Domingo, 16 de Enero 2022
Jalisco | Afectaciones por obras de Líneas 1 y 3 del Tren Ligero

Padecen comercios bajas ventas e inseguridad

Los locatarios afectados por las obras de las Líneas 1 y 3 del Tren Ligero piden ayuda a las autoridades

Por: EL INFORMADOR

Frentes de obras. En el tramo del Centro Histórico hay 511 comercios afectados; en Laureles-Américas, 332, y en Revolución, 425 (foto). EL INFORMADOR / F. Atilano

Frentes de obras. En el tramo del Centro Histórico hay 511 comercios afectados; en Laureles-Américas, 332, y en Revolución, 425 (foto). EL INFORMADOR / F. Atilano

GUADALAJARA, JALISCO (08/JUL/2015).- La construcción de la Línea 3 del Tren Ligero sobre Laureles incide negativamente en dos aspectos: no hay más laureles y la economía en los negocios se ha visto afectada, al grado que algunos de plano han cerrado.

El Ayuntamiento de Zapopan expone que hay un censo de 332 negocios por la Avenida de las Américas-Laureles, desde Mixtón (Hospital del ISSSTE) hasta el cruce con Ángel Leaño.

El panorama que se advierte es complicado: una cuarta parte de éstos han cerrado, sus trabajadores deciden abrir en días estratégicos (fines de semana) o lucen vandalizados.

Un recorrido entre las 12:00 y 14:00 horas del pasado viernes permitió constatar que hay 87 espacios cerrados. En la mayoría, los locatarios aledaños confirmaron que las personas que los atendían ya no habían regresado porque terminaron endeudadas ante las bajas ventas ocasionadas por las obras.

Hay talleres mecánicos (la constante sobre esa vía) que sobreviven con 30% de lo que recibían antes de que las máquinas comenzaran a intervenir la avenida. Otros son más optimistas y afirman que de 10 vehículos que antes debían reparar, hoy son apenas cinco.

“Los que me llegan son los clientes que tenía de años atrás, me tienen confianza. Pero son menos porque ya ni se pueden estacionar. Ya son puros ‘jalecillos’ los que caen”, dice , quien no sabe cuánto falta para que los trabajos terminen. Lo que busca es un apoyo mínimo para que sus clientes regresen: que se les permita estacionarse sobre la avenida. No es el único que piensa así. Jaime Orozco, otro trabajador del taller, secunda la petición. Y solicita que se revisen las rutas de camión, en aras de que “la autoridad” las reduzca, pues durante las horas pico se atiborra la circulación y el caos obliga a pasar al menos una hora y cuarto para recorrer un camino que habitualmente no demoraría más de 15 minutos.

Por el momento no hay brotes de inseguridad. Al menos no lo han detectado así los peatones ni los locatarios. “Por la noche quizá”, apunta Esther González, quien afirma no tener mucho ánimo para acudir a los negocios de la zona. “Es mucho polvo y ruido. Nomás paso por aquí porque tengo que hacerlo para llegar al trabajo”.

Por lo general, el golpe a la economía de la zona es de 50%. Esa es la constante que narran los comerciantes.

“Pero habrá ayuda”, confía Rosalío Gómez, a quien le aseguraron que le permitirán un descuento en el impuesto predial y otras bonificaciones. Pero éstas vendrán sólo para las personas que realmente tengan un local.

Otros, como Ricardo Medina, trabajarán para que sea alguien más quien reciba el beneficio. La persona que le renta su negocio recientemente le incrementó el arrendamiento: ahora no pagará dos mil 800 pesos mensuales sino tres mil 500. Por eso ya liquidó a uno de sus trabajadores. “Y las ventas van a estar así dos o tres años”.

Despidos, robos, sin luz y cierre de calles en Revolución

Robos, disminución en las ventas hasta de 80%, calles cerradas, despido de empleados, falta de información y nulos apoyos económicos es lo que viven desde enero pasado los comerciantes de la Avenida Revolución, de la Calzada del Ejército hasta el nodo cercano a la Nueva Central Camionera, por las obras de la Línea 3. Sin embargo, ninguna autoridad se les ha acercado para brindarles apoyos.

El Ayuntamiento de Tlaquepaque ni siquiera tiene un censo de comercios a lo largo de la ruta donde circulará el Tren: se solicitó la información y respondió que no la tiene, por el tema de la entrega-recepción.

En un recorrido por la zona se encontraron 425 negocios y más 430 casas en el tramo.

Las obras afectan a todos sin distingo: hoteleros, abarroteros, talleres, taquerías, llanteras, estéticas caninas, iglesias, escuelas, estéticas de masajes, hospitales, salones de eventos, pizzerías, zapaterías, librerías, tiendas de autoservicio, tiendas de empeño, negocios de compra y venta de autos, panaderías y tiendas artículos eróticos.

