Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017
Suplementos | La brutal aceleración de este coche nos hizo pensar en la barrera temporal

La máquina del tiempo

La brutal aceleración de este coche nos hizo pensar en la barrera temporal
Brutal. En tan sólo 4.1 segundos es capaz de alcanzar el 0-100 kmh. ESPECIAL / L. Sillas

Brutal. En tan sólo 4.1 segundos es capaz de alcanzar el 0-100 kmh. ESPECIAL / L. Sillas

GUADALAJARA, JALISCO (29/ABR/2017).- Para viajar en el tiempo se necesita, según la ciencia, sobrepasar la velocidad de la luz. Más allá de eso, los viajeros del tiempo deberían tener la inteligencia y madurez suficientes para no influir en cosas que puedan afectar negativamente a la humanidad. Con esta idea en la mente nos deja el nuevo Chevrolet Camaro, específicamente en su versión ZL1.

El Camaro ZL1 es casi una máquina del tiempo. La brutal aceleración de 4.1 segundos desde cero hasta los 100 kilómetros por hora y la impresionante velocidad punta, a la que no llegamos por falta de espacio, no de potencia, nos hicieron imaginar que podríamos viajar en el tiempo de seguir acelerando.

Es cierto, existen autos más veloces -no muchos en el mismo rango de precio que el Camaro- pero muy pocos podrán presumir los 650 caballos de fuerza y sobre todo, las aún más impresionantes 650 libras/pie de torque.

La responsabilidad de generar cifras tan elevadas de potencia y torque recae en el magnífico motor de 8 cilindros y 6.2 litros de desplazamiento con supercargador y, como dato de cultura automotriz, este motor se comparte con el Corvette Z06 y el Cadillac CTS V.

Esta máquina esta acoplada a una también excelente transmisión automática de 10 velocidades con cambios al volante, caja que fue desarrollada en conjunto con su archirrival Ford, es usada en la pickup Raptor y próximamente en el Mustang, lo que es una muestra de madurez de este viajero temporal.

La potencia se pone en el piso de una manera magistral. Nos permitió lograr esa aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.1 segundos en pavimento hidráulico, que no es la superficie ideal para este tipo de pruebas, indicando que ese tiempo puede mejorar. Los enormes neumáticos traseros con medidas 305/30ZR20 fabricados por Goodyear, se antojan insuficientes para aplicar las 650 libras pie de torque en el piso, no así los delanteros (285/30ZR20) que otorgan un control excepcional en la dirección.

La suspensión de ajuste magnético hace del ZL1 uno de los Camaro más capaces de su historia, superado sólo por el mismo ZL1 con el paquete 1LE.

Esa suspensión en conjunto con el tren motor, hacen una plataforma con rigidez torsional superior a la generación previa. La calibración del conjunto con una casi impecable ayuda electrónica, hace de esa máquina del tiempo el mejor ejemplar de la historia del Chevrolet Camaro, dinámicamente hablando.

Estética y funcionalidad

La estética también se ve favorecida en esta versión. El frente agresivo se refina con una parrilla diferente y enormes tomas de aire funcionales para los cinco radiadores en el frente. El cofre tiene una salida por donde se extrae el aire caliente del motor y lo hace deslizarse por su fibra de carbono para generar presión descendente en el frente.

En los costados, el Camaro ZL1 cuenta con unos faldones que ayudan a mantener el auto pegado al piso en maniobras a alta velocidad y el gran alerón trasero complementa la aerodinámica con elegancia.

En el interior, antes de los detalles estéticos, encontramos un auto enfocado en el alto desempeño, con el selector de modos de manejo debajo de la palanca de cambios. Aquí podemos seleccionar entre la calibración “Touring” o viaje, “Sport”, “Seguimiento” o pista (por la traducción literal…), además del modo de nieve o lluvia. En modo de pista las asistencias se desactivan al grado que, debido a la gran potencia, hacen del auto un peligro en manos inexpertas, pero una delicia para pilotos experimentados.

La comodidad no está excluida totalmente del Camaro ZL1. Los asientos forrados en piel y Alcántara firmados por Recaro, brindan seguridad y comodidad suficientes. El sistema de navegación y entretenimiento Chevrolet MyLink es bueno, compatible con Apple Car Play, Android Auto y tiene sonido firmado por Bose. Lo mejor se encuentra en su pantalla de 8 pulgadas. No por la pantalla en sí, que dicho sea de paso tiene una orientación poco convencional, inclinada hacia abajo. Lo mejor de este sistema es la aplicación de grabadora de desempeño, que permite grabar en una tarjeta de memoria el video proveniente de una cámara montada frente al retrovisor. Esta cámara registra nuestros recorridos por las pistas y sobrepone datos de aceleración, velocidad, fuerzas G, etcétera. Con lo que podemos tener datos para el análisis de nuestro desempeño al volante del Camaro ZL1.

La velocidad necesaria para viajar en el tiempo. Sin llegar a esos extremos, el Camaro ZL1 nos da la ilusión de tenerla. La inteligencia de Chevrolet para mejorar el Camaro y sentar las bases para el gran momento que vive en sus autos insignia, es evidente. Bastaron pocos minutos en una pista para que el Camaro ZL1 nos hiciera soñar que el viaje en el tiempo es posible.

DATOS TÉCNICOS
Motor Frontal longitudinal; V8, 6.2 litros;
  Turbo; Potencia- 650 HP @ 6.000 RPM
  Torque- 650 libras-pie-ft @ 4,600 RPM.
   
Tracción Trasera
Transmisión Automática de 10 velocidades (10+R).
FRENOS
Delantera De discos ventilados, con ABS
Trasera De discos vemtilados, con ABS.
SUSPENSIÓN
Delantera Independiente de tipo McPherson con barra estabilizadora, con resortes y barra estabilizadora.
Trasera Independiente de paralelogramo deformable, resortes helicoidales y barra estabilizadora
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica.
DIMENSIONES (mm)
Largo 4.784
Ancho 1.897
Alto 1.330
Distancia entre ejes 2.812
Peso 1.789 kilogramos
CAPACIDAD
Tanque 72 litros
CAJUELA 257.7 litros

Temas

Lee También

Comentarios