Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
México | Los sicarios son más jóvenes

Inexpertos, la nueva camada de sicarios en Tijuana

Los cárteles acuden a jóvenes porque son más atrevidos al momento de cometer un asesinato; los gatilleros generalmente provienen de otra entidades

Por: SUN

TIJUANA.- El procurador de justicia de Baja California, Rommel Moreño, dice que hoy en día los sicarios son más jóvenes porque “son la nueva ‘carne de cañón’”, en parte porque sus jefes están muertos o han sido detenidos.
Autoridades de la secretaría de seguridad pública y la procuraduría estatales atribuyen a Teodoro García Simental “el Teo” o “el Tres Letras”, la llegada de jóvenes pistoleros provenientes de otras partes del país.

La Policía de San Diego dio a conocer recientemente un reporte difundido en medios locales de aquella ciudad estadounidense sobre la violencia en Tijuana y, al alertar a sus ciudadanos acerca de la ola de inseguridad, precisaba que los jóvenes “killers” que protagonizan la mayoría de los incidentes con armas de fuego son más “arrojados e inexpertos” que los que hubo en esta ciudad durante la década de los años noventa, los llamados “narcojuniors”.

“Lo detectamos al momento en que vienen a recoger los cuerpos; entidades como Sinaloa; principalmente Michoacán; de Jalisco han venido varios; de Veracruz resultaron también originarios; son gente joven que inclusive en sus entidades no tienen un antecedente penal pero que el crimen organizado los coopta, de tal forma que les ofrece algunos pagos y vienen a delinquir (…). La mayoría no exceden los 25 años, de 19 a 25 años (en) promedio”.

El hecho de que los individuos involucrados en homicidios cometidos con arma de fuego sean, principalmente, menores de 25 años, podría significar que, a diferencia de otros años, ahora son los más jóvenes quienes van al frente de estas acciones criminales.

Antes, afirma Daniel de la Rosa, secretario de seguridad pública estatal, los varones que rondaban esa edad o mayores eran oriundos de Baja California y, en muchos casos, de nivel socio económico medio alto (los conocidos “narcojuniors” de los noventa), pero ahora son muchachos fuereños y que por su juventud “podríamos decir que muchos deberían estar en la escuela o en otra actividad”. Y es aquí, añade el funcionario, donde el problema tiene facetas que exigen del Gobierno una respuesta social, más que policiaca.

Temas

Lee También

Comentarios