Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
Jalisco | Cúmulo de experiencias

Personas mayores de 40 años padecen la falta de empleo

''Existe el mito de que las personas con esa edad somos caros: Luz Elena Esparza Flores, presidenta de la incubadora social de negocios “Impulso 40”

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- La escasez de empleo para la población es mucho más severa para las personas mayores de 40 años, principalmente, aunque quienes superan los 35 ya padecen este rechazo por parte de las empresas. Incluso, hay casos de gente que a sus 33 años se enfrenta a la casi nula oferta de trabajo.

La razón es que cada día las empresas buscan incluir la tecnología a sus procesos y por ende, necesitan menos personal y requieren que su plantilla laboral tenga un bajo promedio de edad.

Además existe el mito, dijo la presidenta de la incubadora social de negocios “Impulso 40”, Luz Elena Esparza Flores, de que las personas con esa edad “somos caros”, precisamente por el cúmulo de experiencia.

Hace 14 años, “Impulso 40” nació como institución civil para ayudar a personas mayores de 40 años a colocarlos en alguna empresa. La respuesta fue tal que el pequeño grupo dejó de ser familiar para convertirse en una asociación civil.

“La respuesta fue muy grande, de ahí vimos que era necesario ser una desarrolladora de negocios por la cantidad de personas que venían y que las empresas no los recibían. Se acercaban con nosotros, y vemos que cada vez son más jóvenes lo que viven eso”.

Al concluir que la lucha estaba casi perdida, optaron por otra vía: desarrollar su creatividad en lugar de buscar empleo. Y es que en estos 14 años, el porcentaje de colocación en empresas es de 17%, por lo que la solución no era buscar empleo sino generarlo.

“Es lamentable porque a partir de los 35 es la mejor edad, somos un cofre de experiencia. Lo que actualmente está pasando es que las empresas tienen la necesidad de manejarse con nuevas tecnologías, y a muchos de los señores de 40 (años) nos falta esa capacidad. Hay la creencia de que salimos caros porque se trata de una persona que ya tiene trayectoria y experiencia, pero la realidad es que las personas trabajan por la necesidad de hacerlo”.

Las consecuencias no son sólo económicas sino toda una cadena efectos nocivos. La persona, al quedarse sin empleo, sufre el impacto de carecer de fuente de ingreso, aunado a ello viene el golpe emocional por sentirse que “ya no sirve”.

En “Impulso 40” cuentan con área de psicología. Cuando la persona llega inmediatamente detectan si trae arrastrando problemas emocionales. “Quisiera hacer hincapié en que la familia debe apoyar a la persona que se quede desempleada, sobre todo cuando son mayores de 40, porque es cuando más necesitan el apoyo para tener la cabeza fría y pensar qué es lo que va a hacer, por lo que tratamos de canalizarlos a una actividad”.

Al detectar el talento de la persona, le ofrecen los cursos para capacitarlos en artes y oficios para que, posteriormente, arranque micro negocios. Y es que hay muchas personas que quieren emprender, pero no sabían cómo hacerlo.

La asociación ofrece 18 áreas de artesanías y 14 en oficios. Al término de la capacitación de cuatro meses, siguen cursando el taller de emprendurismo. “Ahí los enseñamos y los asesoramos. Tenemos de todo tipo de asesores en finanzas, contabilidad, mercadotecnia…  son muchísima personas con experiencia”.

Los asesores son las mismas personas que se acercaron a la organización buscando apoyo, cuando su curriculum es interesante, porque muchos de ellos son profesionistas. Su trabajo consiste “en hacer algo por los demás” y quedan como asesores del grupo para apoyar al resto de las personas en el área que conoce a la perfección.

Incubadora

Tras años de participar en ferias de empleo, y de ser los stands con las respuestas más altas, “Impulso 40” recibió la invitación de la Secretaría de Promoción Económica (Seproe) para convertirse en incubadora de negocios.

La semana anterior, “Impulso 40” estrenó sus instalaciones como incubadora y cuenta con nueve proyectos, entre los que se encuentran: fabricación de velas, de tapetes artesanales, de muñecas, de salsas, una librerías y hasta una persona que busca tener una franquicia para hacer churros. A todos se les asesora para que la microempresa se vuelva realidad.
 
TESTIMONIOS

Dócil Corona Díaz

Doña Xóchitl está emocionada porque el sueño se cristalizó. “Impulso 40” ya cuenta con su casa para poder ayudar a más personas. Cuenta que desde hace 10 años escuchó sobre la institución.

“Acudí a las instalaciones en dos ocasiones, y en esta tercera es cuando hubo un proyecto y me enrollé en el grupo. En mi caso, jamás encontré un tope, no conozco de limitantes; para mí, desde que tengo uso de razón no existe la palabra imposible.

En mi mente nunca hubo eso de no encontrar trabajo, siempre lo que he querido lo he logrado y ese es mi razón para estar aquí”.

Su trayectoria laboral la inició en 1980, es contadora y auditora. Recuerda que trabajó en grandes empresas y pequeños negocios.

“Mi carrera la he amado, siempre he trabajado, me acerqué acá porque acaba de terminar mi relación laboral con un banco, y como siempre que buscaba trabajo repartía curriculums como si fueran volantes, entonces me acerqué aquí y me hablaron de que había un proyecto de emprendurismo”.

Desde febrero pertenece al grupo, al que considera un parteaguas porque no hay equipos que se dediquen a apoyar personas mayores. “Los que estamos aquí tenemos muchísima experiencia, sabemos solucionar problemas por toda esa capacidad que queremos compartirla con los demás”.
 
 
Celia Márquez

Hay gente que necesita ser guiada, ser apoyada para el desarrollo de sus ideas. Es una ayuda básica como el hecho de realizar trámites. Esa gente son los mayores de 40 años que tienen mucho por dar. Se trata de Celia Márquez, quien forma parte de “Impulso 40”.

“Aquí nos preparan para todo porque podemos hacer todo, no sólo artesanías, que nos salen muy bien, sino trabajar en industria pesada, como en producción de automóviles o motocicletas. Somos personas con edad y mucha capacidad para hacer las cosas, somos un cofre de sabiduría y si las empresas no se quieren dar cuenta, nosotros solos salimos adelante”.
 
 Contacto
“Impulso 40” se ubica en la calle Carmen No. 576, Fraccionamiento Camino Real en Zapopan.

Temas

Lee También

Comentarios