Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Febrero 2018
Internacional | A las críticas se sumó hoy incluso la Casa Blanca.

Todos contra The New York Times por su artículo contra McCain

El diario The New York Times se vio hoy obligado a dar explicaciones en su página de Internet ante el aluvión de críticas a su artículo sobre relación McCain e Iseman

Por: EL INFORMADOR


WASHINGTON.- El diario The New York Times se vio hoy obligado a dar explicaciones en su página de Internet ante el aluvión de críticas a su artículo sobre los lazos inapropiados del aspirante presidencial republicano, John McCain y una cabildera.
A las críticas se sumó hoy incluso la Casa Blanca, que por boca de su portavoz Scott Stanzel acusó al "Times" -un periódico de tendencia liberal- de publicar sistemáticamente historias perjudiciales contra los candidatos republicanos en época electoral.
"Creo que mucha gente con experiencia en un par de campañas se ha tenido que hacer a la idea de que durante una campaña (...) The New York Times intenta tirar una bomba al candidato republicano. Es algo que los candidatos republicanos han tenido que sufrir antes y probablemente ocurra también en esta campaña", dijo Stanzel.
El artículo cita dos fuentes anónimas para asegurar que en 2000, durante la primera campaña presidencial de McCain -derrotado entonces en las primarias por George W. Bush-, sus asesores estuvieron muy preocupados por el alcance de la amistad del senador con la cabildera, Vicky Iseman, y la posibilidad de que hubiera un romance o una relación de tráfico de influencias.
El ataque contra McCain en este último ámbito es significativo por cuanto el senador ha forjado su figura pública como la de un luchador contra los intereses creados y las influencias indebidas.
Y llama la atención porque el diario decidió en enero respaldar la candidatura del político republicano a la presidencia.
En defensa de McCain acudieron los sectores más variados. En torno a él han hecho piña algunos de sus enemigos habituales, como los comentaristas conservadores que le critican casi diariamente pero que odian aún más al "Times" que a un senador que consideran demasiado "izquierdista".
Pero lo que sorprendió al diario es la reacción negativa entre sus propios lectores, que tienden a ser de corte liberal. Hoy admitió haber recibido más de 2.000 comentarios, "la mayoría criticando cómo lo hemos hecho", lo que les ha llevado a responder en su página de Internet a algunas de las denuncias.
El director ejecutivo del periódico, Bill Keller, aseguró que el reportaje pretendía poner de relieve cómo "este hombre que valora su honor por encima de todo y que aprecia la importancia de las apariencias también tiene un historial de ser a veces descuidado sobre lo que puede parecer inapropiado o sobre su reputación".
"Por eso su personal estaba tan alarmado por la apariencia de su relación con Iseman. Y eso nos pareció (y aún nos parece) que era algo que nuestros lectores querrían conocer sobre un hombre que aspira a ser presidente", agregó Keller.
Acerca del apoyo del periódico a la candidatura de McCain, el director de Política del diario, Richard Stevenson, puntualizó que se trató de una decisión de las páginas editoriales, que funcionan de manera aislada con respecto a la redacción informativa y "no nos consultaron sobre sus deliberaciones acerca del apoyo a los candidatos".
Algunas otras de las críticas van más allá de la historia puntual y se centran más en la teoría general del periodismo, como la legitimidad de usar fuentes anónimas.
El diario se defiende con el argumento de que, si no se garantiza el anonimato, mucha gente no querría hablar y el periodismo político acabaría convirtiéndose en una mera transcripción de ruedas de prensa.
Pero lo cierto es que algunas de estas críticas llueven ya sobre mojado en un diario que aún arrastra el golpe a su reputación que le supuso el admitir, en 2004, que en los meses previos al comienzo de la guerra en Irak publicó artículos "basados en revelaciones sin confirmar que, en muchos casos, eran las afirmaciones encubiertas por el anonimato de mucha gente con intereses creados".
Por su parte, el principal perjudicado, John McCain, que desmintió tajantemente la noticia, afirmó que ya dejó de preocuparle su repercusión.
"Eso ya se acabó. Quiero hablar de los desafíos que de verdad preocupan a los estadounidenses. No voy a hablar más de esto", atajó hoy.

EFE  17:31 22/02/08 ccms
 

Temas

Lee También

Comentarios