Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 22 de Noviembre 2017
Jalisco | Revisiones periódicas son la clave para detectar males a tiempo

Acudir una vez al año con el ginecólogo, vital para una buena salud femenina

Revisiones periódicas son la clave para detectar males a tiempo como el cáncer cervico uterino
La mayoría de revisiones médicas son en el grupo de 20 a 50 ños, en muchos casos por alteraciones menstruales. EL INFORMADOR / ARCHIVO

La mayoría de revisiones médicas son en el grupo de 20 a 50 ños, en muchos casos por alteraciones menstruales. EL INFORMADOR / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (08/MAY/2017).- Ya que muchas de las patologías no presentan síntomas o pueden ser confundidas con un problema en el sistema digestivo, Naún Flores Chávez, responsable estatal del Programa de Cáncer en la Mujer de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), comentó que las mujeres deben acudir, por lo menos, una vez al año con su ginecólogo.

“Se aconseja que una vez al año, a partir de que se tenga la primera menstruación, se acuda al ginecólogo para descartar cualquier patología, porque no todas tienen síntomas. Ahí, lo más común es que se haga un ultrasonido para revisar todo el aparato reproductivo. Por ejemplo, las patologías del ovario no dan síntomas, es una de las desventajas que tenemos y sólo con un ecosonograma realizado cuando van a consulta, es como nos damos cuenta que hay un problema de ovario.”.

El médico dijo que la edad en donde más enfermedades ginecológicas se presentan es de los 20 a los 50 años y los síntomas más comunes son las alteraciones menstruales y dolor abdominal.

 “La etapa en donde las mujeres pueden presentar más patologías la edad reproductiva y lo más común son las infecciones, tumores benignos del útero, los quistes en los ovarios, los trastornos menstruales, el dolor pélvico e incontinencias urinarias”. Aunque asegura que la mayoría de los problemas que se presentan son benignos, pueden traer consecuencias más adelante, como las infecciones vaginales, que pueden pasar a todo el aparato reproductor.

“Hombres y mujeres pensamos que se nos va a quitar o nos automedicamos, pero lo que hacemos es que se haga crónica y que pase de la vagina al útero y del útero a las trompas de falopio y esto puede tener problemas como esterilidad”.

Tratarlas, dijo, es muy sencillo, basta con realizar un cultivo o examinar el flujo vaginal y los síntomas que se presentan: picor, ardor, dolor o mal olor; para que el ginecólogo recete un medicamento que ayude a erradicarlas.

Por otro lado, está el cáncer, que puede detectarse en etapas tempranas con algunos estudios ginecológicos. “El cáncer cervicouterino es muy lento, entonces tenemos tiempo de detectarlo con un papanicolau”. Flores Chávez invitó a las mujeres a no avergonzarse y, si es así, acudir a una ginecóloga. Ya que, el objetivo es tratar, a tiempo, cualquier tipo de patología.

LA CIFRA

5 de cada 100 mil mujeres en Jalisco mueren cada año por cáncer cervicouterino en Jalisco.

Temas

Lee También

Comentarios