Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Octubre 2019
México | La izquierda rumbo a 2012

Fragmentación e incertidumbre, los escenarios del PRD

Si las distintas corrientes no van unidas a la elección presidencial, la derrota está asegurada

Por: EL INFORMADOR

Marcelo Ebrard fue secretario de Seguridad Pública del Gobierno capitalino que encabezó López Obrador. EL UNIVERSAL  /

Marcelo Ebrard fue secretario de Seguridad Pública del Gobierno capitalino que encabezó López Obrador. EL UNIVERSAL /

GUADALAJARA, JALISCO (08/AGO/2011).- Dicen que por cada tres perredistas, existen cuatro “tribus”. Y es cierto, la fragmentación de la izquierda en México no es un asunto de la actualidad, es una costumbre que se repite constantemente. “Chuchos”, “Pejistas” y “Cardenistas” son prueba fehaciente de la desintegración institucional que vive el partido de izquierda más importante a nivel nacional.

La disputa por la candidatura presidencial del Partido de la Revolución Democrática (PRD), no es la excepción. Por un lado, Andrés Manuel López Obrador empujado por su organización social denominada Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), así como con el apoyo indiscutible del Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano, aspira a ser, de nuevo, el abanderado de las fuerzas progresistas para conquistar Los Pinos. Por el otro lado, Marcelo Ebrard Casaubon, con un Gobierno de izquierda liberal, aspira a ser el tercer candidato presidencial del PRD en su historia.

Según sondeos, a un año de los comicios presidenciales, la única forma que tiene la izquierda de medianamente competir es postulando a un candidato, tener dos candidaturas de izquierda es fracaso asegurado y así ha manifestado Ebrard. Las últimas encuestas revelan que si la izquierda se divide en PT y Movimiento Ciudadano (antes Convergencia) respaldando a López Obrador y el PRD empujando a Marcelo Ebrard, ninguno superaría los 15 puntos porcentuales. En unión, tanto López Obrador como Ebrard rondan 25% de las preferencias electorales de los mexicanos.  

¿Encuesta, elección abierta o consejo?


Como ha trascendido desde que ambos candidatos expresaron su voluntad de quedarse con la nominación presidencial perredista, el acuerdo es que quien esté más alto en las preferencias electorales, a unos meses de las elecciones, será el abanderado de la izquierda. 

Si López Obrador, quien se ha manifestado por utilizar otro método de elección que no sea la encuesta, se mantiene firme en el acuerdo pactado con Ebrard Casaubon, la recta final de ambos rumbo al 2012 será de alarido. Según Consulta Mitofsky, las preferencias en población abierta del tabasqueño son levemente superiores a las del mandamás capitalino (26-25 por ciento).

Por el otro lado, si el método de elección de candidato presidencial es elección abierta de la militancia perredista, López Obrador arrasa sin problemas. Los sondeos entre los adherentes al PRD señalan que 66% prefiere a Andrés Manuel, mientras que solamente uno de cada tres opta por Ebrard.

En tanto, si la elección pasa por una sesión cerrada a consejeros nacionales del PRD, Ebrard llevaría ventaja. El jefe de Gobierno se ha acercado a la corriente de “Nueva Izquierda”, comandada por el actual dirigente nacional, Jesús Zambrano, y por su antecesor, Jesús Ortega. Este grupo controla cerca de 40% del Consejo Político Nacional, aunado a 20% que está en manos de Marcelo Ebrard, la elección tomaría un rumbo ajeno a los intereses del tabasqueño.

TELÓN DE FONDO
Proyectos contrastantes

Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard representan dos visiones muy distintas de la izquierda. El jefe de Gobierno capitalino ha optado por la vía de la izquierda moderna, con tendencia liberal, que apuesta por la extensión de derechos, la cooperación con el sector privado y un apego irrenunciable a las instituciones políticas. Por el otro lado, el ex candidato presidencial se ha identificado con posiciones ligadas a la izquierda tradicional: una agenda marcada por la distribución de la riqueza, estatización, intervención del Gobierno en la vida económica y políticas sociales.

Marcelo Ebrard está vinculado con los gobiernos de corte centro-izquierda que han irrumpido con fuerza en América Latina: Michelle Bachelet, en Chile y Tabaré Vázquez, en Uruguay. López Obrador, en oposición, es más cercano a las visiones políticas de Mauricio Funes, de El Salvador, Cristina Fernández, de Argentina, o Rafael Correa,de Ecuador.

Las reformas promovidas por Ebrard no fueron tomadas por su antecesor: despenalización de la interrupción del embarazo y legalización de los matrimonios de personas del mismo sexo, son algunas de las transformaciones sociales que distancian los proyectos sociales de ambos presidenciables. López Obrador privilegió la reducción de la pobreza y los programas sociales.

