Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Marzo 2019
México | Presenta demanda ante CIDH por supuesto ataque del ejército

Iglesia de la Santa Muerte denuncia al estado mexicano

Fuentes de la Santa Muerte confirman denuncia remitida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la destrucción de 30 altares en el norte del país

Por: EFE

CIUDAD DE MÉXICO.- La Iglesia de la Santa Muerte, un culto seguido por gente humilde, delincuentes y narcotraficantes en México, denunció hoy al estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ( CIDH) por un supuesto ataque del ejército a 30 "altares" en el norte del país.

Fuentes de la Santa Muerte confirmaron la denuncia, remitida a la CIDH por el arzobispo primado de esa colectividad, David Romo.

La demanda responsabiliza de lo sucedido a la Secretaría de Gobernación (Ministerio de Interior), al ejército mexicano y a las autoridades municipales de Nuevo Laredo, ciudad del estado nororiental de Tamaulipas, fronteriza con Laredo (Estados Unidos).

De acuerdo a la reclamación, militares y responsables municipales derribaron el domingo los "altares" construidos en la carretera de Nuevo Laredo.

"En dichos lugares, construidos por fieles y devotos, se reunían regularmente familias, jóvenes (...) para expresar su fe, sin causar ningún tipo de problema o daño a la población", apunta la denuncia.

El domingo también fueron derribadas en Tijuana, localidad del noroeste mexicano, fronteriza con San Diego (EU), cinco "capillas" dedicadas a Jesús Malverde, considerado el patrón de los narcotraficantes, y a la Santa Muerte.

Las "capillas" fueron derribadas por desconocidos con maquinaria pesada, según los fieles de la zona.

El culto a la Santa Muerte, cuyo nombre oficial es el de Iglesia Católica Tradicional Mex-USA, no está reconocido por el Vaticano ni por la Secretaría de Gobernación mexicana.

Sus fieles adoran a una "divinidad", hasta hace poco representada con rasgos esqueléticos y una guadaña, también conocida como "La Niña Blanca". La imagen actual es una figura con tez blanca, rasgos delicados y larga cabellera.

Los creyentes de ese culto, que sus líderes calculan en unos dos millones en México, son sobre todo gente de barrios humildes, aunque varios narcotraficantes y otros delincuentes han confesado públicamente que siguen esta fe.

En los "altares" dedicados a "La Niña Blanca" se depositan flores, velas, manzanas rojas, agua, pan blanco, incienso, cerveza y cigarros, que, según la creencia popular, siempre deben ser dos, uno para la figura y otro para el devoto.

Para impregnar el ambiente de oración, sus seguidores usan en ocasiones marihuana a modo de incienso.

Muchos seguidores de la Santa Muerte le atribuyen la facultad de atraer o retener amores, conseguir empleo, gozar de buena salud y lograr la excarcelación de personas.

El culto comenzó en la década de los años 40 en las áreas populares de Ciudad de México y después se extendió a todo el país. Su principal templo está en Tepito, el "barrio bravo" por excelencia de la capital mexicana, centro del contrabando de la metrópoli.

La congregación espera entregar un documento al presidente mexicano, el conservador Felipe Calderón, y anunciará pronto acciones de protesta.

Temas

Lee También

Comentarios