Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 15 de Julio 2019
Internacional | Diálogo por la paz en Colombia

Las FARC evitan fijar plazos

''Timochenko'', insurgente que lidera las negociaciones, rechaza la posición señalada por el Gobierno de Juan Manuel Santos

Por: EL INFORMADOR

BOGOTÁ, COLOMBIA (20/SEP/2012).- El jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, “Timockenko”, rechazó que se ponga una fecha límite al diálogo de paz que iniciarán con el Gobierno el próximo mes.

En una entrevista que concedió al director del semanario Voz, Carlos Lozano, cuyos fragmentos fueron divulgados ayer, el guerrillero consideró que no debe existir ningún plazo para buscar un acuerdo con el Gobierno en la mesa de diálogo.

“Timockenko” aclaró que ni se concertó “poner fechas fatales, ni siquiera la palabra meses, así que lo expresado por el presidente (Juan Manuel Santos) nos indica lo difícil que va a ser este camino que emprendemos”.

El líder se refería al límite de seis u ocho meses que ha planteado Santos para que las negociaciones con ese grupo arrojen resultados que pongan fin a medio siglo de conflicto armado interno.

El Gobierno colombiano busca que los diálogos no se extiendan por tiempo ilimitado y que a instancias del proceso que se inicia el 8 de octubre próximo en Oslo, Noruega, se logre un acuerdo definitivo de paz.

“Se trata de una expectativa que él (el presidente) genera por su cuenta, en contravía de lo pactado en la letra y el espíritu del Encuentro Exploratorio”.

Con respecto al abandono de las armas, Londoño dijo que “carecería de sentido iniciar un proceso encaminado a lograr la terminación definitiva del conflicto, sin contemplar la dejación de armas como punto de llegada”.

Ese tema está incluido en la agenda que discutirán el Gobierno de Santos y las FARC en las conversaciones que tendrán a Cuba como sede permanente y a Chile y Venezuela, como acompañantes.

Muere guerrillero capturado en Venezuela

El guerrillero colombiano Freddy Rojas, alias “El Cojo”, detenido en Venezuela, murió por las heridas que recibió durante su captura, informó el ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón.

Rojas, integrante de las FARC, falleció horas después de resultar herido en un enfrentamiento con agentes venezolanos.

“Él venía siendo perseguido por la Policía Nacional y fue localizado en Venezuela. Allá enfrentó a las autoridades fue herido y horas después falleció”.

Rojas, quien se hospedaba en un hotel en el Estado de Zulia, era investigado por el fallido ataque que el grupo rebelde pretendía realizar en mayo pasado contra la sede de la Policía en Bogotá.

FRASE

"
No va a ser fácil, hacer la paz es difícil, por eso creo que hay que acompañar al presidente en este proceso "

Andrés Pastrana,
ex presidente de Colombia.

ANÁLISIS
¿La paz de Uribe?


Orestes E. Díaz Rodríguez

Una duda fundamental gira en torno al acercamiento entre gobierno y guerrilla: ¿Existen condiciones a favor de  un acuerdo de paz?

Las posibilidades descansan en las siguientes circunstancias:

El desarrollo de las negociaciones sin decretar un cese al fuego acorta los tiempos para llegar a acuerdos. A la guerrilla no le conviene que  la negociación se extienda más de lo prudencial, como aprovechó en el proceso de San Vicente del Caguán (1998-2002).  No cuenta en el terreno con un grupo importante de jefes que la representan en las conversaciones mientras el acoso bélico del adversario no disminuye.  Al gobierno, por otra parte, no lo ayuda que durante el proceso se produzcan acciones de alto impacto atribuibles a la insurgencia.

La guerrilla no se encuentra esta vez cobijada por el mito de la invencibilidad. Al contrario es altamente vulnerable.  Su jefe histórico falleció, mientras su sucesor fue abatido al igual que altos mandos claves. Diez años antes su fortaleza le permitía disputar al Estado colombiano las riendas del poder. Hoy, su alternativa a un acuerdo de paz es sencillamente la supervivencia como grupo irregular.

Gobierno y guerrilla estarían vivamente interesados en que no se produzca el retorno de un adversario formidable. El ex presidente Álvaro Uribe  y sus partidarios se han movilizado con vistas a descarrilar las negociaciones y evitar la reelección de Juan Manuel Santos en las elecciones de 2014. Si el plan de paz fracasa, como ocurrió bajo el mandato de Andrés Pastrana, brindaría una nueva oportunidad de fortalecimiento de la opción militar como  única vía de solución del dilatado conflicto. La línea que defiende Uribe tendría mejores opciones para el retorno. En los dos últimos años han sido reclamados por la justicia colaboradores cercanos a la gestión del ex mandatario. Santos y sus asesores pueden esperar similar tratamiento ante un eventual triunfo de un candidato uribista.

Entre tanto la guerrilla enfrentaría al mismo adversario que la hostigó de forma implacable durante ocho años disminuyéndole drásticamente su capacidad de maniobra. Indirectamente y contrario a sus propias expectativas, Uribe actúa como agente propulsor de las negociaciones en dirección hacia  el entendimiento. Similar rol jugó también en 2010 en el exitoso proceso de acercamiento entre Caracas y Bogotá. ¿Será nuevamente condición suficiente para que se repita el mismo resultado?

www.orestesenrique.wordpress.com

Temas

Lee También

Comentarios