Los dueños coinciden en señalar que ni el Ayuntamiento de Tlaquepaque ni Gobierno del Estado han levantado censos para saber cuántos comerciantes han sido perjudicados. Vecinos y comerciantes afirman que jamás fueron informados de las afectaciones de las obras, pero hace apenas cinco días los visitaron unos jóvenes los cuales les informaron que muy pronto van a pasar especialistas a hablarles sobre el tema.

También padecen por el polvo de las excavaciones, la suspensión del servicio eléctrico, cortes de agua, la falta alumbrado público e inseguridad.

Jesús Sepúlveda es propietario del Centro Hidráulico Automotriz Sepúlveda, en las inmediaciones de Río Nilo y Revolución. Tiene 30 años en el lugar y sus ventas cayeron 90%. Ya despidió a dos trabajadores por la falta de clientes y todo porque se encuentran incomunicados por el cierre de calles.

“Nadie puede llegar. No estoy en contra de la obra, será benéfica, pero es una desorganización total. Dijeron que trabajarían de noche y nada”, cuestiona don Jesús.

Rosa Ochoa, una vecina, se sostiene económicamente de la renta de un local y una cochera en Calzada Revolución 2810, pero hace un mes una noticia le cayó como balde de agua fría: le avisaron que dejarían de rentárselos por las obras.

“Voy a tener que hablar con las personas que me rentan, para decirles que si se quedan en el local les voy a bajar la renta, todo con el propósito de que no se salgan”, dice doña Rosa. En el lugar se venden “artículos eróticos para adultos”, pero ante la dificultad de ingresar a la zona las ventas han descendido, provocando que los inquilinos quieran cambiar su negocio a otro sitio de la ciudad menos conflictivo.

Leonardo Juárez Plascencia es empleado del negocio Dinero a Cambio, frente a la Clínica 14 del IMSS: “El 28 de enero nos asaltaron, con todo y que las ventas han bajado 90%. La obra va muy lenta, prometieron brigadas de trabajo día y noche de 100 trabajadores y todo fue mentira, los trabajadores tienen días que no trabajan”.

También “ya asaltaron a una farmacia, a la Financiera Independencia, a una empresa de cartuchos, a Ortopedia Ortiz… han asaltado a enfermeras y doctores que salen de la Clínica 14, incluso a una enfermera la hirieron y todo porque quitaron las luminarias. Esto es una cueva de lobos”, comenta Juárez Plascencia.

Tramo Américas-Laureles, entre Mixtón y Ángel Leaño

332 locales.

245 abiertos.

87 cerrados.

199 casas.

37 puestos ambulantes abiertos.

Nota: Conteo realizado el pasado viernes por la mañana.

Prolongación Federalismo

90 locales afectados.

62 abiertos.

28 cerrados.

20 casas.

6 puestos ambulantes.

Nota: Recorrido realizado el pasado jueves por la mañana.

Auditoría social, por desconfianza de vecinos

Ante la falta de información y desconfianza sobre la construcción de la Línea 3 y las “leyendas urbanas” de la obra, la Contraloría Social de Jalisco realizó un convenio con la Secretaría de la Función Pública, en el que fue facultada a desarrollar una auditoría social en el proyecto para verificar el curso de los trabajos.

Serán 18 comités de vecinos los que se integrarán para que las 18 estaciones que comprende la nueva línea tengan vos y voto. De encontrarse alguna irregularidad se presentaría la denuncia ante la autoridad competente para que se investigue y castigue, informa Juan José Bañuelos Guardado, contralor del Estado. “Ha despertado una gran inquietud entre la ciudadanía, hay muchas leyendas urbanas, como la de que las vibraciones estaban cuarteando las casas, pero no hay vibraciones todavía, porque la tuneladora todavía no empieza a trabajar”.

FEDERALISMO NORTE
Suman 90 establecimientos afectados por obras en Línea 1


La economía en 90 establecimientos ubicados sobre el tramo intervenido por las obras de ampliación de la Línea 1 está en riesgo. Las ventas redujeron a la mitad en el mejor de los casos. Hay algunos dueños que reciben hasta una décima parte de los ingresos que tenían antes de que la vialidad fuera cerrada a la circulación. Otros, de plano decidieron cerrar.

