Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 13 de Diciembre 2019
Jalisco | Existen 15 en la ciudad

En la metrópoli hay una alberca pública por cada 266 mil habitantes

Las piscinas administradas por los gobiernos municipal y estatal están a disposición de más de cuatro millones de personas

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Las albercas públicas de los municipios metropolitanos y el Gobierno estatal son escasas: apenas 15 para más de cuatro millones de habitantes de la mancha urbana, y concentradas, sobre todo, en Guadalajara, que cuenta con 12 en su territorio. Zapopan tiene una y Tonalá dos. Ni Tlaquepaque ni Tlajomulco disponen de este tipo de piscinas.

A través del Consejo Municipal del Deporte, el Ayuntamiento de Guadalajara administra siete albercas abiertas a todo público; entre semana para los interesados en recibir clases de natación, y los sábados y domingos para actividades recreativas familiares, al transformarse en balnearios.

Por otro lado, las piscinas públicas administradas por el Gobierno del Estado se encuentran en áreas populares de Guadalajara. De las siete zonas administrativas en que se encuentra oficialmente dividido el municipio, las albercas están en Tetlán, Oblatos, Huentitán y Cruz del Sur, especialmente en los sectores Libertad y Reforma.

En la zona de La Minerva, la única alberca pública es la localizada en la Unidad Revolución. Ahí no hacen falta más, ya que cientos de fincas, edificios y cotos disponen de alberca propia.

El Code

En la Zona Metropolitana de Guadalajara se cuenta con dos albercas olímpicas en manos de dependencias públicas: una, administrada por el Consejo Estatal para el Fomento Deportivo y el Apoyo a la Juventud (Code Jalisco), en sus oficinas centrales de la Avenida Prolongación Alcalde; otra, está a cargo de la Coordinación de Educación Física de la Universidad de Guadalajara, en su campus de la Calzada Olímpica.

El Code Jalisco tiene además en su sede central una semiolímpica, una fosa de clavados y un chapoteadero. Ahí se imparten clases de natación, nado libre, natación para bebés y clavados.

Pero el Code no sólo ahí cuenta con albercas, también dispone de instalaciones acuáticas en tres unidades deportivas:  la Unidad Revolución, situada en la calle Pablo Neruda, en la colonia Providencia;  la Unidad López Mateos, en la Avenida Colón, en la colonia Industrial, cuya alberca se habilita como balneario los fines de semana, y la Unidad Atlas Paradero, localizada en Marcelino Barragán, en la colonia Atlas.

La que administra la UdeG tiene, además de la alberca olímpica, una fosa de clavados.  Se imparten ahí clases de natación, clavados, polo acuático y se entrena al equipo de natación, al masters, al de acuatlón y triatlón.

Las quince albercas públicas municipales o estatales no incluyen los chapoteaderos ni las fosas de clavados, pero sí la piscina de la UdeG.

Albercas públicas en Guadalajara

Unidad Deportiva    Ubicación

“Silvano Barba González”    Colonia La Paz
Plan de Ayala    Colonia San Rafael
“Cuauhtémoc”    Colonia Talpita
Independencia    Colonia Independencia
“Libertador Miguel Hidalgo”    Unidad Habitacional Miguel Hidalgo
Ciudad Tucson    Colonia Jardines Alcalde
Parque Liberación    Fraccionamiento Higuerillas

Zapopan tiene sólo una

Elevados costos de construcción

Zapopan, el segundo municipio en importancia de Jalisco, con más de un millón 200 mil habitantes, cuenta con una alberca pública que depende del Consejo Municipal del Deporte (Comude), que se ubica en la Avenida Laureles.

Construir otra alberca, ahí o en otro municipio, enfrenta un duro obstáculo: los recursos económicos.

“Las construcciones de las albercas son bastante costosas”, reveló la directora general del Comude Zapopan, Martha Lucy Barriga Hernández, quien consideró que una piscina de 25 metros, sin techar ni climatizar, puede significar una inversión de cinco o seis millones de pesos. Si se le añade cubierta y sistema de temperatura, el precio asciende a los diez o 12 millones.

