Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Octubre 2019
Suplementos | Es el auto más carismático que ha tenido la marca desde que volvió a México

Regresa el consentido

Es el auto más carismático que ha tenido la marca desde que volvió a México

Por: EL INFORMADOR

Esta versión del Clio RS es mucho más amplia y con asientos bien diseñados. EL INFORMADOR / S. Oliveira

Esta versión del Clio RS es mucho más amplia y con asientos bien diseñados. EL INFORMADOR / S. Oliveira

GUADALAJARA, JALISCO (11/OCT/2014).- Pocos coches definen tan bien la pasión de los mexicanos por Renault como el Clio RS. Por esto, desde que la marca cambió su gama europea en la búsqueda de mayor confiabilidad que imagen lúdica, muchos lo extrañamos. Ahora está de regreso y con él vuelven muchas de sus virtudes, aunque no todas.

Para usar las siglas RS, de Renault Sport, un auto debe ser un deportivo de verdad. Y el Clio lo es. Más ahora que su motor de cuatro cilindros con 1.6 litros, llega a nada menos que a dos centenas de caballos de fuerza, gracias a la ayuda de un turbo compresor. El auto es rápido, sin duda. Y más rápido que sus antecesores, al menos según la literatura de la mayoría de los medios europeos que lo pudieron medir. Nosotros no tuvimos oportunidad de hacerlo, pero por los pocos kilómetros que lo condujimos en las afueras de París, podemos decir que es un auto emocionante, capaz lo suficiente para que sus rivales directos —el Polo GTI, el Ibiza Cupra, el Fiesta ST y, más que ningún otro, el Peugeot 208 GT— se pongan las barbas a remojar ante su llegada, en el mes de noviembre próximo. Sin embargo, si sus números son mejores, las sensaciones no lo son tanto.

Automático
En primer lugar, todos los Clio RS vienen ahora con una transmisión automática de doble embrague. No, no es algo sólo para México, sin para todo el mundo. Ya no existe un Clio RS manual. Lástima por los fanáticos.

Este “detalle” ya nos quita a los conductores algo de control sobre él. No es que la caja de doble embrague y seis cambios sea mala o lenta, pero no es tan rápida como, por ejemplo, la del Polo GTI.
Más maduro, el Clio RS no representa ahora el mismo sacrificio que antes significaba para los pasajeros. Es mucho más amplio, sí, con asientos muy bien diseñados. Pero más que nada la gran diferencia la percibimos en la suspensión, ahora mucho más suave que antes y con esto mucho menos sensible ante las imperfecciones del piso, algo que se agradece en todos lados, pero mucho más en las curvas. En este sentido, el Clio RS 2015 es mejor que el anterior.

También es mejor en terminados, en el nivel de equipamiento y en seguridad. Sin embargo, en las sensaciones al volante ya no es tan radical como antes, no se siente tan “vivo”, ni especialmente hecho para pista, como lo era el de hace dos generaciones, el último en venir a México.

Su precio de 379,900 pesos (394,900 pesos con asientos de piel) lo ubica en la parte más alta del segmento, será un auto que irá competir contra los grandes ya nombrados anteriormente, que cuestan menos y ya está demasiado cerca de un Golf GTI o un León Cupra. Para justificar su compra, habrá que ser un ferviente admirador de la marca o de la forma francesa de hacer los autos. Porque los que extrañaban ese comportamiento radical de antes, lo van a seguir extrañando, aunque las novias y esposas, casi siempre relegadas al asiento del copiloto, lo agradezcan.

Un deportivo de verdad


No cualquiera puede portar el apellido “RS”, es por ello que Renault dota del equipamiento y tren motriz necesarios al Clio para que lleve esas siglas dignamente.

Duro rival


Cuando llegue a México se topará con rivales de la talla del VW Polo GTI, el Seat Ibiza Cupra, el Ford Fiesta ST y con el Peugeot 208 GT.

Temas

Lee También

Comentarios