Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
México | ITINERARIO POLÍTICO POR RICARDO ALEMÁN

Calderón: equipo goleado

Nadie sabe si el esquema aplica al ejercicio del poder

Por: EL INFORMADOR

Dicen expertos de futbol, que la reflexión del medio tiempo y un cambio de estrategia suelen producir segundos tiempos ganadores.

Nadie sabe si el esquema aplica al ejercicio del poder. Pero lo que todos saben es que en el primer tiempo el equipo de Felipe Calderón fue goleado. Y muchos dudan de que la reflexión del medio tiempo y el cambio de estrategia sean suficientes y adecuados para descontar la desventaja.

Por lo pronto —y antes de regresar a la cancha para la segunda mitad de su gobierno—, Calderón ensayó una débil autocrítica al reconocer el desempleo galopante y el crecimiento de la pobreza. Por eso dijo que intentará “ganarme nuevamente la confianza ciudadana”, y pidió de todos los sectores “comprensión, ayuda, apoyo y compromiso”, ya que “es hora de enderezar el rumbo”.

En entrevistas previas al tercer aniversario de su gobierno, Calderón defendió sus decisiones económicas, “ante el riesgo de que el país se nos pueda ir de las manos”; justificó las fallidas reformas por la minusvalía legislativa de su partido y —a pesar de todo— colocó el combate a la pobreza como la prioridad de la segunda mitad de su gestión. Aun así, la gran interrogante persiste. ¿Es suficiente con la reflexión del medio tiempo y el anuncio de “enderezar el rumbo”?

El tiempo dirá si la segunda mitad de la gestión de Calderón será un éxito u otro fracaso. Lo cierto es que la desconfianza social crece a causa de la goleada de la primera mitad. Y no se requiere más que sentido común para llegar a esa conclusión.

¿Cuáles fueron las banderas fundamentales del candidato presidencial Felipe Calderón? Casi nada, la creación de empleo y el combate a la pobreza. ¿Y cuáles son las variables que confirman que el equipo presidencial fue goleado? Que en los primeros tres años crecieron desempleo y pobreza.

Y tienen razón quienes argumentan que no toda la responsabilidad es de Calderón. En efecto, la responsabilidad es compartida por los tres poderes y los tres órdenes de Gobierno; por líderes políticos y legisladores. Sí, pero resulta que el Presidente es eso, el Jefe del Ejecutivo, el Primer Mandatario, y por tanto sus decisiones marcan el rumbo del país; son causa y efecto de aciertos y errores.

Dicen sus defensores que el Presidente tiene tres años para “enderezar el rumbo”. Pero si en la primera mitad el equipo fue goleado, nada garantiza que en la recta final los jugadores del equipo azul —desgastados y picados por la enfermedad de la sucesión— lo harán mejor. Al tiempo.

Temas

Lee También

Comentarios