Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Octubre 2019
Jalisco | Están en marcha las obras preliminares

Debaten ingenieros por puente atirantado en Lázaro Cárdenas

El encargado del proyecto ejecutivo sostiene que invertir 20% más se justifica por el aspecto estético y la funcionalidad

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- El proyecto del puente atirantado que el Gobierno del Estado construirá en el cruce de Lázaro Cárdenas y López Mateos, genera posturas a favor y en contra en diversos sectores. Esta obra está planeada para convertirse en un ícono de la ciudad, aunque representará una inversión más alta con respecto a otra solución vial, como sería una estructura de concreto.

Construir el puente atirantado en Lázaro Cárdenas significará una inversión de alrededor de 20% más, con respecto a una estructura de concreto, estimó Fernando Zamorano Bernal, director de Diestra, empresa encargada del proyecto ejecutivo. Sin embargo, destacó que el proyecto conjuga funcionalidad y estética, “la idea es que (el puente atirantado) sea un ícono de la ciudad, algo trascendente”.

El que sea un proyecto más costoso es uno de los principales señalamientos de quienes rechazan la obra. Mientras que los organismos y personajes que la respaldan, argumentan que el invertirle más recursos se justifica por el aspecto estético, además de sostener técnicamente es factible el atirantado.

Por su parte, el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Jalisco, José Luis Brenez Moreno, manifestó que técnicamente es factible construir un puente atirantado o una estructura de concreto convencional en el cruce. Empero, opinó que no sólo por la cuestión técnica sino por la estética, el puente atirantado es una adecuada opción, siendo ésta la postura del colegio.

“Con la estructura metálica que se construirá se pueden manejar claros muy grandes, mínimo 70 u 80 metros, esto permite sortear obstáculos en el subsuelo y con la estructura metálica es más fácil jugar con las formas; en este caso sí estamos hablando de un puente colgante o atirantado”.

Reconoció que el puente atirantado es más costoso, pero consideró que vale la pena la inversión porque Guadalajara tendrá una obra vistosa.

Asimismo, comentó que es respetable la opinión de ingenieros como Luis Giachetto Covarrubias, experto en puentes, quien considera que lo más adecuado es construir en el cruce un puente de concreto convencional, manteniendo el concepto que existe en la Calzada Lázaro Cárdenas. Este experto señaló que los puentes atirantados son más costosos y adecuados para sitios como bahías, donde los claros son muy amplios y no es factible aplicar otra solución. También refirió que el mantenimiento de esas estructuras es elevado.

Posturas en contra


Organismos ciudadanos encuentran distintos aspectos en contra del puente atirantado, como el hecho de que sea más caro. Indican también costos de mantenimiento elevados, así como falta de transparencia en la estructura.

Guadalajara 2020, a través de su presidente, José Palacios Jiménez, rechazó la opción de construir un puente atirantado. Dijo que deben considerarse otras alternativas de solución vial diferentes, las cuales resultarían más económicas. Además, consideró que este tipo de puentes son aptos para construirse en bahías.

Mientras que el Colectivo Ecologista de Jalisco, a través de uno de sus miembros, Mario Silva Rodríguez, refirió que este tipo de estructuras no resuelven los problemas de movilidad, incluso causan el efecto de fomentar el uso del vehículo y atraen más automovilistas a las zonas donde se pretenden resolver los conflictos vehiculares.  

Más detalles

Al dar más detalles del puente atirantado de Lázaro Cárdenas, donde se pretende concretar un viaducto desde Carretera a Chapala hasta Periférico Poniente, Fernando Zamorano Bernal, director de Diestra, subrayó que el proyecto busca transparencia, que los elementos de la obra no obstruyan la vista. Se pretenden reducir las afectaciones a vecinos y negocios de la zona.

Explicó que el proyecto dará facilidades de circulación a los automovilistas.
En cuanto al costo más elevado que tendría la obra respecto a la opción de un puente convencional, dijo: “Definitivamente, sí puede tener un incremento que esté perfectamente justificable, pero es un incremento menor a 20%, una cosa así, que cae dentro de lo aceptable tomando en cuenta la relación costo beneficio y no nada más el costo, puesto que podrá haber soluciones más baratas, pero no con los beneficios que esta representa”.  

En tanto que Zamorano Bernal y Brenez Moreno coinciden en que la posibilidad de construir un túnel en el cruce, sería más compleja dado que ya está el paso subterráneo de López Mateos en el punto, además de que existe el colector. También rechazan que el tema de mantenimiento resultará elevado para el puente atirantado, dado que existen materiales de mucha calidad que permiten durabilidad de varios años.

De la posibilidad de una estructura de concreto, mencionan que implicaría más complejidad en la construcción en sitio, significaría construir columnas más cercanas, lo que le resta transparencia. Además, debido a la altura de las trabes sería una obra muy robusta sin mayor diseño, “sería una mole de concreto”, agregó el presidente del Colegio de Ingenieros.


Componentes


Las rampas de inicio y terminación serán a base de tierra armada, con una longitud aproximada de 130 metros cada una.

En su parte Oriente se construirá un puente a base de estructura metálica, compuesto de trabes tipo cajón sobre columnas de concreto armado con un remate de estructura de acero tubular. Las columnas tendrán una cimentación a base de zapatas aisladas de concreto armado; tendrá una longitud aproximada de 130 metros.

El cruce de la avenida López Mateos será por un puente atirantado con una longitud aproximada de 170 metros, sostenido con una estructura a base de pilones con una altura aproximada de 40 metros con tirantes de acero, y con cimentación a base de un sistema de zapatas de concreto armado, incluyendo un sistema de amortiguamiento en su parte central para prevención sísmica.

En su parte Poniente se construirá un puente a base de estructura metálica compuesto de trabes tipo cajón sobre columnas de concreto armado con un remate de estructura de acero tubular, las columnas tendrán una cimentación a base de zapatas aisladas de concreto armado; tendrá una longitud aproximada de 400 metros.

La altura libre bajo el puente será de 5.50 metros, y la superficie de rodamiento será a un nivel de 7.30 metros.

Cada sentido de circulación constará de tres carriles, cada uno de los cuales medirá 3.30 metros.


Obras preliminares

Las obras preliminares para la construcción del puente están en marcha, es cuestión de semanas que inicien los trabajos más directos. La Secretaría de Desarrollo Urbano invertirá en total entre 350 millones y 370 millones de pesos en la estructura cuya edificación durará alrededor de 20 meses.

El desarrollo del proyecto será en una longitud aproximada de mil 200 metros. Inicia en su parte Oriente entre la calle Atmósfera y la calle Santuario;  remata en la parte Poniente en San Uriel.

Temas

Lee También

Comentarios