Viernes, 01 de Marzo 2024
Jalisco | La formación académica excluye la cualidad humana para impartir justicia

Los jueces no sólo deben ser expertos en derecho, también en humanidades

María del Carmen Platas Pacheco, investigadora de la Universidad Panamericana, presenta su más reciente libro “Prudencia, Arte del Juzgador”

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- El juez ha de ser una persona prudente porque a la justicia —que es el fin del derecho— y al deber del juez, no se llega sin la prudencia, según expone “Prudencia, Arte del Juzgador”.

El anterior es el más reciente libro de María del Carmen Platas Pacheco, investigadora de la Facultad de Derecho de la Universidad Panamericana (UP), autora de una amplia serie de publicaciones sobre la filosofía del derecho, y que ahora dedica su último libro a los que tienen la responsabilidad de impartir justicia.

Platas Pacheco, quien es reconocida por sus aportaciones al pensamiento filosófico del Poder Judicial, explica que para llegar a ser prudentes, los jueces no sólo deben ser expertos en derecho, sino también en humanidades:

“El juez tiene que ser un experto en humanidad. Más allá de un conocedor de códigos, o una persona que sepa de leyes, por sobre todas las cosas un juez ha de ser una persona con la sensibilidad social para comprender que detrás de un conflicto subyace lo más preciado de la vida del ciudadano: su honra, su libertad, sus bienes patrimoniales, etcétera. Poder resolver qué es lo justo no es un asunto que sólo se solucione con tomar de un texto normativo, más que eso, es humanizar la acción del juez”.    

El escaso conocimiento humanístico de gran parte de quienes tienen la altísima responsabilidad de impartir justicia, subraya la investigadora, es un problema que viene desde su formación universitaria:

“Lo que ocurrió durante los cinco años de la inmensa mayoría de los que estudiamos la carrera de derecho fue que los profesores nos repasaron los códigos, nos repasaron los textos normativos y frecuentemente nos obligaron a memorizarlos, pero jamás nos enseñaron a pensar. Algunos de esos estudiantes de derecho, por alguna circunstancia de la vida, van a dar al Poder Judicial y hacen carrera dentro del Poder Judicial con esa carencia de elementos para el razonamiento lógico y prudente. Entonces lo que saben es lo que les enseñaron en la universidad: memorización de códigos, pero impartir justicia es un asunto muy humano, que está en la calle”.

En ese sentido, saber leyes no es suficiente para ser juez: es necesario formar el razonamiento y formar las disposiciones de la voluntad y de la prudencia, contenido medular de este libro que presenta una serie de conocimientos que no son nuevos, “sino la ignorancia de nuestro tiempo”, agrega la investigadora.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones