Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Julio 2019
Internacional | Otras 46 personas fueron arrestadas

Arrestan a Fariñas por recordar al disidente Orlando Zapata

Simpatizantes del Gobierno de Raúl Castro agreden a quienes recuerdan el aniversario luctuoso del opositor

Por: EL INFORMADOR

Una de las Damas de Blanco muestra una fotografía del fallecido Orlando Zapata. REUTERS  /

Una de las Damas de Blanco muestra una fotografía del fallecido Orlando Zapata. REUTERS /

LA HABANA, CUBA (24/FEB/2011).- Una vez más la Policía cubana detuvo temporalmente al opositor Guillermo Fariñas. Esta vez fue junto a otros 46 disidentes, quienes conmemoraban el primer aniversario de la muerte del disidente Orlando Zapata.

“Dos oficiales lo detuvieron aquí en la casa, después que él subió a la azotea y habló contra el Gobierno y recordó a Zapata”, contó vía telefónica Alicia Hernández, madre de Fariñas, quien radica en Santa Clara, situada a 280 kilómetros al este de La Habana.
Tras el arresto, unas 40 personas llegaron en autobús y gritaron frente a la casa consignas a favor del Gobierno y contra la oposición durante hora y media, narró la mujer.

Fariñas, Premio Sajarov 2010 y quien un día después de que murió Zapata inició un ayuno que sostuvo por 135 días, se enfrentó verbalmente a policías que vigilaban su casa, lo que desató los sucesos.

En La Habana, partidarios de Raúl Castro mantuvieron durante más de cinco horas cercadas a 34 Damas de Blanco en la casa de Laura Pollán, la líder de ese grupo de esposas de presos políticos.

“¡Esta calle es de Fidel!” y “¡Pin pon fuera, abajo la gusanera (opositores)” eran algunas de las consignas que les gritaban.

Las mujeres, que fueron protegidas por una decena de agentes de la seguridad del Estado, respondían: “¡Zapata vive, asesinos!”
En los último días, el también disidente Elizardo Sánchez registró “al menos 46 detenciones arbitrarias temporales y medio centenar detenciones domiciliarias en toda la isla”.

En contraste, la madre de Zapata, Reina Tamayo, explicó por teléfono que, sin ser acosada por policías o partidarios del Gobierno, pudo visitar la tumba de su hijo en Banes, a 820 kilómetros al este de La Habana.

“Hemos podido ponerle flores a Zapata en el cementerio, sin contratiempos.  Las turbas (partidarios del Gobierno) que nos han molestado estos días, hoy se  escondieron”, dijo Tamayo, de 62 años, quien se hizo acompañar al cementerio de 12  familiares.

Zapata, un albañil de 42 años, murió el 23 de febrero de 2010 en un hospital de La Habana luego de 85 días de ayuno en prisión, en reclamo de  mejoras carcelarias.

La Habana recibió numerosas críticas internacionales y se comprometió a liberar a 52 de los 75 opositores al régimen, gracias a una mediación del cardenal católico Jaime Ortega.

De los 52 opositores, 40 ya fueron excarcelados y se exiliaron en España y de los 12 que rechazaron viajar a ese país, sólo faltan seis por liberar.

VE ONG poco avance en derechos humanos
Barack pide la liberación inmediata de los presos políticos

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reclamó la puesta en libertad “inmediata e incondicional” de todos los presos políticos en Cuba.

En un comunicado, el mandatario asegura que “Estados Unidos permanece inquebrantable en su compromiso para defender el derecho inalienable del pueblo cubano a disfrutar de las libertades que definen al Continente Americano”.

Obama recordó que la muerte de Orlando Zapata “galvanizó la atención mundial hacia el maltrato de aquellos detenidos injustamente por las autoridades cubanas por alzarse valientemente en defensa de los derechos del pueblo cubano”.

Recordó que la atención atraída por Zapata y por las manifestaciones pacíficas de las Damas de Blanco ayudó a poner en libertad a una serie de activistas bajo la mediación de la Iglesia Católica.

“Hoy, me uno al pueblo cubano para marcar este aniversario reclamando de nuevo la puesta en libertad inmediata e incondicional de todos los presos políticos en Cuba”.

Desde su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2009, Obama ha relajado las restricciones de viaje y el envío de remesas para los cubano-estadounidenses y para las visitas de carácter religioso o académico.

La organización Human Rights Watch también pidió a la isla “detener la ofensiva” contra los disidentes y liberarlos. “A un año de la muerte trágica de Zapata, esta última ola de arrestos  muestra que el Gobierno cubano sigue negando a sus ciudadanos los derechos  básicos de reunión y expresión”.

análisis
Leyendo en rojo


Orestes E. Díaz Rodríguez

Volvió a ser noticia el sepulturero de las expectativas de cambio. Un oficio contrapuesto con la imagen del indomable barbudo que un día bajó de las sierras con la ley de reforma agraria en una mano y un libro en la otra. ¿Hace cuánto tiempo carga el martirio de convertir la esperanza en resignación?

Veinte años antes, cuando la Unión Soviética y su bloque se desplomaron, la expectativa de cambios asomó en el horizonte isleño. Entonces lo vimos hacer malabares para fijar una lectura ilegítima: todo era producto de un golpe del espionaje adversario y de la traición.

Menudo rol al que insiste en nadar contracorriente. Enfermo y envejecido no tiene derecho al descanso. Con retórica enmohecida tiene que salir a defender el reino ante cada  suceso en parajes remotos.

Una semana atrás “endulzó” ante su auditorio interno los acontecimientos de Egipto. El mensaje fue que los eventos trataban de la caída de un mandatario corrupto, subordinado a Estados Unidos y amigo de Israel. No mencionó el autoritarismo, la represión, la censura y el hastío. Tampoco la falta de oportunidades, el vacío de la retórica oficial y el enquistamiento en el poder.

Pero la “jornada” es larga y el tren de la historia viaja exactamente en sentido opuesto. Esta semana tuvo que volver a retomar el enjundioso asunto ante los eventos en la “incombustible” Libia.

Nuevamente recargó el dardo de ponzoña. Los sucesos tratan de una aventura expansiva de la OTAN. Nada tiene que ver los 42 años en el poder de Gadhafi, el terror, la falta de libertades y la ausencia de una expectativa de vida digna. Imposible desconocer las sutilezas. La OTAN no es la Sociedad de Malta, tampoco la Cruz Roja.

Es una organización expansiva, que quizás vea con cierto beneplácito como la represión de Gadhafi crea una oportunidad dorada. Pero no hacer mención a los excesos del coronel o escudarse en la supuesta falta de información para no ofrecer detalles de la gigantesca represión no es sólo un ejercicio escolástico.

La absolución de la historia quizá llegue con la muerte. Pero hoy hace el ridículo, el esclavo del trabajo espurio.

Mtro. Orestes E. Díaz Rodríguez / UDG

www.orestesenrique.wordpress.com

Temas

Lee También

Comentarios