A esta problemática también se suma que la infraestructura de la ciudad  es inadecuada para su realización; “no solamente es hacerla por hacerla”, dijo. Si se desea construir una alberca pública, tiene que ser con costos sumamente bajos y considerar que no habrá recuperación económica, por lo que el municipio no lo considera una inversión social. Si la iniciativa privada lo quisiera emprender puede hacerlo, pero es muy costoso, aclaró.

“Si quisiéramos hacer una alberca en una colonia de Zapopan, por ejemplo en El Briseño, y la colonia no tiene agua, resolvamos primero el problema del agua y luego pongamos la alberca”.

La funcionaria zapopana destacó que el gobierno municipal ha invertido una buena cantidad  en la completa remodelación y reconstrucción de la mayoría de los centros de recreación deportiva de la zona, como unidades y módulos deportivos, algo que no sucedía en otras administraciones. “A esta alberca apenas en 2006 se le puso techo”.

Proyectan que una sea profesional

Tlaquepaque planea construir dos piscinas


Tlaquepaque actualmente no cuenta con ningún tipo de alberca; sin embargo, entre sus planes está la construcción de mínimo dos: una con propósitos meramente recreativos y otra con fines más profesionales.

La primera se construiría en el el complejo deportivo “Valentín Gómez Farías”, donde actualmente se está haciendo una cancha de futbol y de rugby, con una inversión ahí ya de cuatro millones de pesos, según lo comentó el jefe del Departamento de Fomento Deportivo, Juan Manuel Murillo.

El otro proyecto está pensado para el parque Camichines, que tiene nacimientos de aguas termales. Ahí se prevé construir una alberca de recreación.

Los proyectos contemplados a terminarse en 2011 con la próxima administración no sólo tienen la finalidad de cumplir con la función de fomentar el deporte y la convivencia familiar, sino también pretenden brindar servicios de rehabilitación a personas de la tercera edad y quien lo necesite, agregó el funcionario.

A su vez, el municipio de Tonalá cuenta con cuatro albercas públicas, de las cuales dos son “chapoteaderos”. Las cuatro piscinas están localizadas en la Unidad Deportiva Revolución Mexicana, que se considera la más grande y mejor acondicionada de la ciudad.

Las albercas tonaltecas son autofinanciables y se encuentran en buenas condiciones, aunque no están techadas ni cuentan con calderas. La ausencia de calentadores de agua reduce la asistencia al lugar en tiempo de clima frío.

El jefe del Departamento del Área Deportiva en Tonalá, Carlos Gutiérrez, informó que existe un proyecto para mejorar las condiciones de las albercas públicas. El plan se presentó al presidente municipal y a los regidores, y propone instalar calderas y techarlas.

Tlajomulco no cuenta con infraestructura

“Tlajomulco ahorita no está preparado económicamente como para mantener una alberca”, reconoció Benjamín Buenrostro, director del Consejo Municipal del Deporte de ese municipio, donde se cuenta con tan sólo cinco unidades deportivas para una población que rebasa los 220 mil habitantes.

Argumentó que construir una piscina es un costo considerable y un mantenimiento grande, porque “sale más caro mantener que construir”. 

Recordó que al principio de la actual administración sí se presentó un proyecto para la construcción de una unidad deportiva nueva. Canchas de futbol, tenis, voleibol de playa, pista de atletismo, gimnasio para atletas, gimnasio al aire libre, domo deportivo, área de snack y comedor, enfermería, oficinas del Comude, concesiones en diferentes espacios, alberca olímpica y para clavados, eran parte del proyecto que se preveía construir a lo largo de 11 hectáreas.

A pesar de que las empresas concesionarias estaban  listas, el plan se vino abajo y no se pudo realizar. Faltaron los apoyos del Gobierno federal, estatal y municipal, precisó.

EL INFORMADOR / ITESO / María Lilia Mendoza Díaz, Nalleli Gabriela Gómez Gutiérrez, Eunice Donaji García Ortíz, Jolette Guadalupe Hernández Navarrete, Indira Mariscal Díaz y Érika Rosana Peredo Ibarra.

Temas

Lee También