Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 22 de Mayo 2019
Jalisco | Tras un estudio, Guadalajara resultó la más lenta en el tránsito vial

Baja velocidad promedio en calles de la metrópoli

Tras un estudio en corredores de cuatro ciudades, Guadalajara resultó la más lenta en el tránsito vial

Por: EL INFORMADOR

Un estudio entre las zonas metropolitanas de Guadalajara, Monterrey, Toluca y Puebla revela que aquí se registró el tránsito más lento. EL INFORMADOR /

Un estudio entre las zonas metropolitanas de Guadalajara, Monterrey, Toluca y Puebla revela que aquí se registró el tránsito más lento. EL INFORMADOR /

GUADALAJARA, JALISCO (25/AGO/2015).- La baja velocidad con la que los vehículos del transporte público se trasladan en los principales corredores de la Zona Metropolitana de Guadalajara es cotidiana. Existen zonas en donde llegan a circular a ocho kilómetros por hora (km/h) en promedio en las llamadas “horas pico”, mientras el recorrido en auto particular es de 10.9 kilómetros por hora, por lo que urgen medidas a fondo para evitar el colapso vial.

Según el estudio de El Poder del Consumidor, el promedio en el transporte público es de 9.1 km/h y en auto, 11.3 kilómetros por hora. Tras un estudio entre cuatro metrópoli, Guadalajara es la más lenta, pues en Monterrey la velocidad mínima registrada es de 11.5 kilómetros, en Toluca 9.6 y en Puebla 12.2 kilómetros por hora, sin olvidar que la Perla Tapatía tiene el mayor volumen de automóviles circulando, después del Distrito Federal.

En 2009, el promedio de velocidad en el transporte público en Guadalajara era de 14 kilómetros por hora y del transporte privado, 19, según el Centro Estatal de Investigación de la Vialidad y del Transporte (CEIT), es decir, en seis años disminuyó la velocidad en 35% en el primero y 40% en el auto. Según el estudio incluyó a los cinco corredores más importantes de la ciudad, siendo el derrotero de Juárez y Vallarta en donde se llega a presentarse la menor velocidad: ocho kilómetros por hora.

Daniel Zamudio, coordinador de Transporte Eficiente en El Poder del Consumidor, afirma que en Guadalajara urge una red de Macrobús para evitar la parálisis en un futuro cercano.

“Debe existir una red como en el Distrito Federal, donde hay un programa de 10 a 15 corredores que se tiene que hacer similar” aquí.

El diagnóstico arroja datos contundentes, al afirmar que un usuario dedica en promedio una hora y 25 minutos en trasladarse, por lo que la rapidez no es un factor que cumpla el sistema de transporte público.

Por algunos lapsos del día los transportistas y automovilistas pueden aumentar la velocidad, ya que no es uniforme: en zonas como González Gallo, R. Michel o Periférico no se circula a ocho kilómetros por hora, pero existen lapsos en las “horas picos” que ante la deficiencia en la sincronización de los semáforos se llegan a esas velocidades.

“Vamos a vuelta de rueda, cada día avanzamos más lento, el tiempo se hace eterno, vamos como los cangrejos”, dice Juan Manuel Serrano, quien de lunes a viernes cruza la ciudad para trasladarse a su escuela. El joven estudiante aborda el transporte público en la Avenida Juárez a la altura del Parque Rojo y, en una hora, llega a su destino: la Universidad Panamericana.

Juan confiesa que debe levantarse antes de las cinco de la mañana para llegar al Tren Ligero y después transbordar al Pre Tren y llegar a su casa de estudios a las siete de la mañana para empezar a tomar su primera clase.

“En cuanto empiece a trabajar voy a comprar un coche, han sido demasiadas aventuras en el transporte público, yo veo a mis amigos llegar en bicicleta, pero se juegan la vida”.

Tras estudiar el comportamiento de los derroteros del transporte público: Laureles, Ávila Camacho, Alcalde y Revolución; Avenida Patria; Mariano Otero; López Mateos y Juárez-Vallarta se descubrió que las velocidades van desde los ocho kilómetros hasta los 10.7, en recorridos realizados de las 7:00 a las 10:00 horas y de 18:00 a las 21:00 horas.

Mientras en automóvil y en las mismas rutas las velocidades van desde los 10.9 kilómetros por hora hasta 12.6.

