Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Enero 2019
Entretenimiento | Previo al día de estreno vivieron un 'descalabro' publicitario

Luis Estrada presenta 'La dictadura perfecta'

Poncho Herrera y Joaquín Cosío exploran la sátira política; previo al día de estreno vivieron un 'descalabro' publicitario

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (17/OCT/2014).- Carmelo Vargas (Damián Alcázar) va por la grande y estas intenciones se verán en la nueva cinta de Luis Estrada, “La dictadura perfecta”, que se estrenó ayer.

En este filme, Estrada revelará el linaje de Carmelo y presenta a su equipo de trabajo conformado, en parte, por Joaquín Cosío y Poncho Herrera; quienes juegan el rol de asesor de imagen y asesor político, respectivamente.

Para todos los amantes del cine de Estrada, “La dictadura…” les significará un viaje al pasado, pues a lo largo de la trama recordarán la historia de Juan Vargas, el alcalde corrupto que buscó una gubernatura en “La ley de Herodes”… Y es que de alguna manera, el cineasta conectó ambas historias para cerrar un ciclo profesional, pues nunca imaginó que su crítica al sistema político derivaría en una tetralogía que dio paso a “Un mundo maravilloso”, “El infierno” y ahora “La dictadura perfecta”.

Sin duda “La dictadura perfecta” es un filme que le hará levantar la ceja a más de uno y la polémica estará presente, para comenzar tuvieron que retirar la publicidad que se había colocado en diversas zonas del Distrito Federal.

En entrevista telefónica con personal de la casa productora Bandidos Film, responsable de la campaña promocional de la película, reconocieron que no contaban con los permisos para utilizar los logotipos oficiales de los partidos políticos, PAN, PRD y PRI: “Sólo tuvimos que quitar la publicidad en la que aparece la imagen de Carmelo Vargas, candidato presidencial de la película; el resto de la campaña no han tenido problemas”, aclaran.

Poncho Herrera indaga en el poder

En la película de “La dictadura perfecta”, Poncho encarna a “Carlos”, un hombre que trabaja en una televisora y le lleva la mercadotecnia política a un candidato postulante a la presidencia de México. Este personaje representó para el actor un reto, ya que encarnó a un hombre sediento de poder.

“Estoy muy contento por haber sido parte del proceso de trabajo de Luis Estrada, creo que no hay ningún actor en este país que no quiera trabajar con él. El flime es una radiografía muy cercana de lo que está pasando y de lo que puede pasar.  Y mi personaje, al igual que otros de los que están en las cintas de Luis, está  tratando de escalar en esta pirámide de poder y está tratando de posicionarse a donde muy pocos llegan y que cuando llegan no se quieren mover de ahí”. Poncho califica de enriquecedor el trabajo histriónico que compartió con sus compañeros de plató como Oswaldo Benavides, Silvia Navarro, Damián Alcázar y Flavio Medina; además, destaca que como actor él estaba buscado personajes muy distintos a lo que ha hecho en 12 años de carrera, desde que se dio a conocer en telenovelas y formó parte del grupo musical RBD.

“Ya estoy un poco más viejo y uno empieza  a buscar otro tipo de cosas y otro tipo de proyectos, y de alguna forma me es grato formar parte de cosas que tienen algo que decir y que desde mi trinchera aporto algo”.

Joaquín, alejado de “El Cochiloco”

Cosío es un gran amigo de Luis Estrada, con el director exploró la fama de su personaje “El Cochiloco” en la cinta “El Infierno”; sin embargo, con “La dictadura perfecta” se inmiscuye en la personalidad de un diputado ambicioso que no tiene nada que ver con su anterior papel.

“Cuando hice a ‘El Cochiloco’ yo no pensé que se fuera a quedar en el imaginario de la gente, yo hago mis personajes en la medida de mis posibilidades, éstos ya están escritos en un guión y uno los va haciendo conforme pueda. El destino de los personajes no lo conozco, yo no estoy esperando que este diputado 'Morales'  (al que ahora da vida) tenga los alcances de ´El Cochiloco’”.

El actor ahonda en que este diputado que interpreta en “La dictadura perfecta” es menos carismático; sin embargo, destaca que su deber como histrión es colaborar con la historia y que el personaje sea verosímil. Y en ese reto de interpretarlo tuvo que trabajar con su gestualidad. “Soy robusto, de rostro expresivo y duro y el  diputado ‘Morales’ es delicado, un poco más frágil; además, es una persona suave y eso significó confrontarme con mis propis recursos”.

En un futuro


Alfonso Herrera actualmente está trabajando en una serie de televisión para Netflix llamada “Sense8” y de noviembre a marzo grabará otra serie de televisión con Sony llamada “El Dandy Bracho”; a la par de su trabajo en los estudios de grabación, es fiel activista de Greenpeace.

Por su parte, Joaquín Cosío está a la espera de los estrenos de las cintas “Las Aparicio” con Ana de la Reguera, “Jirón de niebla” y “Don’t Mess with Texas” al lado de Sofía Vergara.

Temas

Lee También

Comentarios