Jueves, 23 de Enero 2020
Jalisco | La inversión de Bosco Edificaciones será de dos mil millones de pesos

Villa Panamericana, buena y de calidad

Bosco Gutiérrez Cortina, el “socio” desarrollador del Ayuntamiento de Guadalajara para edificar el complejo inmobiliario, garantiza que será en torno al Parque Morelos e incluirá los proyectos originales

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- “A pesar de los pocos recursos, podemos hacer una cosa muy buena, de mucha más calidad y muy armónica para la ciudad y que todos nos sintamos muy orgullosos de haber repuesto el Centro de la ciudad de Guadalajara”.

De esta manera sintetiza, de viva voz, en entrevista con EL INFORMADOR, el arquitecto Bosco Gutiérrez Cortina, el “replanteamiento” del Proyecto Alameda para la construcción de la Villa Panamericana en los alrededores del Parque Morelos, que desarrollará su empresa Bosco Edificaciones con una inversión de dos mil millones de pesos.

Se ha especulado también sobre mover el proyecto a otra zona,  pero en su óptica sigue siendo el Proyecto Alameda, es decir, en torno al Parque Morelos… se le dice.

– “Así es, no tenemos otra opción”, dice categórico este empresario que se considera “más arquitecto que desarrollador”, que presume con orgullo que “a Guadalajara la traigo en la sangre” por el origen tapatío de su madre, y que como seguidor de las enseñanzas del arquitecto Luis Barragán asegura defender siempre “la arquitectura de calidad”.

Gutiérrez Cortina relata que desde el momento en que el Comité responsable de elegir al “socio” del Ayuntamiento tapatío para erigir la villa seleccionó a su empresa, “yo me manifesté –siempre con honestidad- diciendo que pretendía hacer una adecuación de los proyectos (de los 13 arquitectos que hicieron los proyectos de los edificios) a las condiciones económicas; nunca hacia menos, al contrario, siempre hacia mejor.

“El tema de hacerlos más eficientes, el tema de hacerlos más chaparritos, el tema de hacer un edificio símbolo siempre ha sido una oportunidad de crecer y ganar unidad que, según mi parecer muy personal, y me pueden criticar así como yo puedo tener diferencias con otras personas, yo en lo personal creo que la Villa Panamericana gana muchísima calidad con un planteamiento uniforme que con 13 planteamientos diferentes y no coordinados”.

“Arquitectura con ingenio del pobre”

Cuando el dueño de Bosco Edificaciones habla de la expresión “arquitectura concebida con el ingenio del pobre”, que utiliza en la carta que dirigió a los arquitectos que proyectaron los edificios, y que causó incomodidad en algunos, dice que se refiere a una expresión que su socio, el arquitecto Andrés Casillas llegó a compartir con el propio Luis Barragán, y que se refería a ser realistas en la concepción de los proyectos, y “ser más ingeniosos con pocos recursos”.

Garantiza que “de ninguna manera voy a tirar los 13 proyectos que se hicieron, sino que los vamos a adecuar, porque tienen información muy valiosa que plenamente justifica el costo que se les invirtió por el municipio y yo lo puedo manifestar así, porque se hicieron levantamientos, estructuras importantes… Pero yo creo que es importante y sería una tontería no adecuarlos a las circunstancias con una oportunidad así”.

Sobre el tema de por qué hacer edificios de poca altura y erigir una gran torre, el desarrolador explicó: “Como esta escala de edificios, evidentemente más chaparritos de lo que originalmente se plantearon, implicaba modificar los proyectos, pues entonces lo que nos falta es espacio por cubrir porque no nos caben los (ocho mil 500) atletas. Vamos haciendo una propuesta al municipio, ésa yo la hice en el concurso en una forma unilateral, tenga o no la razón, yo no sé si ellos tengan la razón, yo la hice porque me pareció en ese momento lo más adecuado y dije: voy a hacer todo horizontal, y entonces todos esos excedentes de altura los voy a concentrar en un edificio símbolo que es una estructura que puede ser un edificio más alto, pero que tenga una sencillez y una elegancia propios de la arquitectura mexicana, y pueda tener un lenguaje totalmente contemporáneo, distinto al de la arquitectura histórica de la ciudad, una estructura contrastante, símbolo, digna de ser símbolo de los Juegos Panamericanos de 2011”

– Usted está dando por hecho que todos los arquitectos estarán de acuerdo con esto, en el sentido de aprovechar esos 13 proyectos.

– Mire, no he hablado con todos después de la carta (que les envió, fechada el 15 de mayo en la que les proponía el “replanteamiento”), muchos de ellos me han manifestado su apoyo, yo diría que la mayoría, les he manifestado mi respeto y mis ganas de sumarme a un equipo. Yo creo que lo conveniente sería hacer un solo proyecto en equipo, que de alguna manera doblegue sus intereses personales a los intereses de la Ciudad de Guadalajara, y todos estén invitados a participar, tener una buena convocatoria. Estoy convocando a una reunión aquí en mis oficinas de la Ciudad de México, por la facilidad de que hay algunos arquitectos que vienen de España, hay algunos otros que vienen de Estados Unidos y algunos otros que vienen de Yucatán. Entonces por eso es que es más práctico para mí ahorita sintonizar la operación en las oficinas de la Ciudad de México.

Temas

Lee También