Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Febrero 2019

Suplementos

Suplementos | Por: Sergio Oliveira

Motor de arranque

El año en que vivimos en peligro

Por: EL INFORMADOR

Qué año este 2009. Tantas cosas ocurren todos los días, que noticias que en otro momento hubieran sido destacadas, hoy parecen sólo un acontecimiento más. Chrysler se fue a la bancarrota, más precisamente al “capítulo 11”, para reestructurarse. Y ya casi salió para formar una nueva empresa, propiedad ahora de los sindicatos y de la italiana Fiat, que en 2004 estaba próxima de entrar ella misma en la bancarrota. General Motors dejó de ser el todo-poderoso, intocable y arrogante mayor fabricante de autos del mundo, para transformarse en una empresa cuyo tamaño real nadie sabe con exactitud. Luchando por sobrevivir, también gracias a la protección del “capítulo 11”, puso a venta marcas como Hummer, Saab y Saturn, mientras decidía hacer la eutanasia a Pontiac, uno de los antiguos orgullos del conglomerado. Todo parece posible en 2009.

Los mercados bajaron y subieron como yo-yos. La cotización de nuestra moneda llegó a tocar los 16 pesos por dólar para volver luego a la casa de los 13, donde ya empezamos todos a pensar que es “barato”. Ya nadie se acuerda los tiempos en que se podía comprar un dólar con menos de 11 pesos. Y hace menos de un año era así.
Las ventas fueron para bajo drásticamente. Muchos recordaron el “error de diciembre” de 1994, que tuvo como consecuencia una baja de 70% en la comercialización de autos nuevos en México. Hasta ahora, por lo menos, el escenario no parece tan grave como entonces, pero sí es muy complicado.

Nissan ahora es líder de ventas en el país, pero tuvo su parcela de lo inesperado con la salida de su primer presidente mexicano, Julio Panamá, en abril pasado, menos de un año después de haberse sentado en la principal silla de la marca en México.

Prácticamente todos vieron sus números de ventas venir abajo. O casi todos. Entre los vehículos de lujo, Acura mostró que el verdadero precio del dólar en México debería ser 9,99, al menos de acuerdo con sus clientes, que la siguen haciendo subir mientras el resto va a la baja. ¿Qué decir de Volkswagen? Mientras los otros “cinco grandes”, es decir, GM, Nissan, Ford y Chrysler, ven sus números en picada, como si trataran de bajar más rápido que el otro por algún tobogán imaginario y no deseado, VW cae pero mucho menos, recortando tanto su distancia hacia la cima, que no sería descabellado pensar que podrá terminar este año en el primer puesto en ventas en este país. Ni el más optimista de los alemanes hubiera pensado que la marca pudiera pasar del cuarto lugar en 2008, al primero en este loco 2009. Pero ya es posible. A finales de abril, Nissan tenía cerca de 19% del mercado, GM 17% y VW 14%. Mayo recortó esa distancia, sin duda, sólo no sabemos todavía en cuánto.

En este caso, México es un reflejo de lo que pasó en el planeta Tierra. En el cierre del año fiscal 2008, en marzo pasado, VW llegó a acariciar el primer lugar del mundo, que hubiera logrado de confirmarse las sombrías previsiones sobre las ventas de Toyota, lo que finalmente no ocurrió.

Lo que sí está confirmado es el primer lugar mundial de ventas para China, rebasando a Estados Unidos, que tenía el liderazgo desde hacía muchos años. Los chinos no sólo ya son el país que más vende automóviles nuevos en el mundo, sino que están extrapolando sus fronteras. En esta semana misma, se anunció que el más probable comprador para la marca Hummer es una constructora china, llamada Sichuan Tanzghuan, que promete quedarse con la red de distribuidores en Estados Unidos, mantener produciendo las plantas de la marca y hasta invertir mucho dinero para desarrollar nuevos modelos. Todo lo que GM ya no puede ni quiere hacer con Hummer.

David no sólo está derrotando a Goliat, sino que lo está rescatando de una caída muy dura y transformándose él mismo en un gigante.

En julio próximo, Tata Motors comenzará a vender en India el auto más esperado de los últimos años, el Nano, conocido por ser el auto más barato del mundo. Cuando salga a la venta el Nano deberá costar lo equivalente a unos 30 mil pesos. Concebido para saciar las necesidades de transportación del tercer mundo, el Nano ya tiene hasta una versión  europea y se está diseñando otra para Estados Unidos. La demanda es tan fuerte que Ratan Tata, el dueño de Tata Motors, estima que su producción y venta podría alcanzar el millón de vehículos por año. India es, potencialmente, un nuevo David listo para transformarse en Goliat.

La pena es que México, con su eterna y enfermiza dependencia de Estados Unidos, no sólo no aproveche las circunstancias para crecer, como están haciendo Brasil, Rusia, India y China, es decir, los BRIC. Al contrario, nos estamos hundiendo y volviendo a números que no se veían desde hace más de un decenio.
Ni este loco, impredecible y mutante 2009, ha logrado cambiarnos. Pena.

Temas

Lee También

Comentarios