Sábado, 25 de Septiembre 2021
Jalisco | Permaneció nueve meses en el Hogar Cabañas sin contacto familiar

Alondra regresa a su casa

Permaneció nueve meses en el Hogar Cabañas sin contacto familiar

Por: EL INFORMADOR

La menor ya se encuentra en su hogar con su mamá. ARCHIVO /

La menor ya se encuentra en su hogar con su mamá. ARCHIVO /

GUADALAJARA, JALISCO (17/JUL/2013).-  La agonía terminó para "Alondra" y su familia, pues la mañana de este miércoles fue entregada a su madre tras nueve meses de permanecer en el Hogar Cabañas por una queja infundada. Su hermano Tony y su prima Laura, que junto con la niña de seis años fueron separados de su familia en octubre del 2012, también regresaron a casa.
 
Lezly Ornelas Sánchez es el verdadero nombre de "Alondra", cuya historia de separación comenzó cuando en el crucero de Avenida Vallarta y Niño Obrero -donde ayudaba a su mamá a vender chicles-, un hombre le tomó una fotografía recibiendo dinero y la hizo circular en redes sociales como un posible caso de robo o explotación de menores, pues la niña es rubia y su madre morena. 
 
El revuelo no se hizo esperar y la otrora Procuraduría General de Justicia acudió al cruce citado y detuvo a la madre de la menor, Jiola Esmeralda Ornelas Sánchez, y a su hermana Laura, les quitaron a sus hijos y los pusieron a disposición del Consejo Estatal de Familia, en tanto desahogaban el supuesto robo de la "niña güerita" o "Alondra", como se le conoció a Lezly en redes sociales.
 
Fue así como durante tres días las señoras permanecieron en la Procuraduría, donde sin su autorización les realizaron pruebas de ADN que finalmente resultaron positivas.
 
"La Procuraduría se lleva a las dos hermanas y a sus hijos para investigarlas, ahí las tienen tres días detenidas ilegalmente con las vejaciones de siempre, tratando de sacarles la verdad: (que la niña rubia era supuestamente robada)", declara el abogado de la madre, José Esparza.
 
"Les hacen pruebas de ADN y resulta que la niña sí es suya, resulta que el papá sí es rubio".
 No obstante el resultado de las pruebas, las señoras no pudieron recuperar a sus hijos hasta este miércoles, nueve meses después.
 
"Ya que (el Ministerio Público) vio que no había delito que perseguir y que sí era la hija de Jiola, lo que debió de haber hecho hace muchísimo tiempo fue levantar la medida provisional que dictó, cosa que no hizo", abunda el abogado.
 
En noviembre, las mujeres acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) apoyadas por el presidente de la asociación civil FIND para localizar menores desaparecidos, Juan Manuel Estrada Juárez, para interponer una queja por la manera en que la Procuraduría actuó en perjuicio de su familia, y consiguieron la emisión de una medida precautoria para que el Hogar Cabañas les permitiera convivir con sus hijas, dado que no había impedimento legal para ello.
 
De esa manera, Jiola Esmeralda visitaba solamente dos horas por semana a sus hijos Lezly y Tony, mientras que su hermana Laura contaba con el mismo periodo para convivir con su hija de mismo nombre.
 
Finalmente, tras un proceso en que se les concientizó a las señoras para que alejaran a los niños del trabajo en la calle y afirmaran que los llevarían a la escuela, les fueron entregados sus hijos.
 
Aunque ahora ambas madres de familia ahora tienen de regreso a sus niños, su abogado, facilitado por la asociación FIND, no descarta que procedan legalmente por la separación injustificada de sus hijos, que comenzó en Facebook por una cuestión de color de piel.
 
Para saber:
 
Ante el caso, el ombudsman jalisciense, Jesús Álvarez Cibrián, dijo que será necesario que las autoridades que retuvieron a los menores otorguen atención sicológica a la familia completa, dado que la separación prolongada representó un sufrimiento emocional para ellos.

EL INFORMADOR / VIOLETA MELÉNDEZ

Temas

Lee También