Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Diciembre 2017
Jalisco | La pareja tenía constantes problemas e inclusive se encontraban separados desde hace un año

Investigan a presunto parricida en Poncitlán

Roberto Pérez Ramos, es investigado por agentes de la PGJE por prsuntamente haber asesinado a su concubina de nombre Xóchitl Ramos Mendoza, de 30 años de edad, el pasado 4 de noviembre

PONCITLÁN, JALISCO.- Acusado de haber asesinado a su concubina, a quien asfixió porque ésta ya no quiso regresar con él por los constantes problemas que tenían, un sujeto de nombre Roberto Pérez Ramos, es investigado por agentes de la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE) pertenecientes a la Delegación Zona Ciénega.

El inculpado, quien tiene 59 años y es vecino de la calle Aquiles Serdán, en la población de Santa Cruz El Grande, municipio de Poncitlán, presuntamente asesinó a quien fuera su concubina de nombre Xóchitl Ramos Mendoza, de 30 años de edad, el pasado 4 de noviembre.

La pareja tenía constantes problemas e inclusive se encontraban separados desde hace un año aproximadamente.

La noche del pasado lunes, Roberto Pérez citó a Xóchitl Ramos para que se entrevistaran en la calle Ferrocarril, de la población de Santa Cruz El Grande, con la finalidad de que resolvieran sus problemas y pedirle que regresara con él.

La mujer se negó a esto, dando inicio a una discusión en la que Roberto Pérez, le tiró un golpe en uno de sus costados y la sofocó.

La señora cayó al suelo y el individuo la asfixió con sus manos y la ató con un mecate y la colgó del poste de una cerca para terminarla de privar de la vida. Luego de esto, bajó el cuerpo y lo dejó abandonado.

Tratando de no levantar sospechas, el presunto criminal fue hacia la casa donde vivía su víctima y preguntó a sus familiares por ella, indicando que quería hablarle.

Debido a que el cuerpo ya había sido localizado, los agentes de la Delegación Zona Ciénega se hicieron cargo de las investigaciones y ubicaron al señalado.

Éste negó los hechos, pero al encontrársele manchas de sangre en su ropa, las indagatorias continuaron, y terminó por aceptar su participación en los hechos.

Roberto Pérez argumentó que tenía celos porque supuestamente la ahora muerta tenía varios hombres con los que se relacionaba sentimentalmente, motivo por el cual decidió privarla de la existencia “para que no fuera de nadie”.

El presunto delincuente será consignado esta tarde ante el Juez de Ocotlán, por el delito de homicidio calificado.
 

 

Temas

Lee También

Comentarios