Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018

Suplementos

Suplementos | Arquitectura, historia y un pueblo pujante, es lo que transpira esta ciudad

Cadereyta una joya industrial

Arquitectura, historia y un pueblo pujante, es lo que transpira esta ciudad que forma parte del eje económico y turístico de Nuevo León

Por: EL INFORMADOR

Cercano a la iglesia se encuentra la plaza principal con monumentos a Miguel Hidalgo y Benito Juárez. EL INFORMADOR /

Cercano a la iglesia se encuentra la plaza principal con monumentos a Miguel Hidalgo y Benito Juárez. EL INFORMADOR /

GUADALAJARA, JALISCO (21/DIC/2014).- Cadereyta es un antiguo municipio en Nuevo León. Su parte conurbada colinda con las afueras de la zona metropolitana de Monterrey, cuya cercanía convierte a Cadereyta en una opción para el turismo.

Las nutridas tierras de esta comarca hicieron que históricamente predominara el comercio agrícola y ganadero. Con la llegada de la industrialización, en Cadereyta Jiménez (su nombre completo) se abrieron fábricas en el siglo XIX y comienzos del XX. Una de ellas le dio uno de los apodos: “la capital escobera de México”, ya que su negocio de producción de escobar tuvo mucho éxito en parte por la estación de ferrocarril que tiene desde 1923.

Actualmente su economía se ve empujada en parte por la refinería de Petróleos Mexicanos, que ostenta el nombre del ingeniero Héctor R. Lara Sosa.

Una iglesia de 100 años en edificarse

Una de las joyas de Cadereyta, y que representa su punto turístico más representativo, es la iglesia de San Juan Bautista. Este recinto sacro posee dos torres asimétricas, en parte debido al largo periodo de construcción por el que pasó.

Su historia se remonta hasta el siglo XVIII, cuando en 1763 y en plena época virreinal se comenzó su edificación por mandato del Alcalde Mayor y Capitán General, don Miguel de la Garza. En los años sesenta de ese siglo ya existía una parroquia, datada de 1714, por lo que los jimenenses (como se les dice a los habitantes de Cadereyta Jiménez) aprovecharon la fecha para celebrar el tercer centenario simbólico.

Aunque la obra estuvo prácticamente terminada alrededor de cien años después, tuvo ya todos los detalles acabados hasta finales del siglo XIX, ya con la república instaurada, en 1889.

Pese al largo periodo de los trabajos, el templo tiene un estilo predominante, con fuertes influencias españolas. Con una construcción hecha de piedra y mezcla, conformada por siete bóvedas y veinte columnas, el interior de la parroquia presume un estilo que colinda con el gótico, entremezclado con el romano. Esta iglesia se coloca entre las tres más antiguas de la región, pero más allá de su historia es apreciada por los conocedores del arte sacro y la arquitectura por su estilo, que retoma elementos sevillanos y romanos.

Entre las construcciones históricas que tiene en la arquitectura de la ciudad es la plaza de toros, que sobresale en la región por ser una de las más antiguas del norte de México. Este sitio en el que aún se llevan a cabo corridas de toros se inauguró en 1853. Otro atractivo turístico al visitar Cadereyta Jiménez son sus parajes localizados a las afueras de la ciudad, en los márgenes del río Ramos y el río San Juan. Estos lugares poseen aguas cristalinas y sendos árboles que ofrecen sus sombras a los visitantes que hacen pic-nic en la zona. En la zona también hay un balneario de nombre Las Albercas, justo en el kilómetro 4 de la carretera hacia Allende.

Cercano a la iglesia, como suele ser, se encuentra la plaza principal, en el centro de la Cadereyta: en ella hay monumentos al Miguel Hidalgo y a Benito Juárez, además de una fuente de carrara italiana construida a finales del siglo antepasado.

Las Grutas El Mezcal


El ecoturismo no termina sólo con los paseos en las cercanías del río, pues el municipio de Cadereyta Jiménez esconde un tesoro subterráneo. A finales del milenio pasado accidentalmente se descubrieron unas grutas que en su interior presentan las clásicas estalagmitas y estalactitas, surgidas luego de millones de años de goteo constante. El nombre que tienen es el de Grutas El Mezcal, ya que están dentro de la demarcación de la localidad El Mezcal, perteneciente a Cadereyta.

El hallazgo comenzó con una caverna de aproximadamente treinta metros de profundidad, con un radio de 200 metros. Colinda con otra caverna que tiene cincuenta metros de suelo, y en la que se puede pasear con facilidad. El descubrimiento de la primera gruta lo hicieron un par de primos que estaban practicando la caza deportiva, y que en busca de una presa se aventuraron al interior de las cavernas.

Historia y leyendas urbanas


En varios de los árboles de Cadereyta se hallan colgados los tradicionales columpios, como en muchos lugares de nuestro país. Pero en esta población neoleonesa son aún más debido a la leyenda urbana de su manicomio, del que se cuenta que hubo un psiquiatra que calmaba a sus pacientes. Otra historia que trata de explicar el mote de “la ciudad de los columpios” refiere a la presencia militar, con los jóvenes soldados “echando lío” con las muchachas justo a la sombra de los árboles debajo de esos columpios.

Los habitantes de Cadereyta también presumen ser la cuna del beisbol mexicano, ya que en 1889 el coronel Joseph Andrew Robertson introdujo el entonces recién creado deporte, mucho antes de que se popularizada incluso en todo el territorio de Estados Unidos. El funcionario del vecino país celebró el primer juego de beisbol un 4 de julio, motivo por el cual cada año en esa fecha tiene lugar un juego amistoso para conmemorar al rey de los deportes.

SABER MÁS


¿Cómo llegar?

Desde Guadalajara se puede tomar un vuelo a Monterrey, cuyos precios oscilan, dependiendo la temporada, entre 900 y 2,500 pesos. Desde la capital de Nuevo León existen rutas desde la Central de Autobuses (Cristobal Colón 800), que tienen corridas diarias por menos de 300 pesos.

TOMA NOTA


Cercanías


Cadereyta Jiménez se ubica en el Centro del Estado de Nuevo León, posición estratégica desde la que se pueden ir a otros lugares como Santiago, el único pueblo mágico del Estado norteño, o a la propia capital, Monterrey. La ruta puede seguir a otro municipio neoleonés en el centro del estado: Linares, de donde son famosas sus Fiestas de Villaseca.

Temas

Lee También

Comentarios