“Hay un problema de planeación, otro de gobernanza para tomar decisiones en combinación con la sociedad y un problema que predominan los intereses privados sobre los públicos”, afirma Carlos Barba Solano, investigador de Políticas Sociales de la UdeG.

CRECIMIENTO DESORDENADO
Proponen carril confinado


En los últimos 20 años, Guadalajara ha crecido de manera desordenada, dispersa, insustentable y sin políticas públicas del transporte público de calidad, solamente el automóvil ha sido beneficiado, por lo cual las formas de trasladarse se han visto afectadas, ya que todos los ciudadanos emplean mayor tiempo en moverse, resume El Poder del Consumidor.

“El objetivo del estudio fue que las rutas del transporte que circulan por los ejes analizados tengan su carril confinado, pero los gobiernos no dan el paso de poner un carril confinado al transporte porque tiene un costo político y no quieren enfrentarlo, pero deberían. La prioridad debe ser el transporte público, eso nos dice la experiencia internacional, porque entre más vialidades haya éstas se van a saturar al poco paso del tiempo y no van a solucionar el problema de movilidad”, afirma Daniel Zamudio.

Por otro lado, se afirma que el valor estimado del tiempo que pierde un usuario del transporte público en Guadalajara va de los 13 mil 776 pesos a 16 mil 80 pesos al año, por lo que la pérdida económica de horas-hombre anuales en cinco corredores estudiados es de 68 mil 880 pesos anuales. En tanto el monto perdido para un usuario en auto particular en los principales corredores va de seis mil 914 pesos a 10 mil 499 pesos.

FRENTES DE OBRA COMPLICAN EL REGRESO A CLASES
Hasta los maestros llegaron tarde


A pesar de las recomendaciones de las secretarías de Movilidad y Educación de tomar precauciones debido a los conflictos viales, fueron muchos los alumnos y profesores que llegaron tarde al primer día de clases.

Blanca Gómez, maestra de la primaria Diego Rivera, llegó 45 minutos tarde al plantel ubicado a unas cuadras de la Carretera a Tesistán: “Tenía toda la intención de estar aquí a las 7:30 y llegué hasta las 8:15 horas… un choque me detuvo muchísimo, además hay muchas obras”.

La profesora estima prudente ampliar la tolerancia de 30 minutos.

José Guerrero Uribe, director del turno de la tarde, confirmó que se ajustarán a la tolerancia de 30 minutos que recomendó la Secretaría de Educación: “Hemos hablando con los padres para que hagan un esfuerzo mayor y sean puntuales”.

El único pedido para Movilidad es que se instale la señalética prometida desde hace un año para proteger a los 350 alumnos que estudian en el plantel.

La secretaría se comprometió a instalar un operativo especial para atender a los planteles con impacto directo por las obras, pero por esa escuela no se registró presencia de los operativos.

Los propios trabajadores de la Línea Tres también se vieron afectados por el tráfico. Es el caso de Cristina, banderera de la obra, quien tardó una hora en llegar (desde la Colonia Indígena) al cruce de Periférico y la Carretera a Tesistán. Antes del regreso a clases hacía 30 minutos para llegar a su destino, pero ahora tardó una hora y media. Por lo anterior pide al Gobierno del Estado que les de tolerancia de llegar tarde a los trabajadores.

CIERRES VIALES
El Centro vuelve al caos habitual


Estudiantes, empleados y maestros sufrieron para llegar a sus escuelas por las obras de la Línea 3 del Tren Ligero. La construcción trastocó las vialidades del Centro Histórico y saturó las vías alternas.

Por Juárez, en su cruce con 16 de Septiembre, las filas de vehículos llegaban hasta la calle Degollado aún a las 08:30 horas. El “caos” resultó ser el cotidiano para el agente vial que labora desde las 06:30 horas en el cruce mencionado.

En el primer cuadro de la ciudad, donde dominan las universidades privadas, Arturo Puga, alumno del Centro Universitario Azteca, tardó una hora y media para llegar a clases. Su queja principal fue rebosamiento de los camiones de transporte público que no se daban abasto.

Pero en las vías alternas no corrieron con la misma suerte. José Ricardo Chavira, trabajador de la Línea 3, quien apoya para acelerar el tráfico en la calle San Felipe, dice que los conductores iban con más prisa, de hecho fue testigo del atropellamiento de un motociclista.

