Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Diciembre 2017

Suplementos

Suplementos | Andando por las nubes

Seat Altea Freetrack

La nueva Freetrack fue exigida en una prueba sobre la Sierra Negra de Puebla, a más de 5 mil metros sobre el nivel del mar

Lanzamiento

Hace más de año y medio que la Freetrack fue lanzada en España, ahora toca el turno de que llegue a México y lo hace mostrando a tope sus capacidades. Se trata de una Altea XL, (versión larga de la Altea), pero con algunas adecuaciones tanto mecánicas, como estéticas, para poder circular tanto en carretera como fuera de ella.

La Altea Freetrack luce un diseño que nos parece agradable. La combinación de colores es buena, ya que las fascias hacen contraste con su tono negro, ya sea combinando el rojo, negro, plata o el color insignia en amarillo.

Los materiales interiores también nos parecen correctos y bien ensamblados. Obviamente las piezas comenzaron a sonar cuando se aflojaron a su paso por la terracería y en la carretera era perceptible el ruido proveniente de la cajuela.

Lo que más nos gustó fue la posición de manejo. El volante tiene un estilo deportivo, es suave y ancho, teniendo ese par de protuberancias en las que se ubican los dedos pulgares para tener una mejor agarre. Los asientos son iguales de cómodos, tapizados en tela. En cuanto al equipo de sonido podemos considerar que es uno de los mejores, porque cuando subimos el volumen, no se distorsiona ni “cartonean” las bocinas. Y si el volumen es bajo, se escucha perfectamente tanto el radio como el CD, o el dispositivo MP3, que se conecta mediante la entrada auxiliar.

Todo este conjunto de amenidades y deportividad visual se complementan a la hora del manejo. Como dijimos, la posición de manejo es muy buena. La visibilidad es excelente en todos los ángulos y cuando encendimos la Freetrack y comenzamos a rodar, descubrimos que cuenta con el mismo motor que el León FR, de 200 caballos de potencia.

La versión que tuvimos a prueba los medios, fue la intermedia, denominada Stylance (más adelante veremos a detalle cada versión) en la que manejamos primero un tramo de carretera. La Freetrack cuenta con transmisión automática DSG de seis velocidades con modo manual, tanto se pueden hacer los cambios desde la palanca al piso, o mediante un par de paletas ubicadas detrás del volante. Nuestro modo preferido fue siempre mediante las paletas, es a nuestro juicio, más divertido y fácil de maniobrar.

Las velocidades que puede llegar a desarrollar en el pavimento son de hasta 200 kilómetros por hora. Con un aplomo, seguridad y buen desempeño. Y cuando la sometimos al uso rudo de la terracería, escalando la Sierra Negra del Estado de Puebla, ubicada a un costado del Pico de Orizaba, el vehículo no mostró mucho cansancio que fue mitigado un poco por la ayuda del turbo. Sin embargo, ya en la cúspide del volcán extinto que escalamos, necesitábamos acelerar más para que tuviera la fuerza suficiente y llegar a lo más alto.

Con cerca de 40% menos de oxígeno a más de 5 mil metros de altura sobre el nivel del mar, los que tuvimos que ser auxiliados, por mareos y otros síntomas, fuimos las personas que estabamos presentes ante el Gran Telescopio Milimétrico, el que se encuentra a mayor altura en el mundo. Una prueba que la Freetrack superó sin problema al superar la altura donde una nube se encuentra normalmente.

El descenso no tuvo ninguna complicación, ante la empinada pendiente que representaba llegar hasta la base del volcán, pero el coche frenaba bien, tanto con motor como pisando levemente el pedal del freno. Ante los cambios de temperatura, altura y exigencia al vehículo, no encontramos algo que realmente lo afectara o tuviera influencia en su desempeño.

Con la nueva Freetrack, Seat presenta un vehículo hecho para salir del asfalto y adentrarse en la aventura. Y si quiere hacerse de uno, la marca española ofrece la Freetrack en tres versiones. La de entrada corresponde a la Reference, de 262 mil pesos. Le sigue la Stylance de 86 mil pesos y por último la Sport, de 294 mil pesos. La diferencia entre la Stylance y la Sport, radica en que cuenta con una rueda trasera, que se puede colocar de forma opcional. Pero si alguien elige la versión Sport sin la rueda, el precio bajará. Todas las versiones comparten el motor de 2.0 litros, con 200 caballos y transmisión automática DSG de seis velocidades, con tracción delantera. Y será para el próximo año, cuando Seat traiga a México la versión AWD, de tracción integral y posiblemente nos sorprendan con una opción a diesel.

Mario Castillo / Puebla

Radiografía:
Motor: Frontal transversal; cuatro cilindros en línea; 2.0 litros de desplazamiento; 16 válvulas; turbo; Potencia- 200 CV. Torque- 280 newton-metro a 5,000 rpm.
Transmisión: Automática de seis velocidades (6+R) tipo DSG.
Frenos: Delanteros de discos ventilados y traseros de discos sólidos, con sistema antibloqueo (ABS) y asistente electrónico de frenado (EBA).
Suspensión: Delantera- Independiente, de tipo McPherson, con triángulo inferior y barra estabilizadora. Trasera- Eje multibrazo, con muelles helicoidales.
Precio: Desde 262 mil pesos hasta 294 mil pesos.

Temas

Lee También

Comentarios