Lunes, 17 de Enero 2022
Jalisco | Las 30 existentes son constantemente intervenidas para darles mantenimiento

Renovar unidades del trolebús, labor ''heredada'' a futuras administraciones

Hace dos años Sistecozome solicitó a Fonadin crédito por 80 MDP para renovar unidades y habilitar más redes para ampliar el servicio

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (10/JUL/2012).- Las gastadas unidades eléctricas de transporte público, mejor conocidas como trolebús, requieren atención y renovación inmediata, toda vez que la flotilla que circula por las calles de Guadalajara es la misma que se compró cuando corría el año de 1984.

De los 100 vehículos que se adquirieron hace 26 años, sólo 30 continúan en servicio. Estos son constantemente intervenidos por el personal de mantenimiento del Sistema de Transporte Colectivo de la Zona Metropolitana de Guadalajara (Sistecozome), y para seguir en funcionamiento se les han colocado partes de unidades “hermanas” que hace mucho tiempo fueron dadas de baja.

Por esta razón, el titular del organismo transportista, Lázaro Salas Ramírez, inició hace dos años un trámite para que el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) le concediera un crédito por 80 millones de pesos. Según refiere, el capital recibido por esta vía se invertiría a totalidad en la renovación del equipo actual, e incluso en la compra y habilitación de más redes para ampliar el servicio.

“Hemos buscado trolebuses que están en experimentación, pero operando en ciudades del mundo como en Asia, Pekín y Brasil. Son híbridos experimentales y en etapa de prueba que, a la hora que hay un corte de energía eléctrica, como trae motor de diesel y pilas recargables, le da autonomía de tres kilómetros para salir del problema y llegar a instalarse”.

No obstante, reconoce que cristalizar el proyecto será tarea de administraciones futuras. Desde su óptica, el que Guadalajara obtenga nuevas unidades será un logro proyectado para el mediano, o incluso largo plazo. Esto a razón del crédito por casi mil millones de pesos que Fonadin canceló en 2010 para que la Perla Tapatía contara con una segunda línea de Macrobús. “Y todo eso toman en cuenta”.

Cada unidad eléctrica tiene un costo de cuatro millones de pesos, por lo que el monto solicitado apenas alcanzaría para adquirir una flotilla de 20 vehículos. “Hacemos lo que nos toca; ya se hizo un estudio muy amplio en ese sentido, y estamos buscando esos apoyos”.

De entrada, y para evitar que el servicio deje de ser atractivo para el usuario, en julio del año pasado se presentó una unidad renovada y modernizada, e incluso amable para personas con discapacidad, aunque al igual que el resto, a partir de piezas de otras unidades.

Este trolebús se “montó” a un chasis reforzado, y construido en Guadalajara por un equipo coordinado por el jefe de mantenimiento eléctrico de Sistecozome, Francisco “El Profe” Bravo, quien vaticina que el desenlace de este servicio difícilmente se avecina, debido a las bondades que tanto para el medio ambiente como para el usuario representa.

Para Saber

Cada unidad de trolebús gasta alrededor de 500 pesos diarios en luz; los autobuses convencionales, o de combustible en diesel, gastan el doble durante su jornada.

En términos de refacciones, labor de mantenimiento y piezas a cambiar, el trolebús guarda una ventaja de los 40% con respecto a sus símiles impulsados por gasolina.

La primera flotilla de trolebuses se adquirió en 1979; la última en 1984. Desde entonces, sólo se ha invertido en el mantenimiento de estos vehículos.

Sin embargo, en los 26 años transcurridos ningún motor eléctrico ha sido cambiado a totalidad; es decir, continúan funcionando en óptimas condiciones, aunque sí se les han cambiado ciertas piezas.

Al principio había 100 vehículos de par vial; a la fecha sólo hay 30, y siete más que se tienen como “colchón” ante cualquier desperfecto que surja en los que circulan por la Perla Tapatía.

De inicio había seis rutas de trolebús, aunque eventualmente disminuyó a dos debido al crecimiento de la ciudad y el gasto que representa la compra y habilitación de líneas para que estos autobuses circulen, se optó por incorporar más, aunque de combustible, toda vez que son más baratas.








EL INFORMADOR / ISAACK DE LOZA





























Temas

Lee También