Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Noviembre 2019
Entretenimiento | Juan Domingo Argüelles

No hay avance en la promoción de la lectura

Propuestas para conseguir que se lea en la escuela y después de ella

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Hace 30 años, López Portillo designó el 12 de noviembre como el Día Nacional del Libro en un afán por promover la lectura entre los mexicanos, con el establecimiento de distintos programas, manuales, fórmulas, recetas a través de las cuales se pretendía llegar al objetivo. Sin embargo, hoy el discurso permanece en la misma medida, sin que la situación haya mejorado de entonces a la fecha. Por eso es que Juan Domingo Argüelles, especialista -y apasionado- en temas de promoción del libro y la lectura, llega a esta FIL con una obra en la que pretende abrir un espacio para el diálogo, la crítica y -¿por qué no?- alguna propuesta que se pueda dar sobre la marcha.

Si bien el Antimanual para lectores y promotores del libro y la lectura (Océano) es su carta de presentación para algunos, para otros lo es su participación concreta en el marco de esta Feria con la conferencia "Leer y escribir en la escuela y después de ella", que impartirá este miércoles, a las 10:00 horas, en el Salón 4 de Expo Guadalajara, en el VI Encuentro de Promotores de Lectura.

Sobre el libro, señala que "viene a proponer un debate, una discusión sobre si lo que se está haciendo en ámbitos de lectura es realmente lo que debería o tendría que hacerse, o bien si deberíamos plantearnos una forma diferente, porque tenemos 30 años de programas y campañas de lectura y seguimos con el mismo discurso de siempre. Me parece que para que hayan pasado 30 años y se hayan hecho tantos programas, entonces lo que estamos viendo es que no hemos seguido mecanismos adecuados como para poder conseguir lectores".

Añade que debe partirse también de que sí hay lectores en México, como lo plantea en una anterior publicación, ¿Qué leen los que no leen? (2003), pero "no forman parte del canon lector, o sea, de la lectura de calidad como la llaman. De alguna u otra forma son lectores y su experiencia de lectura es válida".

A partir de esto, Juan Domingo Argüelles establece que el problema es que "no hemos sabido acercar a esa gente que tiene experiencias de lectura a otra lecturas y, obviamente, acabamos echándole la culpa a los lectores, cuando a lo mejor los que tenemos la culpa somos los que llevamos a cabo los proyectos, los programas de lectura y los que nos encargamos de promover la lectura".

El especialista atribuye a la escuela uno de los principales espacios para fomentar la no lectura, puesto que al platearla en los jóvenes como una obligación ésta pierde interés. Asimismo, pareciera que los educadores no han hecho una buena selección de obras, pues es cierto es que los clásicos son buenas experiencias, pero no para todas las edades.

"Lo más probable es que un libro clásico constituya incluso una experiencia aburrida o dolorosa para alguien que no tiene experiencia en leer. Con eso quiero decir que es más importarte las buenas lecturas que los buenos libros, y cuando digo buenas lecturas, me refiero a que todo libro puede consistir una buena lectura si para el que está iniciándose en la lectura es eso lo que precisamente quiere conocer, lo que quiere gozar. En cambio, si le imponemos un libro, por muy grandioso que sea, es bastante probable que ese adolescente quede curado para siempre acerca de la lectura y aborrezca esa experiencia que no le fue grata", reitera.
La conferencia de Juan Domingo Argüelles en torno a la promoción de la lectura es este miércoles, a las 10:00 horas, en el Salón 4.

Temas

Lee También

Comentarios