En la Preparatoria 1, la secretaria Lara Neri Montes comenta que desde julio solicitaron a la Secretaría de Movilidad (Semov) la modificación del derrotero de camiones, pero no han tenido respuesta.

El problema en la zona se multiplicó con la entrada de los alumnos de la Primaria Manuel M. Diéguez, el jardín de niños Silvia Ramírez Ramírez y la Secundaria 70, que están en la misma manzana a una cuadra de la Preparatoria 1.

Glorieta del Charro

El tráfico matutino que a diario se presenta en Revolución a su cruce con la Glorieta del Charro registró un ligero incremento vial por las obras de la Línea 3 del Tren Ligero y el regreso a clases.

Marco trabaja en la obra de la nueva línea de Tren Ligero en el cruce de Revolución y Chamizal. Lo improvisaron como “banderero” y colabora con los agentes viales para agilizar el tránsito, pero indica que en el regreso a clases no hubo mayores contratiempos.

“La verdad la carga vehicular se resintió un poco, yo creo que la gente tomó sus medidas y se levantó más temprano”.

Maricarmen Sánchez aprieta la mano de su mamá Lorena, en el primer día de clases de la pequeña de seis años. “Le da miedo enfrentar lo desconocido, es tímida y por eso el temor”, dice Lorena y agrega que no tuvieron problemas para llegar a la Urbana 238, ubicada en Chamizal; sin embargo acepta que el tráfico aumentó, porque es una ruta alterna, pero los vehículos se estacionan en donde se les “pega la gana”. También solicita un semáforo para el cruce de su escuela, ya que se ha vuelto peligroso con las rutas de camión que desviaron.

PARA SABER
Más rápido


Aunque el automóvil se ha satanizado, en la última década sigue siendo el transporte más veloz, con diferencia de 22 minutos con relación al transporte público, por lo cual los usuarios no dejan el uso del coche.

VELOCIDAD PROMEDIO EN GUADALAJARA

Año 2000 2009 2015


Transporte público 18 km/h 14 km/h 9.1 km/h

Transporte privado 24 km/h 19 km/h 11.3 km/h

Fuentes: Ceit y Revista del Consumidor.

Agentes viales Recomiendan buscar rutas alternas

Para no llegar tarde, los agentes viales instalados a la altura del Mercado del Mar, sobre Laureles, recomiendan a los automovilistas buscar rutas alternas y levantarse más temprano: “Pregúntame a dónde vas y para todos lados hay una vía alterna para que no se metan a la obra y no lleguen tarde a sus trabajos”.

Otro agente vial culpa a la obra: “Nos provoca disminución de carriles, modificación de rutas y la gente no está acostumbrada”. El otro problema, dice, es que la cultura vial está por los suelos, “a la gente le vale gorro, no preguntan, no se informan y no les importa, no se interesan en las recomendaciones de la autoridad vial ni conocen las rutas alternas”.

ALISTAN PLAN DE VERIFICACIÓN CON ENDURECIMIENTO DE SANCIONES
Viejos y contaminantes, la mitad de los vehículos


La mitad de los vehículos en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) son viejos y altamente contaminantes, reveló un estudio elaborado por el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP). El informe presentado por la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial de Jalisco (Semadet) detalla que los automóviles aportan el 96% de los contaminantes en el aire, colocando a Jalisco en el segundo lugar nacional con los más altos índices de emisión de ozono y partículas, muy por encima de lo permitido por la Norma Oficial Mexicana.

En conclusión, cinco de cada 10 vehículos que circulan en la ZMG tienen más de 14 años de antigüedad y no cuentan con un convertidor catalítico, un dispositivo que sirve para controlar y reducir los gases nocivos expulsados durante la combustión interna de los automóviles.

Se precisa que en Jalisco hay 2.5 millones de vehículos; de éstos, un millón 886 mil están registrados en la metrópoli, siendo Guadalajara el municipio que más autos registra, seguido por Zapopan.

Sin embargo, el IMP detectó que los niveles más altos de contaminación se concentran en las zonas con más alto grado de marginación destacando Tlaquepaque, Tonalá y algunas áreas al Sureste de Guadalajara. Según se explicó esto se relaciona con la óptima arborización en las zonas como Zapopan y el Centro de Guadalajara.

