Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Febrero 2019
Internacional | Los combates más graves tuvieron lugar en el distrito de Bannu

Mueren 41 insurgentes y un soldado en combates en el noroeste, según Ejército

El Ejército avisó de un bombardeo sobre un importante bastión talibán en áreas tribales

Por: EFE

ISLAMABAD, PAKISTÁN.- Al menos 41 supuestos insurgentes y un soldado han muerto en el noroeste paquistaní en las últimas 24 horas por acciones del Ejército, que anunció un bombardeo sobre un importante bastión talibán en áreas tribales, Waziristán del Sur.

Los combates más graves tuvieron lugar en el distrito de Bannu, situado en la Provincia de la Frontera Noroeste (NWFP), donde el Ejército conquistó varias áreas y el fuerte de Jani Khel después de acabar con las vidas de 35 insurgentes, según un comunicado.

"Por un período de tiempo, Jani Khel se había convertido en un refugio seguro para terroristas y criminales. Era usado como base para perpetrar actividades criminales y terroristas en otras zonas de la NWFP y otras provincias", aseguró la nota.

El Ejército también se hizo eco de distintos enfrentamientos y escaramuzas en otras áreas de la antigua división de Malakand, como el norteño valle de Swat y el distrito de Buner, lugar donde las tropas reivindicaron la toma del paso estratégico de Karakar.

Y reconoció, tal y como aseguraban distintos medios paquistaníes, que su aviación bombardeó hoy dos recintos "terroristas" en el área de Makeen, situada en Waziristán del Sur, en represalia por los dos ataques suicidas de ayer en Lahore (este) y Nowshera (noroeste).

"El número de víctimas (en el bombardeo) no pudo ser determinado", indicó el comunicado.

Los analistas especulan desde hace semanas con la posibilidad de que el Ejército inicie una operación militar en la demarcación, feudo del líder de los talibanes paquistaníes, Baitulá Mehsud, y refugio para otros fundamentalistas del grupo terrorista Al Qaeda.

Según la nota del Ejército, la aviación de Pakistán también bombardeó "varios lugares terroristas" del distrito tribal de Orakzai, entre ellos una escuela coránica, después de recibir informes del espionaje sobre su uso para acciones terroristas.

Unos mil 400 integristas y un centenar de soldados han perdido la vida sólo en Malakand desde el inicio de la ofensiva militar, contrarrestada por los insurgentes con una ola de atentados suicidas como el que ayer acabó con la vida de un clérigo moderado en Lahore.

El Ejército justificó de hecho sus ataques sobre Waziristán del Sur haciendo mención a la muerte del clérigo, Sarfraz Naimi, un veterano predicador opuesto a los talibanes y a favor de la operación militar, que será enterrado hoy.

Las ofensivas actuales del Ejército y otras llevadas a cabo en 2008 también en el noroeste del país han causado el éxodo de al menos 1,9 millones de civiles, según datos provisionales del Gobierno y de la ONU.

Temas

Lee También

Comentarios