale frente a su competencia -no solo con el S60 Polestar- pero en este modelo el conductor encontrará un eficaz sistema de control de velocidad adaptativo. Este sistema mantiene la velocidad seleccionada así como la distancia hacia el auto delante de nosotros, frenando y acelerando conforme se necesite.

El S60 también está equipado con un sistema de asistencia para mantener el carril, mientras las líneas sean visibles y el conductor mantenga las manos en el volante, el auto seguirá automáticamente el carril por el que se conduce, girando automáticamente el volante para lograrlo. Casi autonónomo por momentos. Con solo oprimir un par de botones en el volante se activa el sistema, se selecciona la velocidad máxima y la distancia que se quiere mantener hacia al auto frente a nosotros y listo, el S60 hará las labores de conducción básicas por sí mismo.

Cabe resaltar que estos sistemas no reemplazan al conductor, siempre hay que tener las manos en el volante, la atención en el camino y estar listo para reaccionar ante cualquier eventualidad pero, si esto no sucediera, el S60 Polestar frenará de emergencia para minimizar los efectos de un incidente vial.

Consideramos que, aunque Volvo no es la única marca en ofrecer estos sistemas, sobresale la calibración y la sencillez de operación que la marca sueca ha logrado en esta tecnología. Y con eso, consigue mantener el estandarte de la seguridad como prioridad que Volvo presume desde hace varios años.

La personalidad del S60 Polestar es la del guerrero vikingo capaz de conquistar regiones enteras por la fuerza, pero también Volvo hace gala de ese tradicional refinamiento y dota a este sedán con las suficientes comodidades, equipo y tecnología, para que evitemos pensar en otras marcas como referencia.

DATOS TÉCNICOS
Motor Frontal transversal; L4; 2.0 litros; Sí;
  Potencia- 362 HP @ 6,000 rpm.
  Torque- 347 libras-pie @ 5,100 rpm.
Tracción Integral
Transmisión Automática de ocho velocidades (8+R).
FRENOS
Delantera De discos ventilados, con ABS.
Trasera De discos sólidos, con ABS
SUSPENSIÓN
Delantera Independiente, de tipo McPherson con barra estabilizadora.
Trasera Independiente, de tipo MultiLink con barra estabilizadora.
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica.
DIMENSIONES (mm)
Largo 4,635
Ancho 1,899
Alto 1,484
Distancia entre ejes 2,776
Peso 1,751 kilogramos.
CAPACIDAD
Tanque 67 litros.
CAJUELA 380 litros.

Temas

Lee También

Comentarios