“Mucho parque vehicular en Jalisco está avejentado, más del 50% va a necesitar esta tecnología que se conoce como convertidores catalíticos. Lo que vamos a propiciar es que haya talleres especializados para que los ciudadanos vayan haciendo estos ajustes”, destacó María Magdalena Ruiz Mejía, titular de la Semadet.

El estudio forma parte de una serie de trabajos para fortalecer el programa de verificación vehicular obligatoria en Jalisco y crear un Centro de Vigilancia, Control e Inspección Vehicular. Según detalló Ruiz Mejía, además se proyecta el endurecimiento de las multas y el uso obligatorio del catalizador; sin embargo, señaló que las medidas se aplicarían hasta el 2016.

“Todavía falta, nos falta entrar en el proceso de licitación, el concurso, toda la parte física del programa, pero vamos en tiempo. Lo que puedo adelantar es que va a haber una automática: si no está verificado el auto va a haber una multa y no va a ser condonable”.

El parque y sus efectos

Un millón 886 vehículos circulan en la metrópoli. En Jalisco hay 2.5 millones.

56% de los autos en la metrópoli tienen más de 14 años de antigüedad y no tienen convertidor catalítico.

Los autos concentran 96% de los emisores de contaminantes.

Jalisco ocupa el segundo lugar nacional con más contaminantes en el aire. El primer lugar está DF y en tercero, Nuevo León.

La NOM permite una concentración de 45 puntos, pero en diciembre de 2014, Tlaquepaque alcanzó los 90 puntos.

Al año se contabilizan 655 muertes prematuras en Jalisco provocadas por padecimientos que se originan en la contaminación.

LA VOZ DEL EXPERTO
Exceso brutal

Carlos Barba Solano
(académico de la UdeG).

Durante décadas, en Guadalajara han prevalecido políticas erróneas en movilidad. En el caso del transporte público se ha pensado como un negocio, no como una obligación pública que debe ser garantizada por el Estado y eso ha repercutido en muchas cosas, como en las inversiones que se han realizado hasta ahora.

Son muchos años de atraso, no se ha invertido en el campo del transporte público hasta ahora, se ha priorizado en vialidades para resolver nudos viales que tienen que ver con el exceso brutal de automóviles.

Si la gente opta por tener un automóvil es porque no hay transporte público suficiente; otro error en términos de planeación urbana es que se ha permitido que se densifiquen zonas sin que se resuelva el problema de las vialidades de manera previa, por eso los derroteros se congestionan porque no ha existido una planeación en términos de vialidad. Eso es grave y difícil de resolver, porque la gente vive en zonas donde solamente existe una salida y eso es muy grave, tendrían que existir inversiones para que haya nuevos ejes que permitan descongestionar un poco y sobre todo privilegiar la inversión en términos de infraestructura urbana para transporte público.

El problema es que las decisiones se toman sin tomar en cuenta a la ciudadanía

LA VOZ DEL EXPERTO
A la baja

Luis Felipe Siqueiros Falomir
(miembro de Guadalajara 2020).

La tendencia es que cada día las velocidades a la hora de transportarse sean mucho menores.

El alto grado de motorización que se está teniendo en Guadalajara y en la mayoría de las ciudades del país, hace que se saturen cada día más las vialidades, y esa motorización tiene que ver porque se le ha apostado al transporte privado.

Esa es una tendencia que es visible en muchas de las ciudades modernas, es algo que están sufriendo las ciudades y las causas son la desorganización del sistema de transporte público, una falta de eficiencia, una falta de inversión en ese tipo de medios alternativos para la movilidad y la propia configuración de la ciudad, que nos hace los usos del suelo aislados unos de otros.

Se ha permitido la expansión de la ciudad a lugares lejanos, existe una dispersión urbana que hace que se dependa cada vez más del automóvil: se han autorizado fraccionamientos lejanos en la Carretera a Colotlán, en Tlajomulco, en El Salto, en lugares aislados de las zonas urbanas, esa gente que vive en esos cotos, esa gente depende del automóvil para movilizarse y aumentan traslados promedios.

La ciudad debe tener mayor conectividad, se necesita invertir en sistemas masivos de transporte público. Urge una reestructuración del transporte público.

Sigue: #debateinformador

¿En cuál avenida identifica que la velocidad del tránsito se ha reducido en los últimos años?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios