Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017
Entretenimiento | 'Lord of the Dance' regresa a Guadalajara con una coreografía más arriesgada

'Nada es imposible'

'Lord of the Dance' regresa a Guadalajara con un show atlético y una coreografía más arriesgada
Preparados. Los integrantes del espectáculo, emocionados previo a su llegada a nuestra ciudad. EL INFORMADOR / G. Gallo

Preparados. Los integrantes del espectáculo, emocionados previo a su llegada a nuestra ciudad. EL INFORMADOR / G. Gallo

GUADALAJARA, JALISCO (08/FEB/2017).- El espectáculo de danza irlandesa “Lord of the Dance” vuelve a Guadalajara, con un rostro renovado, según platicó en entrevista su bailarín principal, James Keegan. Nacido en Manchester, pero de padres irlandeses, Keegan comentó: “En 2014 Michael Flatley, el creador de este espectáculo, rediseñó el show… Es una continuación del original, una evolución de la danza irlandesa. Es más atlética, más difícil la coreografía. Son nuevos vestuarios, se actualizaron los números, hay nueva música, una pantalla de LED, otra iluminación. Toda la producción es nueva, sólo se mantuvieron unos números, el principal y algunos de los famosos que la gente reconocerá del original”.

Con giras alrededor del mundo, “Lord of the Dance” es también una gran familia: “Somos más de 40 personas, estamos muy cercanos en los viajes”, apunta el bailarín.

Pese a llevar más de diez años en la compañía, para James cada función es especial: “Siempre se refresca, cada interpretación es diferente, se mantiene emocionante”. La rutina en las giras involucra descubrir cada espacio nuevo donde se presentarán: “Temprano vamos al teatro para revisar el lugar: hacemos las marcas, porque cada escenario es diferente. Lo que montamos es lo mismo, pero cada espacio varía. Verificamos la simetría de los bailes, que todos sepan en qué espacio pararse. Toma un par de horas”.

Ya después de la emoción de la función, la vuelta al hotel implica un nuevo reto: “Uno trata de calmarse, pero es difícil: el cuerpo está cansado, pero los niveles de adrenalina son muy altos, es una explosión de emociones”. De las diferentes respuestas que reciben en el mundo, el artista dijo: “Por lo general es bueno, pero hay gente que es más reservada. Como en China, se nota que se divierten, pero son menos expresivos. O en Escandinavia, todos aplauden al unísono, es curioso”.

Cabe señalar que en marzo pasado Michael Flatley, fundador de “Lord of the Dance”, dejó los escenarios; pero sigue involucrado en la producción. Sobre esta despedida James platicó: “Es un perfeccionista: se retiró, pero no se aleja. Su frase favorita es ‘Nada es imposible’. Es una creencia, una mentalidad que trata de pasar a todos los bailarines, y lo hace. Si ve que no estamos al máximo nos exhorta a mejorar. Es duro, puede ser muy exigente, tiene que serlo de alguna manera: pero al mismo tiempo saca lo mejor de uno mismo, ir más allá y alcanzar nuevas cosas”.

Finalmente, James Keegan señala que para él, el baile irlandés significa todo: “Lo hago desde que me acuerdo, a los cuatro años. Recuerdo mi primera clase. Me ha dado todo: he viajado por el mundo, conocido a gente genial. Nada sería posible sin la danza… Nos sentimos orgullosos de ser embajadores, de representarlos y verlo crecer”.

Agregó en ese sentido que Luis Sánchez, originario de Jalisco, “estará con nosotros bailando en México”.

El final es poderoso

Para Katherine O’Donnell, quien lleva dos años como bailarina en “Lord of the Dance”, entrar en la compañía ha sido una grata experiencia: “He tenido grandes oportunidades, como bailar en el West End de Londres, o venir a México”. Katherine conoció “Lord of the Dance” desde pequeña: “Esperaba que cuando creciera siguiera el show y que pudiera tener la oportunidad de participar”. Ya como bailarina profesional, O’Donnell audicionó, con una respuesta afirmativa de la compañía.

Ya con dos años de gira, Katherine nos contó sobre su momento favorito en cada función: “Para mí es la reacción de la gente: del principio al final va creciendo, se meten al espectáculo. Por lo general terminamos con ovaciones de pie. Es gratificante que se diviertan tanto como nosotros lo hacemos al bailar”. Por su parte, Keegan nos contó de su sección favorita: “El momento va creciendo, es cierto. Hay un baile que comienza sin música, a capella: va creciendo en rapidez, termina con toda la música. Siempre hay una buena respuesta a eso. Como dice Katherine, al final es gratificante, es muy poderoso”.

LA FRASE

“No veo mi vida sin la danza irlandesa. Siempre lo he tenido conmigo, me ha dado grandes oportunidades. No todos tienen la suerte de vivir de esta carrera, somos afortunados”.

Katherine O’Donnell, bailarina

Temas

Lee También

Comentarios