Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018
Jalisco | El presidente del partido, Javier Guízar, acudió al Congreso a respaldar a diputados contra el proyecto del Ejecutivo

Lanzan priistas última condena contra endeudamiento de cinco mil 500 MDP

Arana, en particular, advirtió que se está condenando a hipotecar al Estado hasta por 25 años

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- El presidente estatal del PRI, Javier Guízar Macías, acudió la mañana de este martes a brindar su respaldo a los diputados del PRI, que anunciaron su rechazo a la iniciativa de endeudamiento por cinco mil 500 millones de pesos, que seguramente, será aprobada en sesión que inició con más de una hora de retraso, después de las 12:00 horas.

El dirigente político y los diputados Juan Carlos Castellanos (coordinador de la fracción priista de legisladores) y Jorge Arana, reiteraron que no hay argumentos para sustentar el endeudamiento que ya fue aprobado, la semana pasada, en sesión de la Comisión de Hacienda y Presupuestos.

Arana, en particular, advirtió que se está condenando a hipotecar al Estado hasta por 25 años.

“En este momento”, enfatizó, “la deuda del Gobierno del Estado es de poco más de 11 mil millones de pesos, más seis mil 48 que se pretenden, y solamente con el pago de intereses, la deuda de Jalisco subiría más de 20 mil millones de pesos. Es decir, de entrada que cada uno de los jaliscienses, aún los que hoy acaban de nacer, ya vienen con una deuda de dos mil 600 pesos. Los que están naciendo en este momento, ya están endeudados si esta pretensión se cumple”.

Los priistas acusaron a la administración del gobernador Emilio González Márquez de no comprometerse con los jaliscienses a reducir su gasto corriente y de impulsar un endeudamiento “con fines netamente electorales”.

Juan Carlos Castellanos reiteró que el PRI votará contra el endeudamiento porque el Gobierno estatal “ha sido incapaz” de ejercer el endeudamiento aprobado para 2008, por dos mil 700 millones de pesos.

El coordinador de la fracción de diputados del PRI anotó: “Con el antecedente del presupuesto que se está ejerciendo este año, que es el punto de partida, no vemos resultados realmente reflejados o trascendentes en bien de la ciudadanía.

“Partió este año el presupuesto con una aprobación de 56 mil millones de pesos, y creció a 63 mil y cachito de millones de pesos. Hubo un incremento superior a siete mil millones de pesos, los cuales pudieron haber evitado, primero, el endeudamiento de los dos mil 700 millones de pesos, porque había un artículo transitorio que preveía que de no requerirse esos recursos, no sería necesario contratar esa deuda. Y después, les habría sobrado para atender obras estratégicas, proyectos prioritarios que fueran realmente detonadores de desarrollo en el Estado.

“En consecuencia, ante la falta de resultados, se tiene que pensar bien en direccionar una decisión de esta naturaleza para que realmente tenga beneficio en bien del Estado. Si partimos de esa realidad, la deuda sería innecesaria, pero si se piensa en las justificaciones que nos dan, de la crisis y las grandes necesidades de inversión que hay en el Estado, tiene que haber una justificación en proyectos que realmente sean productivos, y esto quiere decir que la inversión redunde en temas como empleo, seguridad, educación y salud”.

El diputado insistió en que los priistas están “preocupados por la manera como se presenta esta iniciativa, porque se pretende canalizar a gasto ordinario un gran porcentaje de los recursos que se adquirirían como deuda. En consecuencia, no podemos aceptar que la deuda sea para soportar gasto ordinario, porque eso habla de que las autoridades están en situación de imposibilidad para enfrentar la operación del Gobierno y sería regresivo para el Estado”.

En tanto, Javier Guízar condenó la nueva propuesta de deuda porque “por más que analizamos la propuesta, no encontramos justificación, ya que tiene 15 mil millones de pesos de partidas discrecionales, ya que no ha hecho ningún ofrecimiento para que al menos reduzca el 10% del gasto corriente, que nos ahorraría cinco mil millones de pesos, sólo con el hecho de congelar plazas; de no comprar vehículos nuevos; no comprar edificios y tratar de generar un esquema que nos permita a todos saber que el Gobierno del Estado está haciendo un compromiso con los jaliscienses.

“La deuda –insistió– puede llegar a pagarse hasta en 25 años… vamos a hipotecar al Estado por 25 años. Es una deuda que no nos da a los jaliscienses la certeza de que va a utilizarse en beneficio de todos. El Gobierno del Estado y la fracción de diputados del PAN, no estuvo de acuerdo con un fideicomiso de infraestructura, como lo hizo el Presidente Felipe Calderón (…), como no hay ningún compromiso por parte del Gobierno del Estado, los diputados del PRI han tomado la decisión de no apoyar este endeudamiento”.

EL INFORMADOR / Jorge Octavio Navarro

Temas

Lee También

Comentarios