Según el Ayuntamiento de Zapopan, hay 90 negocios en el tramo intervenido (un kilómetro sobre Prolongación Federalismo). Este medio confirmó que al menos 28 están cerrados entre semana. “Hay algunos que abren nomás los sábados”, expone José Salcedo, quien apenas en enero abrió un establecimiento de tortas ahogadas y que sobrevive gracias al antojo de los trabajadores de la obra. La problemática trasciende al tema económico, pues la seguridad también ha sido trastocada. Prácticamente todos afirman sentirse inseguros por la “escasa vigilancia”.

Maribel Rubio Cortés, por ejemplo, rentaba dos locales. Debido a la escasez de ingresos tuvo que cerrar uno y despedir a sus empleadas.

Debe dos meses de renta y agradece la comprensión de sus arrendatarias, pues no han acudido a cobrarle. “Saben cómo está la situación y lo entienden”.

Por los trabajos, las ventas no dan para más. En el caso de Maribel, ahora ella es quien atiende el establecimiento de venta de ropa, pero siempre en compañía de algún familiar.

Para proteger a los peatones, los trabajadores colocaron una serie de gruesos tablones de madera en los machuelos de la avenida. Eso convirtió a las banquetas en callejones, vista que ya ha sido aprovechada por los ladrones.

Hace unos días, un locatario fue amagado por dos individuos. Los asaltantes le mostraron una pistola y lo llevaron al fondo de su establecimiento. Allí lo amarraron, le quitaron su celular, las ganancias del día y las llaves de su camioneta, que además estaba cargada con mercancía. Le quitaron todo y cerró a los pocos días. No quiso saber nada más de la zona.

“Somos como tres las personas que no nos han asaltado (…) Ese que te digo fue a las dos de la tarde. Hay robos de personas que les roban sus bolsas, sus celulares”.

La situación los obligó incluso a colocar timbres que, al ser sonados, alertan a todos los vecinos. El Ayuntamiento de Zapopan, dicen, es quien apoyó con la compra e instalación. Pero es todo el apoyo que recibirán. Todos los locatarios consultados remarcaron “deficiencias” en los recorridos de Policía, pues éstos se hacen sólo en la mañana.

Durante las dos horas que este medio recorrió la zona de obras, no se observó a un solo oficial de la corporación. Eso, considerando que a la altura de la Avenida Luis Quintero está un módulo de Policía y Protección Civil.

Los apoyos lucen lejanos. Maribel Rubio dice que le prometieron que las obras concluirían en septiembre, y que de rebasar los tiempos podrían tener un préstamo. Hoy, Zapopan responde que no lo tiene contemplado.

Se solicitó la misma información al Sistema de Transporte Eléctrico Urbano (Siteur), pero no respondió.

Mientras, la zona se llena de casas en renta, de cortinas cerradas, contaminación auditiva y restricción al paso. Mario Cortés, por ejemplo, decidió encerrar su camioneta en su cochera, por lo que debe caminar hasta el Periférico para tomar el Tren Ligero, o algún camión dependiendo su destino. “En la pensión más barata que encontré me cobraban 750 pesos al mes. Eso no puedo pagarlo”.

LÍDERES VECINALES
Las demandas


En la zona nunca ha existido un acercamiento con las autoridades, nunca han venido a explicarnos cuál es el proyecto de la Línea 3. Estamos preocupados porque han dicho que van a trabajar de noche y ésta es una zona con muchas personas de la tercera edad y eso perjudicaría.

En la Colonia Miraflores hablan de muchas vibraciones nocturnas, pero existe mucha desinformación.

María González, de la Asociación de San Miguel de Mezquitán.

El cierre de Alcalde es la mayor afectación, ya que mandaron el tráfico por una calle angosta como Liceo, por lo que tenemos reportes de que algunas fincas muy viejas se están cuarteando por el paso de los camiones. Existe mucha preocupación. Además, no existe ningún acercamiento con las autoridades.

Federico García Ureña, de la Asociación del Santuario II.

La mayor afectación es en la situación vial, notamos que no estábamos preparados para los cierres de algunos cruces, en donde no toparon en cuenta el número de semáforos y las filas son enormes. No estuvieron bien planeadas las rutas alternas y eso lleva al crecimiento del tráfico.

Raúl Fuentes Barajas, de la Asociación Jardines del Country.

Desde que abrieron las calles la delincuencia aumentó, el robo a casas creció, incluso el robo y golpes a personas de la tercera edad se han dado porque varias calles son cerradas. Otro problema es que las casas se están cuarteando por las vibraciones de los camiones

Elizabeth Morett Jiménez, de la Asociación del Santuario I.

Sigue: #debateinformador

¿Las obras del Tren Ligero han afectado sus recorridos habituales en la ciudad?

Participa en Twitter en el debate del día @informador


 A éstos se suman otros 90 establecimientos con bajas ventas por la ampliación de la Línea 1 en Federalismo.

Temas

Lee También