Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018
Entretenimiento | se ha recuperado la pieza mas de 60 años después de su desaparición.

Museo recupera bronce millonario desaparecido en la Segunda Guerra Mundial

La estatua ecuestre del Duque Enrique Julio de Braunschweig está considerada como la obra mas importante del escultor holandés Adriaen de Vries

Por: EL INFORMADOR

BERLÍN.-  El Herzog Anton Ulrich Museum de Braunschweig, en el norteño estado de la Baja Sajonia, ha recuperado una valiosa figura de bronce desaparecida en la Segunda Guerra Mundial.

La estatua ecuestre del Duque Enrique Julio de Braunschweig (1564-1613) está considerada como la obra mas importante del escultor holandés Adriaen de Vries (1550-1626) y, pese a su reducido tamaño de 52 centímetros, su valor ha sido tasado entre 8 y 10 millones de euros (entre 12,5 y 15,6 millones de dólares).

"Esta fue la mayor pérdida del museo durante la Segunda Guerra Mundial", explicó hoy su director, Jochen Luckhardt, quien no quiso revelar como se ha recuperado la pieza mas de 60 años después de su desaparición, aunque aseguró que "no pagamos rescate alguno. La estatua simplemente nos ha sido entregada".

La pequeña estatua ecuestre perteneció probablemente al inventario del palacio de Schöningen, seguramente como parte de una lujosa fuente interior.

En ese palacio vivió retirada sus últimos años de vida Isabel de Dinamarca, viuda del Duque Enrique Julio, aunque tras su muerte la figura adornó sucesivamente los palacios de Wolfenbüttel y Salzdahlum, ambos en la Baja Sajonia.

La estatua ecuestre pasó a formar parte de los fondos del museo de Braunschweig ya en el siglo XVII y su desaparición o probable robo se produjo durante las labores de evacuación en la Segunda Guerra Mundial para poner a salvo de los bombardeos aliados las valiosas obras de arte.

La estatuilla de bronce lleva en su peana la firma de Adrian de Vries, uno de los mas destacados escultores europeos del siglo XVII, que se formó en Italia y trabajó, entre otros lugares, en Augsburgo, donde creo la conocida fuente de Hércules.

Otras obras destacadas del escultor holandés son la ricamente adornada pila bautismal de la iglesia de Bückeburg y un gran panteón en la capilla funeraria de Ernst von Schaumburg-Lippe en la localidad de Stadthagen.

EL INFORMADOR / MLOM / 07-04-08

Temas

Lee También

Comentarios