Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018
Entretenimiento | Las tres comparten su deseo de ser siempre niñas.

Serie: Los tapatíos pequeños. Si ellos pudieran cambiar algo, ¿qué sería?

Reservada y sonriente, esta pequeña de 10 años, amante del color azul, los parques y balnearios, dice que le gustaría inventar una fábrica que no contaminara mucho.

Por: EL INFORMADOR

Por: Gabriela Aguilar   Fotos: A.C.

Los tiempos cambian, las herramientas de entretenimiento también, pero la habilidad e imaginación de un niño nunca. Su mente no tiene límites para echar a volar... analiza, pregunta y sugiere, quizás algo irracional o difícil de hacer, pero aún así, la inocencia con que aporta sus ideas es simplemente única.

A disfrutar entonces de su día, su existencia y a reflexionar lo que ellos  -en su opinión- cambiarían de su entorno. Y no están tan errados.

El trío “M”aravilla

Son las hermanas Mayeli, Mayra y Melissa, dos son gemelas y todas comparten, además del lazo familiar, la letra con la que inicia su nombre. A simple vista parecen de la misma edad, pero conforme platican cada una deja entrever su personalidad.

Mayeli es tranquila, tierna y no lo piensa dos veces: ella quiere inventar un robot que limpie las calles “para que cuando llueva las basuras no se vayan a la alcantarilla”. A pesar de sus 10 años, con su voz delicada y pausada, dice que le quitaría la basura a los pastos.

Le gusta cantar y cuando se le pregunta por su canción favorita, empieza -sin pedírselo- a tararear una melodía del trío Belanova. Inspirada y con los ojos cerrados, “ti, tiri, ti... no sé como se llama la canción, pero me gusta”.

Interrumpe Mayra, la otra gemela, y con un poco de timidez dice que ella inventaría un camión que recogiera toda la basura, sin necesidad de barrer.

-¿Quién de las dos es la más traviesa?

Y similares a su naturaleza, las dos contestan al mismo tiempo: “Ella”.

-“Eres una copiona”, dice Mayra.

-“A mí me pasan más accidentes que a ella”, señala Mayeli.

Y la discusión termina con la llegada de Melissa, la hermana mayor, con un año de diferencia. “Yo inventaría más vigilancia, un superhéroe que vigilara la ciudad para que no pasara nada”.

Las tres comparten su deseo de ser siempre niñas. Melissa explica por qué: “No tendría que comprar juguetes ni calcetines para mis hijos y cuando eres grande nada más te dedicas a trabajar y a dormir”.

Sobre sus miedos, las gemelas se adelantan:

-“A los extraterrestres, que un día vengan y que te quieran llevar”, dice Mayeli. Burlándose de la respuesta de su hermana, Mayra comparte
–entre risas- que le tiene miedo “a una llamada perdida, como la película”.

“Sin contaminación,  por favor”

Reservada y sonriente, esta pequeña de 10 años, amante del color azul, los parques y balnearios, dice que le gustaría inventar una fábrica que no contaminara mucho y “que quitaran el Río Santiago porque he escuchado que contamina mucho, es lo que dicen en la televisión”.

Ileana observa a su hermano y dice que estaría bien tener un mundo más limpio, “sin contaminación, por favor”.

Néstor, por su parte, aporta al tema y cree que la contaminación destruye la capa de ozono; lo aprendió en la escuela, “por eso inventaría carros que no contaminaran”. Le gusta la playa, los parques y el zoológico.

Con siete años de edad y una gran chispa en los ojos, dice que Ileana lo regaña mucho. En cambio, él no hace lo mismo. Le gusta el futbol y su equipo favorito es el América. Su hermana inicia con la rechifla.

Ángel, el licenciado

Llegó a la entrevista vestido formalmente: pantalón café, camisa amarilla y corbata. Los demás niños le dicen “licenciado”. Está contento porque es el día de su cumpleaños. “¿Y la fiesta en dónde será?”, le preguntan unos.

“No, no me van hacer nada, y ya que están hablando de robots, yo inventaría uno, pero que me hiciera la tarea”.

Cuando se le pregunta sobre lo que le molesta de los adultos, contesta rápidamente: “Que regañen demasiado y no dejen ver la tele”.

Le gusta ir a Manzanillo y al Parque Colomos; tiene tres hermanos, “conmigo son cuatro y mi hermana que siempre me regaña tiene 15, pero yo también la regaño porque no me deja ver la tele, me jala de las orejas, me lleva a mi cuarto y me duerme”.

Temas

Lee También

Comentarios