Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017
Internacional | Argentina

Los Kirchner juegan su feudo en las elecciones

El ex presidente encabezará una lista legislativa para intentar revertir los sondeos adversos a la gestión de Cristina Fernández

BUENOS AIRES.- Las elecciones legislativas argentinas del 28 de junio, a punto de que se abra la campaña electoral, se anuncian como una pelea dura. No se trata sólo de conservar mayorías parlamentarias, sino que se han convertido en una lucha directa por el poder: se trata de quitarles, o pegarle una gran tajada, al poderío de los Kirchner en los dos años de presidencia que le quedan a Cristina Fernández, y de saber quién queda situado como posible alternativa en 2011.

Peronismo disidente, que podría caracterizarse, más o menos, como un centro-derecha; el radicalismo, que se identificaría con el centro-izquierda; y el kirchnerismo, el peronismo oficialista, que representa el matrimonio Néstor y Cristina Kirchner, y que tendría un difícil encaje ideológico, son las tres corrientes que compiten en estas elecciones.

Los comicios se van a desarrollar en un escenario en el que la gran mayoría cree, según el último sondeo de MRC Mori, que el segundo problema del país es la clase política (el número uno es la inseguridad) y en el que son muy pocos los políticos que llegan al aprobado: los Kirchner, por ejemplo, rondan 50% de imagen “mala o muy mala”.

Néstor Kirchner encabezará  la decisiva pelea por la provincia de Buenos Aires que se enfrentará a los disidentes Francisco de Narváez-Felipe Sola y los radicales Margarita Stolbizer-Ricardo Alfonsín.
El que más se juega es Kirchner, presidente del Partido Justicialista. Las encuestas indican que ha bajado en popularidad y que va a perder escaños y votos.

Lo que importa al ex presidente es la poderosa provincia de Buenos Aires. Ahí es, especialmente en el llamado “conurbano”, el doble cinturón empobrecido de la capital, donde el oficialismo se juega el resto.

La oposición parece decidida a dar la batalla en los temas económicos y de seguridad. Francisco de Narváez, que posee una gran fortuna (producto de la venta de una cadena familiar de supermercados), está seguro de que el aumento de la delincuencia es uno de los grandes asuntos en Buenos Aires y ha invertido una importante cantidad de dinero en anuncios publicitarios en televisión. Solá, a su lado, ofrece experiencia y dominio de una parte del aparato peronista, sin el que nadie cree en Argentina que se pueda gobernar.
Los radicales intentan recuperar la imagen del fallecido Raúl Alfonsín y su defensa del diálogo y las instituciones. El objetivo de todos ellos es el mismo una vez en el Parlamento: forzar a los Kirchner, a los que acusan de autoritarismo, a negociar la gobernación del país. (El País)

El ex mandatario argentino, Néstor Kirchner, de campaña en la provincia de Buenos Aires, un distrito electoral que puede definir la composición del Congreso en las elecciones del domingo 28 de junio.

Acuerdo Cívico y Social
La oposición impugnará la mayoría de las candidaturas


BUENOS AIRES.- El opositor Acuerdo Cívico y Social anunció que impugnará decenas de candidaturas del oficialismo peronista liderado por el ex presidente argentino Néstor Kirchner para las próximas elecciones legislativas porque los postulantes dijeron, de antemano, que no asumirán las bancas que obtengan.
La impugnación será presentada ante la justicia federal electoral “a primera hora del lunes” (por hoy), apunta en un comunicado la alianza opositora formada por la Unión Cívica Radical (UCR), la Coalición Cívica y socialistas.

La demanda judicial se centrará en la lista de candidatos del oficialista Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, que encabeza Kirchner, secundado por el gobernador provincial, Daniel Scioli, y con el jefe del gabinete de ministros, Sergio Massa, en cuarto lugar.
Pero, también involucra a las candidaturas de 45 alcaldes oficialistas de otros tantos distritos del populoso cordón que rodea a la capital argentina que se han postulado en la renovación de la legislatura de Buenos Aires y comunales.

Scioli, Massa y esos alcaldes han dicho que sus candidaturas son “testimoniales” en apoyo al modelo de gestión de la presidenta argentina, Cristina Fernández, la esposa y sucesora de Kirchner (2003-2007), quien impulsó esa estrategia electoralista para irritación de la oposición. (EFE)

El movimiento piquetero (desocupados) no constituye una fuerza política en sí mismo, pero son activistas que apoyan las medidas de Gobierno.

Temas

Lee También

Comentarios