Análisis
La oportunidad de la izquierda

Enrique Velázquez González


Después del resultado de las elecciones del 3 de Julio, parece que la izquierda tiene enfrente un escenario complicado; sin embargo, 2012 puede ser una oportunidad, si las decisiones de los dos principales candidatos son basadas en la construcción de un proyecto de nación y no sólo en intereses personales.

La capacidad de autodestrucción que ha caracterizado al Partido de la Revolución Democrática (PRD) debe de terminar. El sistema acordado para elegir al candidato de la izquierda, puede convertirse en una fortaleza si se respetan las reglas y es a partir de debatir la visiones como se impulse una agenda para encontrar los consensos necesarios que aglutinen a distintas fuerzas frente a lo que pareciera el inminente regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al poder, según las últimas encuestas publicadas.

En un escenario positivo, en el cual salga un solo candidato de la izquierda, sin duda tomará fuerza y lo hará competitivo, cualquier otro escenario será la crónica de una derrota anticipada, ya que ésta no sería en las urnas, sino desde la selección de candidatos.

Sin duda Andrés Manuel López Obrador es el político más conocido de la izquierda, pero eso no significa que voten por él, es importante hacer una evaluación de cada una de las estrategias y el porqué de los malos resultados después del gran crecimiento del 2006. Si la izquierda quiere ganar, la autocrítica y el reconocer quien tiene más oportunidades son mecanismos fundamentales para determinar la conveniencia del abanderado del PRD.

Mientras muchos se quedaron con el discurso de 2006, y algunos sectores dan como el candidato natural a Andrés Manuel, crece en el país la idea de presentar otro perfil,  más moderado, sin confrontación, pero más agresivo en  los temas de la izquierda: en derechos humanos, educación y diversidad sexual; ante esto, toma mayor relevancia, la propuesta de apoyar a Marcelo Ebrard, que ven en él como su principal fortaleza, no sólo lo que dice sino lo que hace y cómo lo hace.

La izquierda una vez más tiene la oportunidad de reinventarse; con buenas decisiones, sin duda estará en condiciones de competir. Lo que sucedió en 2006 duele,  sigue por ahí el olor a fraude, pero no se puede vivir siempre con el dolor y actuar con resentimiento, porque este país requiere de importantes transformaciones, que únicamente una izquierda bien pensada, cimentada y unida podrá enfrentar mejor las elecciones en 2012.

Enrique Velázquez González / Consejero Representante del PRD en el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco.

Muestras de apoyo
Ven al jefe de Gobierno como la mejor opción

Las últimas dos semanas varios personajes han mostrado su respaldo hacia el jefe de Gobierno capitalino, aunque no todas las muestras de apoyo han sido bien recibidas por Marcelo Ebrard.

El 23 de julio la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, dijo en una entrevista con El País: “Ebrard es el candidato que más me gusta rumbo a 2012”. El líder nacional perredista, Jesús Zambrano, afirmó que la declaración era una suerte de “beso del diablo”, mientras que Ebrard aclaró que él y la maestra tienen visiones distintas, por lo que descartó una alianza con el Partido Nueva Alianza.

Otros que han manifestado su apoyo a Ebrard Casaubon son el escritor Carlos Fuentes, el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre y Manuel Camacho Solís, coordinador del Diálogo para la Reconstrucción de México (DIA) que aglutina al PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

Fuentes afirmó que Ebrard es la mejor opción de izquierda y que podría contar con el apoyo de las fuerzas del centro “que consideran que el PRI tiene demasiadas mañas”.

Ebrard se dijo halagado de tener el apoyo de un personaje de la talla del flamante premio Formentor, y dijo que eso también implica más responsabilidad.

Líder del sol azteca
LLegaremos unidos el próximo año: Zambrano

CIUDAD DE MÉXICO.-
El presidente nacional del PRD advirtió a los opositores que no deben cantar victoria en los comicios presidenciales del próximo año, porque ellos llegarán unidos.

A través de un comunicado, Jesús Zambrano afirma que preparan un relanzamiento de la transición democrática que no se pudo concretar con 12 años en el poder del Partido Acción Nacional (PAN).

“La alternancia del año 2000 con el PAN no significó la transición democrática que requería el país, por lo que el PRD pondrá prioridades nacionales como la reforma política y la modificación del rumbo económico y social”.

Indicó que tras salir del poder, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) cambió, pero para hacerse todavía más ferozmente dinosáurico: “Aunque se nos aparezca con cara guapetona y copetuda; pero no deja de ser ese viejo partido con las mañas de siempre, con la vieja cultura política que amenaza con el regreso del autoritarismo”.

“Que no canten victoria. Estamos preparándonos para 2012 y estoy seguro que lo vamos a hacer bien con un partido cada vez más organizado y una candidatura de unidad”.

Temas

Lee También

Comentarios