Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 20 de Agosto 2018
Internacional | Desde el inicio de la campaña, a sus seguidores les ha preocupado algún ataque al precandidato.

Temen por Obama

Obama ha contado con la protección de agentes del Servicio Secreto desde el 3 de mayo, fue el primero en recibirla

Por: EL INFORMADOR

Dallas.- Una preocupación en la mente de muchos simpatizantes del senador Barack Obama se repite en voz baja en conversaciones de estado en estado, de mitin en mitin. ¿Estará seguro?
En Colorado, dos hermanas dijeron que rezan diariamente por su seguridad. En Nuevo México, una joven señala que convenció a su madre de votar por Obama, incluso aunque su madre teme que ganar lo pondría en peligro. Y en un mitin aquí, una mujer expresó su inquietud de que un mensaje de esperanza y cambio, además de su raza, lo haga más vulnerable a la violencia.
“He obtenido la mejor protección del mundo”, dijo Obama, repitiendo la frase que dice a simpatizantes que le han manifestado su temor al respecto: “Dejen de preocuparse”.
Pero el recuerdo de la primavera de 1968, cuando el reverendo Martin Luther King Jr. y el senador Robert F. Kennedy fueron asesinados en un periodo de dos meses, los hace preocuparse más. Obama tenía entonces 6 años y como muchos de sus admiradores él sólo ha leído acerca de la violencia que traumatizó a la nación. Pero esos recuerdos son frecuentemente invocados por los votantes más viejos, que miran a su candidato con fascinación y aprehensión, conforme los demócratas se acercan a la elección de su nominado a la Presidencia.
Obama ha contado con la protección de agentes del Servicio Secreto desde el 3 de mayo, el primero en recibirla. (Cedió ante la insistencia del senador Richard J. Durbin, demócrata por Illinois. A medida que sus reuniones han crecido en tamaño, su seguridad ha aumentado, rivalizando con la que se da a un presidente.
Su esposa Michelle Obama mostró preocupación mucho antes de que él fuera electo al Senado. Hace tres años, ella dijo que sentiría pavor el día en que su marido recibiera la protección del Servicio Secreto, debido a significaría que habría amenazas más serias. Entre amigos y consejeros, el peligro es algo que Obama rara vez menciona.
“No es algo a lo que le dedico tiempo”, dijo Obama, a quien sus agentes le dieron el apodo de Renegado, para identificarlo rápidamente. “Tomé la decisión de entrar en esta carrera. Pienso que cualquiera que decide buscar la Presidencia sabe que hay algunos riesgos, como en todo”.
No hace mucho tiempo, sus consejeros temieron que algunos votantes negros no apoyaran su candidatura como una forma de protegerlo, pero Obama dijo que creía que eso expresaba un “temor del fracaso”.
Ahora que Obama ha ganado una serie de primarias y caucus al hilo en todos los rincones del país, y ha construido una coalición de votantes blancos y negros, el fracaso parecería menos probable. Los temores, sin embargo, permanecen.
El representante Bennie Thompson, demócrata por Mississippi y presidente del comité de Seguridad Nacional, expresó sus preocupaciones en una carta enviada en enero a funcionarios que supervisan el Servicio Secreto.
En esta campaña, Hillary Clinton ha tenido protección del Servicio Secreto desde el principio, debido a su condición de ex primera dama.
Antes de que Obama decidiera contender por la Presidencia, habló de la cuestión de su seguridad con su familia. Su campaña empleó a un equipo de guardias privados antes de que el senador quedara bajo la protección del Servicio Secreto. Desde entonces ha entablado amistad con los agentes que lo rodean, a quienes invitó a ver el Super Tazón en su casa, en Chicago.
Gerald Posner, autor de libros sobre los asesinatos del presidente Kennedy y el reverendo Luther King, dijo que no pensaba que Obama corriera más riesgo de sufrir un atentado que el presidente Bush, o que la propia Clinton. Según él, el miedo se relaciona más con el hecho de que es el primer candidato afroestadounidense en estar tan cerca de ganar la nominación presidencial del partido.
“La posibilidad de un asesinato de Barack nos asusta en un sentido diferente”, dijo Posner. “Él representa tantas esperanzas, tantos cambios. Y eso es exactamente lo que nos quitaron en la década de los 60”.

SUN 26-02-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios