Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 13 de Diciembre 2019
Jalisco | Operativo en hospital particular de Zapopan

Molesta a la fiscalía falta de confianza en autoridades federales

Tomás Coronado Olmos, procurador estatal, negó por completo que en Jalisco se proteja al cártel de Los Valencia

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Luego del altercado que se registró entre autoridades federales y estatales la tarde-noche del miércoles pasado, a las afueras de un hospital particular ubicado sobre la avenida Niño Obrero, en Zapopan, el procurador de Justicia en Jalisco, Tomás Coronado Olmos, expresó su molestia ante lo que, consideró, fue una irrupción por parte de los agentes de la federación.

Trascendió que los elementos que amagaron y desarmaron al personal de la Policía Investigadora que resguarda el edificio donde se encuentra Artemio Valencia Cuevas, presunto operador del cártel de Los Valencia, llegaron alertados por una denuncia anónima efectuada al hotel en que se hospedaban; en ella sólo se les comunicó la presencia del probable narcotraficante en la clínica antes referida.

De acuerdo con la fiscalía, esa información fue revelada por el hombre a cargo de la movilización federal, llamado Juan Manuel Castro González, quien fue interrogado por elementos de esa dependencia cuando las fricciones entre los representantes de ambas instancias se calmaron.

Según el informe de la PGJE, “Tomás Coronado Olmos aclaró que la custodia que hacen los elementos (investigadores) sobre dicho sujeto (Artemio Valencia) es porque se encuentra en calidad de detenido”.

La dependencia puntualizó que el resguardo en las inmediaciones de la clínica “se realiza en apoyo a una solicitud de colaboración hecha por la Procuraduría de Michoacán, así como por un juez de esa Entidad, quienes pidieron a las autoridades de Jalisco resguardar a dicho individuo, ya que tiene cuentas pendientes en el Estado vecino y se encuentra sujeto a proceso”.

El primer fiscal aclaró que la fricción que se vivió entre la agentes municipales, estatales e investigadores con la Policía Federal, no ocurre con los representantes de la federación asentados en Jalisco, con quienes “existe una buena coordinación y comunicación (...) sin embargo, el problema se dio con elementos que vinieron intempestivamente de la Ciudad de Mexico”.

Por dicho acto, que afortunadamente no desencadenó un alboroto superior a las palabras altisonantes, la fiscalía estatal inició un acta ministerial “y tomó declaración a las personas que encabezaban el operativo, quienes informaron que recibieron una denuncia anónima (en la que se delataba a) un presunto integrante de un cártel que se hallaba hospitalizado; viajaron (..) para corroborarlo y (dijeron) que desconocían la situación jurídica de este sujeto”.

Además, se informó que el titular de la Procuraduría de Justicia entabló plática con autoridades de la PGR “para mostrarles un extrañamiento”, y que hizo lo propio con su homólogo michoacano, Jesús Montejano Ruiz, “quien le informó que ese Estado ya había informado a la PGR sobre la estancia en Zapopan de Artemio Valencia Cuevas”.

Finalmente, Tomás Coronado negó tajantemente el señalamiento de que, en Jalisco, las autoridades locales protegen a diversos cárteles de la droga.

“Desmintió totalmente que la Procuraduría dé protección a personas afines con la delincuencia organizada y reiteró que está cumpliendo con su deber y actuando a petición de la fiscalía michoacana”.

Temas

Lee También